Durante la pasada semana y, en algunas comunidades, también durante la presente, se han celebrado las pruebas de acceso a la universidad, conocidas como Selectividad. Dependiendo de la comunidad en la que se realice, el examen, tiene lugar en distintas fechas y estará elaborado por una u otra universidad y por lo tanto no en toda España se realiza la misma prueba.De aquí provienen las quejas de la mayoría de los estudiantes españoles, puesto que en algunas comunidades se estudia mucho más temario que en otras, aumentando la dificultad de la evaluación.

Con la entrada en vigor en el año 2014 de la Ley Orgánica 8/2013, también conocida como LOMCE (Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa), se modificaba no solo el formato de las pruebas, sino también el contenido de estas, pero cada universidad es libre de elegir de qué temas se examinarán los estudiantes de la comunidad en cuestión.

Un ejemplo claro se obtiene al comparar la extensión del temario que deben aprender los alumnos asturianos respecto a los canarios en la asignatura de Historia de España: en Asturias deben saberse 93 estándares o epígrafes frente a los 27 evaluados en Canarias. Esto deja en una evidente desventaja a los primeros que no solo deben dedicar más tiempo a preparar la asignatura en cuestión, sino que también restan ese tiempo al estudio de otras materias, obteniendo peores resultados en esa y el resto de las asignaturas evaluadas.

También los alumnos valencianos se quejaban de la dificultad y extensión del examen de Matemáticas, de la edición de la Selectividad de este año, y declaraban que esto les perjudicaría gravemente a ellos respecto a los estudiantes de otras regiones porque les bajaría su nota final.

Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid

Pero donde más claro se hace este problema de diferencia de exámenes y de contenidos es en las notas de acceso a la universidad. En el caso de que dos estudiantes de distintas comunidades quieran obtener plaza en la misma universidad, su orden de acceso dependerá de la nota obtenida en selectividad, de forma que es probable que el que ha tenido una prueba con menor temario tenga una nota más elevada que el otro, lo que implica que tenga mayor probabilidad de acceso que el segundo estudiante.

Otro punto que se debe recordar es que no los estudiantes de una comunidad tienen preferencia respecto a los de otras a la hora de acceder a las universidades de esa zona: por ejemplo, un alumno madrileño que quiera estudiar medicina en la Universidad Complutense y que haya realizado todos sus estudios y la prueba de selectividad en Madrid, si ha obtenido una nota inferior a un estudiante valenciano que quiera cursar los mismos estudios en la misma universidad, no puede ser admitido por delante del último.

Una posible solución que se podría aplicar es que la prueba la estableciera el estado como ya se hace en países como Australia, en el que todos los estudiantes realizan el mismo examen de forma simultánea, o en China con el estricto Gaokao, por ello, el pasado jueves se llevó a cabo en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley con la que reclamaban la implantación de una Selectividad única para toda España.

Una curiosidad: ¿Por qué EBAU, EvAU o ABAU?

Con el cambio de ley, el nombre que recibe la prueba depende de la universidad organizadora de esta, de forma que recibe los siguientes nombres en los distintos puntos del territorio español:

EBAU: Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad; además de ser el nombre que se recoge oficialmente a nivel de Estado, es el empleado en el Principado de Asturias, Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Extremadura, Murcia y Canarias.

EvAU/EVAU: Tanto el acrónimo como la sigla provienen de Evaluación para el Acceso a la Universidad, y se emplean en Navarra, Aragón, Madrid y Castilla La Mancha.

ABAU: Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade; es el nombre que recibe en Galicia, ya que en esta comunidad emplean su lengua cooficial para denominar a estas pruebas.

EAU: También significa Evaluación para el Acceso a la Universidad, solo que en este caso se le quita una letra a sus siglas y es la palabra que utilizan en la Universidad del País Vasco.

PAU: o si se prefiere, Proves d’Accés a la Universitat, como se llaman en Cataluña y la Comunidad Valenciana donde, al igual que Galicia, aplican su lengua cooficial.

PEvAU: los andaluces van un paso más allá y juntan el antiguo nombre que recibía la prueba (PAU) con el actual (EvAU) dando origen a la Prueba de Evaluación para el Acceso a la Universidad. Además es también el que se aplica en las dos ciudades autónomas españolas, Ceuta y Melilla, que dependen de la comunidad andaluza para la realización de los exámenes.

1 pensamiento sobre “EBAU o EvAU : es lo mismo, pero ¿tiene para todos los mismos contenidos y dificultad?

  1. Este es un tema controvertido por el que se puede abrir debate. A nivel práctico, resultaría imposible realizar la misma prueba en todas las comunidades autónomas, pues la ley educativa traslada las competencias a cada una de las comunidades y, por lo tanto, se estudian contenidos parecidos pero distintos. Aunque se realizara un mismo examen de asignaturas comunes como lengua, historia o filosofía, las comunidades con lenguas propias tendrían que realizar otras pruebas de gallego, euskera o vasco, lo que supondría también una desventaja para unos y otros. Aunque se habla mucho del nivel de exigencia de cada una de las pruebas de acceso a la universidad, no se habla tanto de la desigualdad de recursos que existe en los distintos territorios en el ámbito de la educación. Las comunidades que teóricamente realizan exámenes más fáciles, Canarias y Andalucía, también son las que menos dinero reciben y las que más carencias presentan. ¿Por qué nos preocupa más el acceso a la universidad que está cuestión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *