La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, renuncia al máster de la Universidad Rey Juan Carlos y pide disculpas en una carta dirigida al rector en la que le recuerda que cumplió todo lo que le pidió la Universidad y todo lo que exigía la ley. Que nada de lo que ha hecho es ilegal y que, si ha habido irregularidades lo han sido de tipo “administrativo” en su universidad.

La presidenta madrileña asegura en este documento que “todos y cada uno de estos documentos están expedidos por las autoridades académicas competentes y los mismos acreditan dos cosas: en primer lugar, que yo no he cometido ninguna ilegalidad y en segundo lugar, que he cumplido los requisitos que la Universidad me puso para conseguir dicho título”.

Cifuentes añade que confía en la Justicia para aclarar todo. “Me incorpore al máster porque inicialmente me encontraba en condiciones de cursarlo con plena dedicación, circunstancia que se vio alterada por mi nombramiento como delegada del Gobierno en Madrid, pudiendo continuar con el mismo al facilitar la universidad que prosiguiera los estudios, en unas condiciones flexibles para una persona que como yo”, explica.

El PP marca un paréntesis a la espera del fin de la investigación

El PP ha declarado que no tomará ninguna decisión sobre el futuro de la presidenta hasta que concluyan las dos investigaciones abiertas sobre el escándalo: la de la Universidad Rey Juan Carlos y la judicial.

El vicesecretario de Sectorial del partido, Javier Maroto, reiteró la necesidad de que se aplique “un mismo rasero para todo el mundo”, y que no solo se apunte a Cifuentes cuando dirigentes de otros partidos han admitido “sin sonrojo” que han falsificado sus currrículum.

En este sentido afirmó que “todo el que mienta y robe”, sea del partido que sea, incluido el suyo, se tiene que ir, además de insistir en que “lo relevante” en el caso de Cifuentes es que hay dos líneas de investigación que están “inconclusas” y hay que esperar a conocerlas.

El caso Cifuentes traspasa fronteras

The Guardian, The Times y Le Figaro destacan entre los medios extranjeros que han dedicado titulares al caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid

La polémica que ha seguido en las últimas tres semanas a la dirigente madrileña de los populares ha saltado a la prensa extranjera.

Este miércoles, The Guardian ha replicado la información de eldiario.es que asegura que las falsificaciones alcanzan también a otros políticos del PP. El medio británico destaca que tanto Cifuentes como Pablo Casado se enfrentan a peticiones de dimisión por haber obtenido sus títulos “sin asistir a clases y sin presentar su trabajo fin de máster”.

Por su parte, el también diario británico The Times titulaba que la polémica por los títulos falsificados “avergüenza” a Rajoy. El corresponsal Graham Keeley subrayó, al inicio del texto, que la presidenta de la Comunidad de Madrid se enfrenta a una investigación criminal tras las acusaciones de haber falsificado documentos oficiales para conseguir su título de máster.

Las peticiones de dimisión de ambos políticos del PP han llegado también a The Irish Times y a Francia, donde Le Figaro se sobresaltó con el revuelo desde la semana pasada. El corresponsal del rotativo, Mathieu de Taillac, publicó una columna en la que destacaba las “falsas notas” de Cifuentes.

La polémica que levanta sospechas

La polémica por el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid ha destapado los casos de otros políticos que supuestamente habrían falseado también sus currículums y que les ha obligado ahora a modificarlos.

Un medio nacional explicaba que la Universidad Rey Juan Carlos investigaba el posgrado del vicesecretario del PP, Pablo Casado. Sin embargo, el diputado salió airoso de la polémica mostrando una imagen de su perfil en la intranet de la universidad en la que figuraban u licenciatura en Administración y Dirección de Empresas y el citado Máster.

Pero no ha quedado aquí. En el Partido Popular ha afectado también a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien supuestamente ha modificado su currículum. Según una comparación realizada por el medio ‘El Confidencial’, la ficha de la web del Congreso de Ana Pastor afirmaba que cursó un Máster en Administración de Empresas (MBA), sin embargo, este título ha desaparecido en su ficha de la actual legislatura, aunque continúa figurando en la página web del PP.

Dentro del PSOE de la Comunidad de Madrid, el portavoz adjunto del Grupo Socialista en la Asamblea, José Manuel Franco reconocía que durante “unos años” hubo una “irregularidad” en su currículum, donde aparecía como licenciado en Matemáticas pese a no haber obtenido el título.

También el actual diputado de Ciudadanos Toni Cantó aseguró ser pedagogo en su biografía de la legislatura anterior. Sin embargo, esta información ha desaparecido de su currículum actual.

En Podemos también han llegado los casos de falseo de currículum. Es el caso del diputado de En Marea y Secretario de Organización de Podemos Galicia, Juan Merlo, en cuyo currículum figuraba que era ingeniero naval. Merlo asumía el “error” de que se incluyese de esa manera en su formación algo que, se hizo con su “connivencia” pero no con la intención de engañar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *