Hamilton y como la historia no es cosa del pasado

Gracias a Disney+ tienes una gran oportunidad para ver Hamilton y conocer la historia de uno de los padres fundadores de EE. UU. a través de una música y una puesta en escena únicas que nos conectan con la realidad diversa de los Estados Unidos y las recientes protestas del movimiento Black Lives Matter.

Gracias a Disney+ desde el pasado 3 de julio podemos disfrutar del famoso musical Hamilton con el elenco original y grabado tal y como se representa en Broadway. Una gran oportunidad para conocer la historia de uno de los padres fundadores de EE. UU. a través de una música y una puesta en escena únicas que nos conectan con la realidad diversa de los Estados Unidos y las recientes protestas del movimiento Black Lives Matter.

Lin-Manuel Miranda en 2008 quedó tan asombrado con la biografía de Alexander Hamilton escrita por Ron Chernow, que mientras leía el libro le salían canciones de hip-hop de las páginas. Así, un año después, en el White House poetry jam, organizado por Obama, presentó la canción Alexander Hamilton y dijo que estaba trabajando en un álbum conceptual basado en la vida de una persona que encarnaba el hip-hop: el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos Alexander Hamilton. Tres años más tarde presentó The Hamilton Mixtapeen el Lincoln Center’s American Songbook series, hecho que dio lugar a que en 2014 estas canciones formaran parte del musical que hoy conocemos. Esta primera puesta en escena se estrenó en el Public Theatre del off-Broadway y, tras el éxito conseguido, al año siguiente se instaló en el Richard Rodgers Theatre de Broadway, donde aún sigue programado.

Con 11 premios Tony, un Grammy y un Pulitzer la crítica lo ha considerado un fenómeno cultural sin precedentes

Hamilton no solo ha obtenido un éxito arrollador en taquilla, sino que la crítica lo ha considerado un fenómeno cultural sin precedentes. Con 11 premios Tony, un Grammy y un Pulitzer, este musical nos muestra la historia del que fuera el padre fundador olvidado. Así, vemos como Hamilton evoluciona desde su llegada a Nueva York como un inmigrante huérfano hasta su muerte ya convertido en el primer Secretario del Tesoro. De esta forma, resulta sorprendente como gracias a la fusión de hip-hop, pop, R&B y la tradición del teatro musical, Miranda consigue crear un espectáculo en mayúsculas mientras nos explica la historia de la fundación de los Estados Unidos. Pero, por si fuera poco, también ha sabido romper muchos estereotipos culturales creando un elenco muy diverso a la altura de la sociedad americana de nuestro tiempo.

Aunque el musical se estrenó en 2015, con el actual estreno de la película en Disney+, vemos que es un espectáculo de tremenda actualidad que, en primer lugar, nos hace pensar en la forma en que se nos cuenta la historia. Siempre conocemos el pasado a través de la mirada del hombre blanco y nos olvidamos de que las mujeres y la gente de color también estuvieron allí. En Hamilton se hace evidente que la creación de los Estados Unidos fue obra de toda la sociedad y que, de hecho, el racismo también estaba presente entre los padres fundadores tal y como le recrimina Hamilton a Thomas Jefferson, que, aunque en su borrador de la Declaración de Independencia condenaba la esclavitud, él mismo tenía esclavos en sus campos de Virginia.

En el musical también se nos muestra el papel fundamental que tuvieron las Madres Fundadoras

Además, en el musical también se nos muestra el papel fundamental que tuvieron las Madres Fundadoras y, más específicamente, como Eliza Schuyler ayudó a su marido en todo momento y se dedicó a preservar su legado. Del mismo modo, también se explica como tras la muerte de Hamilton ella siguió activa socialmente y fundó el primer orfanato privado de Nueva York. Asimismo, también tiene gran protagonismo Angelica, la hermana de Eliza, que juntamente con su otra hermana Peggy protagonizan la canción The Schuyler Sisters. En esta canción las tres se presentan al público y dejan claro que son unas mujeres formadas que luchan por sus derechos. De hecho, en la canción reivindican la inclusión de las mujeres en la Declaración de Independencia de Thomas Jefferson.

Las armas y la violencia son también elementos clave dentro de la historia, ya no solo por la importancia de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, sino porque la mayoría de los personajes mueren en duelos que tienen entre compatriotas. De este modo, apreciamos como la violencia armada es un problema que EE. UU. lleva acarreando desde sus orígenes y como es un elemento recurrente a la hora de solucionar discrepancias.

El  hecho de ver a cuatro hombres de color encima de un escenario hablando sobre amistad y hermandad ya es una imagen revolucionaria

Sin duda alguna, más allá de la trama, el hecho de que los personajes principales no estén interpretados únicamente por actores blancos es, desgraciadamente, innovador. Miranda decidió que el musical tenía que ser un espejo de la diversidad de EE. UU. y seleccionó a los actores fijándose, sobre todo, en su talento. Además, la idea primigenia de Miranda era crear un musical de Hip-Hop, y no tenía sentido seleccionar únicamente a actores blancos para este estilo de música que nace de los jóvenes afroamericanos y puertorriqueños de Nueva York.

Tal y como dice Leslie Odom Jr., actor del elenco original, el mero hecho de ver a cuatro hombres de color encima de un escenario hablando sobre amistad y hermandad ya es una imagen revolucionaria. Ahora, a raíz de las recientes protestas del movimiento BLM, tanto el fondo como la forma del musical cobran un nuevo significado que nos ayuda a catalizar la necesidad de acabar con el racismo sistémico para mostrar la verdadera diversidad de nuestras sociedades.