Tras la vorágine provocada por las pasadas elecciones generales, se aproximan otras. El próximo 26 de mayo los españoles estamos convocados a las urnas para elegir a nuestros representantes en las elecciones municipales, europeas y autonómicas.

En estos comicios los principales protagonistas van a ser, sin duda, los principales candidatos a la alcaldía de ciudades como Madrid o Barcelona, pero no son los únicos.

Uno de esos candidatos es David Simon Rosel. Tiene, 22 años y trabaja desde los 16 años en el negocio familiar. Por si fuera poco estudia Derecho y Economía en la Universidad de Barcelona (UB) aunque previamente estudió enfermería durante 2 años. Se define agnóstico, animalista y con gran conciencia social, David se crió en una familia de payeses del Prat de Llobregat. Y, además, es el candidato más joven para las elecciones municipales en España por una ciudad grande, concretamente desde El Prat de Llobregat (Barcelona) por la candidatura de Estem Centrats.

¿Por qué un estudiante decide meterse en política?

Cuando llevas toda la vida viendo a tu pueblo llega un momento en el que no lo reconoces. Y es lo que me ha pasado a mí. Veo un pueblo sucio, veo que la inseguridad ha vuelto donde Iniciativa Per Catalunya se ha acomodado en el poder. Tras cuarenta años se les ha acabado el tiempo. Hay que transformar y mejorar El Prat más allá de una ciudad dormitorio, donde se incentive el ocio y el pequeño negocio.




¿Cómo es el momento de decir que te presentas a la alcaldía?

Hace tiempo que me lo planteaba. Ya había hablado con varios candidatos y les había mostrado mi disposición a presentarme. Mi primera idea era hacerlo mediante agrupación electoral, era un proceso farragoso ya que había que recoger 1.500 firmas y Estem Centrats. Les conté que mi idea era un proyecto transversal donde toda la ciudadanía tenía cabida, sin diferencias ideológicas. Quería un proyecto de gente con ganas de trabajar, sin importar sus ideas para transformar El Prat. Y es lo que hemos conseguido.

Tenemos un programa por y para El Prat, y todo con personas de la ciudad, cosa que no todas las formaciones han hecho. Hay ganas de que El Prat cambie después de los cuarenta años de iniciativa.

Entonces, ¿Cómo funciona la candidatura?

La candidatura consiste en gente cuya única prioridad es cambiar el pueblo. Algunos serán más de izquierdas, otros de derechas, otros independentistas y otros no lo serán, pero a todos los une el cambio. Estamos todos dentro y no se excluye a nadie. Todo el mundo que nos ha venido a preguntar, le hemos contado y ha tenido su espacio. La idea es hacer del pueblo un lugar mejor.

¿No crees que esto es complicado con tantas ideologías?

Para nada, la gente de El Prat sabe lo que este necesita. Es cierto que poner de acuerdo a treinta personas es difícil, pero hemos sido capaces de priorizar aquellas cosas que necesita nuestro pueblo. Por ejemplo, El Prat necesita regular el precio del alquiler. Es un pueblo obrero y sus habitantes no merecen pagar hasta novecientos euros cuando la renta media son 12.000 euros. Los jóvenes como nosotros no podemos pagar ese precio abusivo.

Otra de las medidas que proponemos es el cambio del impuesto de la recogida de residuos. Nuestra idea es que en vez de pagar por el metro cuadrado del local, se pague por la actividad del comercio. No produce el mismo residuo una mercería que una chatarrería. Hay que abogar por la progresividad de los impuestos.

La candidatura consiste en gente cuya única prioridad es cambiar el pueblo.

¿Qué aportas como joven a la candidatura?

Creo que tengo la visión de lo que es no poder pagar un alquiler por el precio tan alto, la visión de no poder salir el fin de semana porque el Ayuntamiento ha priorizado la ciudad dormitorio y no el ocio. Como joven puedo dar la frescura que necesita una candidatura transversal como esta porque nunca he estado en ninguna lista de ningún partido político, aunque sí he pertenecido porque creo que la política es algo vocacional.

¿De qué forma te estás preparando?

Lo primero que hice es ver todos los planes que está desarrollando el Ayuntamiento, miré todos los presupuestos y ver de qué forma podemos hacerlo mejorarlo y hacerlo mucho más eficiente. Por ejemplo, casi la mitad de las plazas de policía local están vigentes. En un pueblo donde la inseguridad aumenta cada vez más no puede ser que haya plazas libres.

También me rodeo de gente muy preparada en la candidatura. Por ejemplo, tenemos a un ex abogado de Aena en nuestras listas. El Prat al estar pegado al aeropuerto necesita ir muy de puntillas porque hay una parte que pertenece a Aena. Una de nuestras medidas en el programa es recuperar la zona del campo de golf antiguo para tener una nueva zona de ocio, que podemos negociar con Aena con este fichaje.

¿Cómo vas a combinar tus estudios con la política?

Actualmente estoy trabajando y estudiando dos carreras, y no me supone ningún problema. Si alguien se piensa que no lo puedo compaginar es que no me conoce.

Si un adversario me llama y me dice que hablemos y pactemos, no le puedo decir que no porque, al igual que yo, busca lo mejor para la gente de El Prat.

Pero si llegas a alcalde el tiempo dedicado al estudio es mucho menor.

Si llego a alcalde bajaría el nivel de exigencia de mis estudios y cursaría menos asignaturas, me dedicaría a mi pueblo al igual que haré si no soy elegido alcalde. Con mi vida seguiría igual, pero con otra responsabilidad, trabajar por los pratenses.

¿Crees que al ser un partido transversal te puede beneficiar de cara a tus adversarios políticos?

Yo creo que sí porque todo el mundo tiene cabida. No tenemos líneas rojas en mi proyecto. Si un adversario me llama y me dice que hablemos y pactemos, no le puedo decir que no porque, al igual que yo, busca lo mejor para la gente de El Prat.

Por ejemplo, mi adversario más directo es El Prat en Comú. No les voy a echar tierra por encima en su proyecto porque hacen cosas positivas por el pueblo. Poner líneas rojas no va conmigo.

¿Con quién tienes más afinidad política?

Yo me he reunido con todos los candidatos, pero creo destacaría la ayuda que me han prestado los candidatos del PSC y de Ciutadans. Puedo ser o no ser cercano a ellos, pero les agradezco su apoyo y que cuando he necesitado algo he estado allí.

Por ejemplo, otras candidaturas como Somos Prat me descartaban por mis ideas. Descartar a un proyecto como este por las ideas de un candidato es que no tienes ganas de hacer política. En mi candidatura hay gente de todas las candidaturas menos de Vox. Si no quieren hablar con un proyecto así, poca política quieren hacer.

¿Cuáles son tus impresiones de cara a las elecciones?

Yo veo a la gente animada, me vaya a votar o no. En Cataluña, por suerte, la participación es muy relevante. Creo que podemos llegar al Ayuntamiento, sino no me hubiese presentado. Nos presentamos trece candidaturas y creo que la gente va a saber priorizar a la gente que busca hacer cosas por ellos y no a los que buscan el sillón de siempre. Y es algo que yo no busco, yo tengo mis estudios y mi trabajo y hago esto por mis vecinos.

Yo le diría a la gente que vote lo que realmente cree que le va a representar, sin votos útiles ni nada. Que voten a quién va a hacer mejor su trabajo. Hay que votar lo que te representa, salga o no salga.

1 pensamiento sobre “David Simón, el candidato a la alcaldía más joven de España

  1. Interesante entrevista. También puedes entrevistar a Julen Sesma Redondo, el candidato a la
    Alcaldía de Pamplona por Centristas de Navarra y que es el candidato más joven de España. 22 años y de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *