vía Pixabay

 

Según un estudio de 2016 de la Sociedad Española de Cardiología, casi el 40% de los españoles tenemos sobrepeso. Esta cifra llama mucho la atención, y preocupa. Sólo el 60% de la población es sana respecto a su peso. De este porcentaje, no todos gozamos de salud física; simplemente, no tenemos sobrepeso. De el porcentaje de personas con sobrepeso, el 21’6% padece obesidad.

Si nos asomamos al futuro, los datos se hacen más preocupantes. Según la Sociedad Española de Cardiología, que hemos enunciado anteriormente, tendremos mucho más sobrepeso en 2030; sobre todo, los hombres. El estudio asegura que la tendencia está en línea con Europa. No es que sirva de consuelo, pero formamos parte de una evolución general hacia el sobrepeso.

Según la Sociedad Española de Cardiología, casi el 40% de los españoles tenemos sobrepeso

Nos alimentamos mal

La SEC culpa principalmente a la alimentación como causante del aumento del sobrepeso. Se propone una dieta más equilibrada y se acusa a la bajada del consumo de frutas y verduras. El análisis de la SEC también apunta a la vida sedentaria que tenemos hoy en día. El problema de todo ello es el siguiente: nos alimentamos mal a sabiendas, y somos sedentarios en la época más fácil para no serlos.

Respecto a la alimentación, una simple búsqueda en Internet nos puede proporcionar directrices sencillas sobre qué es bueno comer, y qué debemos evitar. Iniciativas que van más allá de una búsqueda en Google como sinAzúcar.org nos muestran con precisión que llevan esos alimentos que tanto vemos en el supermercado, y que tanto consumimos.

Con ello, es fácil darse cuenta de adónde queremos llegar: si alguien no se alimenta de forma saludable es porque no le apetece, así de simple. Hoy en día, tenemos todas las facilidades posibles para tener en nuestro teléfono móvil una lista completa de alimentos que nos puedan ayudar a controlar nuestro peso. Recetas, recomendaciones para cenar, artículos científicos sobre hábitos alimenticios…

sinAzúcar.org nos muestra la cantidad real de azúcar que contienen alimentos de uso diario

Preferimos lo instantáneo

Si buscamos en Youtube vídeos sobre cómo adelgazar rápidamente, es raro que alguno baje del medio millón de visitas. éste, por ejemplo, goza de 14 millones de visualizaciones. Queremos adelgazar, pero no siguiendo un proceso lento que afiance nuestros pasos hacia una vida más sana, sino rápidamente y con el mínimo esfuerzo.

En el anuario de la SEC comprobamos que la obesidad y el sobrepeso pueden acarrear problemas graves de salud. Hablamos de riesgos cardiovasculares, principalmente. La sobreinformación que tenemos sobre el tema llega a niveles tan exagerados que podemos acceder, fácilmente, a un artículo científico que nos explica todo lo que debemos saber sobre la obesidad mórbida, y qué hacer si la padecemos.

 

vía Pixabay

 

Los gimnasios triunfan

Si somos más «puros» y preferimos entrenar en un gimnasio, tenemos más opciones que nunca. La llegada de los «low cost» del entrenamiento en España han generalizado los gimnasios. Y es que hay ya casi cinco millones de españoles apuntados en gimnasios, según el estudio de mercado de 2015 de Deloitte. Es curioso, pues los datos de sobrepeso aumentan junto con las inscripciones a gimnasios.

Y eso que, si revisamos Instagram, todo parece indicar que son muchos los que se ejercitan en el gimnasio. En una entrevista al diario El Mundo, el psicólogo José Elías atribuye este comportamiento a la «necesidad de aprobación social». El entrevistado explica que nuestra obsesividad por el «postureo» en el gimnasio se debe a que queremos mostrar «roles sociales» que no tenemos. ¿El objetivo? Demostrar a los demás que somos felices, aunque no sea verdad.

Los últimos datos indican que 4’9 millones de españoles están apuntados en gimnasios

Somos débiles

Según la OMS, el 50% de las personas que comienzan una actividad deportiva lo dejan antes de los seis meses. Sólo el 10% está pensando en hacer ejercicio en el próximo año. Ahora, estamos hablando de datos mundiales porque analizamos un comportamiento humano general, no sólo de los españoles, y es que somos débiles de mente.

Padecemos sobrepeso y colmamos de visitas los vídeos que nos prometen dietas fáciles y rápidas. También compramos en masa libros de autoayuda sobre cómo vernos atractivos en poco tiempo. Del mismo modo, nos apuntamos rápidamente al gimnasio y no nos cuesta mucho dejarlo. La sensación general es que somo débiles e incapaces de esforzarnos si quiera por estar sanos.

 

vía Pixabay

 

Seamos optimistas

A pesar de que la predicción de la Sociedad Española de Cardiología vea un futuro negro en 2030 (80% de los adultos varones tendrán sobrepeso), siempre tenemos la posibilidad de romper la estadística. Estamos a tiempo de cambiar nuestros hábitos alimenticios. Hay centenares de artículos que recogen comidas saludables, ideas de recetas y hábitos de fuentes expertas. Fíjense en que, en todo momento, estamos proponiendo el camino fácil y sencillo para ser sanos.

Además, si necesitamos una rutina de ejercicios, podemos tenerla en el móvil en un par de búsquedas. Ir a correr es más entretenido que nunca con aplicaciones de música en streaming. Podemos hacer ejercicio en casa, apuntarnos a gimnasios (están en alza), practicar un deporte que nos apasione… las posibilidades son infinitas. Tenemos los medios, sólo falta el esfuerzo y la constancia. Eso sí, si fracasamos, no tendremos excusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *