¿Futuro laboral? ¿En España?: Entrevista a David Villafranca

Todos hemos escuchado o leído alguna vez en los diferentes medios de comunicación que la emigración de cada vez un mayor número de jóvenes españoles por una cuesstión laboral es una realidad. Estudiar una carrera y obtener el título correspondiente ya no es garantía de acabar trabajando en lo que deseas. Hoy, aprovechamos para conocer mejor un caso de un joven que se marchó a Los Ángeles. David Villafranca, periodista de una de las Agencias más importantes de noticias, la Agencia EFE y que lleva trabajando como corresponsal dos años y medio.

La emigración por tema laboral es una realidad. Pero en este caso, ¿Qué es lo que te llevó a empezar un nuevo capítulo en Los Ángeles?

En 2015 tenía un contrato por un año como redactor en Madrid en la sección de Economía de EFE gracias al programa Primer Empleo de la APM. Dado que estaba contento con mi trabajo en EFE pero era imposible quedarme en España porque no había plazas disponibles en la agencia, pensé en irme al extranjero como corresponsal. Dicho de otra manera, no tenía oportunidades de seguir en EFE en España ni muchas expectativas de encontrar trabajo en otros medios. Afortunadamente se abrió una plaza de EFE en Los Ángeles, me presenté a las pruebas y tuve la suerte de que me la concedieran.

Seguramente antes de embarcar en este viaje, tendrías muchos pensamientos ¿Cuáles eran tus expectativas al llegar a otro país?

Antes de mudarme a Los Ángeles ya había vivido en el extranjero en Estocolmo y Ciudad de México como estudiante de intercambio. Eso hizo que llegar a otro país no fuera algo nuevo para mí. Obviamente, la experiencia como estudiante de Erasmus no tiene nada que ver con el momento en el que te mudas a otro país para trabajar, pero al llegar a Los Ángeles conté con la enorme ventaja de que ahí vivía una de mis mejores amigas de la universidad en Madrid. Ella me ayudó con el aterrizaje, con los primeros pasos en la ciudad y con todo lo necesario para que mi llegada fuera de lo más tranquila. Además, a partir de ella fui conociendo a mis primeros amigos y fui formando mi círculo en Los Ángeles. Tras dos años y medio sí puedo decir que he encontrado mi sitio aquí y, a veces, incluso me sorprendo a mí mismo cuando hablo de Los Ángeles como mi hogar

Una vez llegaste allí y vistes cuál era la situación y la gente de los Ángeles ¿Cuáles fueron las realidades con las que te encontraste? ¿Coincidían con la idea que tenías en la mente?

La imagen que tenemos todos de Los Ángeles es la de Hollywood y Beverly Hills, las películas y el lujo, las playas de Santa Mónica, el hedonismo californiano y el buen tiempo. Todo eso es real, pero Los Ángeles es una ciudad mucho más compleja (y muchísimo más interesante) que sus estereotipos. Para empezar, es una urbe descomunal: en la zona metropolitana de lo que se llama “Greater Los Angeles” viven unos 19 millones de personas. Y, además, es tremendamente diversa: algo menos de la mitad de su población es de origen latino, por lo que se habla muchísimo español en Los Ángeles.

A todo ello hay que sumar la población afroamericana, las personas de origen asiático y los inmigrantes de todo tipo que hacen de esta ciudad una especie de ONU en miniatura. Solo en la ciudad de Los Ángeles (no la zona metropolitana) hay barrios como Koreatown, Chinatown, Little Tokyo, El Salvador Corridor, Little Armenia, Filipinotown o Little Ethiopia. Con la industria de Hollywood como termómetro de la ciudad, Los Ángeles tiene una vida cultural extraordinaria. Yo soy un gran amante de la música y no hay gira que no pase por aquí. Y aunque es un tópico, tengo que admitir que el tiempo de Los Ángeles, primaveral prácticamente durante todo el año, es una delicia. Todo esto no quita que, incluso convertida en un faro de resistencia progresista a las políticas de Donald Trump, Los Ángeles tenga cosas que me desagradan profundamente.

Se trata de una ciudad muy dispersa, pensada para moverse constantemente en coche. La gente apenas camina, el transporte público es bastante deficiente y hay contados espacios públicos para el encuentro cívico. Además tiene un gigantesco problema de una desigualdad sangrante. Puedes ver las mansiones más lujosas en Malibú o Bel Air, pero a unas pocas manzanas del centro de Los Ángeles está el barrio marginal de Skid Row, en el que miles de personas viven sin techo o en tiendas de campaña. Estéticamente es una ciudad fea y creo que a los españoles nos cuesta acostumbrarnos a la sociedad estadounidense, que promueve la soledad y el ensimismamiento. Pero sí creo de verdad que, si te “curras” Los Ángeles y tratas de explorarla palmo a palmo, es una ciudad única e impresionante, para lo bueno y para lo malo

La mayoría de las veces resulta complicada separarte del lugar en el que creciste, de tu familia, de tus amigos… ¿Qué fue lo que más te costó asimilar?

Lo explicaba más o menos en la pregunta anterior. Más allá de los tópicos, me cuesta aceptar el modelo estadounidense de sociedad como algo que encaje en mi manera de ver la vida. La enorme desigualdad, la desprotección de los más desfavorecidos, la violencia por las armas de fuego, el racismo, la concepción materialista del éxito o el individualismo son cuestiones que me cuesta mucho asimilar.

Trabajas como periodista en una de las Agencias de comunicación más importantes a nivel internacional, ¿Son muy diferentes las condiciones laborales con respecto a nuestro país?

Aunque no tenemos las mismas condiciones laborales que nuestros compañeros de EFE en Madrid, por ejemplo, los corresponsales de la agencia en Estados Unidos sí tenemos aspectos como el horario o las vacaciones que se asemejan más al modelo español que al estadounidense

En el tiempo que llevas allí trabajando, ¿Cuál dirías que es lo que más te gusta del ambiente laboral en el puesto que ocupas?

El trabajo como corresponsal es muy estimulante, totalmente variado, algo loco y muy enriquecedor. Solo somos dos periodistas de EFE para cubrir Los Ángeles, aunque contamos con la ayuda de algunos colaboradores, por lo que saltamos de un tema a otro constantemente. Hoy haces una entrevista de cine, mañana te toca algo de política californiana, al día siguiente haces una crónica de un concierto y quizá para el fin de semana te encarguen un tema de Silicon Valley. Aunque sí estoy especializado en Hollywood y el mundo del espectáculo, porque Los Ángeles gira en torno a estos temas, como corresponsal tienes que estar despierto y con muchos reflejos para cubrir cualquier tema que surja

¿Qué opinas acerca de la situación laboral en España en la actualidad y de su futuro? ¿Crees que se ha dado la mejora que el Gobierno afirma en sus comparecencias?

Cuando vuelvo a España, más o menos cada seis meses, trato de fijarme en si hay motivos de optimismo para que regrese a mi país. Honestamente, soy bastante pesimista. No voy a decir nada que nadie no sepa pero nos estamos instalando en un modelo de precariedad suicida. Los sueldos siguen siendo muy lamentables pese a que hayamos salido de la crisis, la tasa de empleo temporal es altísima y el dato de paro juvenil es inaceptable. Además, ahora estamos viendo que en ciudades como Madrid o Barcelona se están disparando los precios de alquiler. Con estas condiciones, la gente de mi generación, que ronda los 30 años, creo que va a tener muchos problemas para formar una familia o comprar una vivienda

En definitiva. ¿Crees que tomaste la decisión correcta al irte tan lejos de tu país?

No me arrepiento de haberme ido, pero preferiría haber dejado España sin la sensación de que me estaban empujando a irme de alguna manera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *