Israel aprueba la construcción de más colonias en territorios palestinos

Los palestinos e israelíes llevan más de 50 años luchando por la posesión y control del territorio palestino. La gran cantidad de víctimas mortales y atentados violentos en los últimos años han complicado aún más tanto el escenario como la situación de este conflicto.

En la actualidad, la comunidad internacional denuncia constantemente la falta de diálogo para llegar a un acuerdo pacífico. La realidad del conflicto estos últimos años han sido ataques, víctimas y una enorme división política y social, sin ninguna paz permanente a la vista. Por el contrario, el gobierno israelí, considerado como el más derechista en la historia del Estado hebreo, continúa construyendo viviendas y tomando territorios Palestinos. Una investigación del Instituto de Investigación Aplicada Jerusalén (ARIJ, por sus siglas en inglés) revela que el territorio palestino ocupado por los asentamientos israelíes ha aumentado un 182 por ciento en las dos últimas décadas.

Sobre la historia de estos asentamientos, Israel “conquistó” territorio palestino en 1967, en la Guerra de los Seis Días. Parte de ese territorio es Cisjordania y la Franja de Gaza, donde Israel empezó construyendo pequeñas colonias, que más tarde fueron extendiéndose por una mayor parte del territorio palestino. En la actualidad hay más de 200 asentamientos que cuentan con una población total de más de 600 mil colonos, repartidos en pueblos o incluso grandes ciudades. Algunos colonos israelíes se han instalado en territorios palestinos porque las viviendas son más baratas, mientras que para los judíos más religiosos, es una “promesa divina” vivir en territorios bíblicos como Judea y Samaria.

Por su parte, el gobierno israelí ha ido respaldando todos los asentamientos desde 1967, pero son considerados ilegales por el derecho internacional debido a que violan la Convención de Ginebra. El Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU, la Corte Internacional de Justicia y la Cruz Roja han rechazado en infinidad de ocasiones los asentamientos, ya que causan desplazamientos forzados, divisiones y fragmentación de la tierra en el pueblo palestino.

Asentamiento de Maaleh Adumim, Cisjordania

Recientemente, según ha afirmado la ONG israelí Paz Ahora, las autoridades del país hebreo han aprobado la construcción de más de mil viviendas en una veintena de asentamientos en Cisjordania, parte del territorio palestino ocupado. El Alto Comité de Planificación de la Administración Civil, que pertenece al organismo militar israelí que gestiona la ocupación de los territorios palestinos, aprobó ayer un total de 1.122 viviendas en diferentes asentamientos, de las cuales 352 ya tienen el permiso para comenzar a construirse. Además, se podrían aprobar nuevas construcciones próximamente, ya que el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, anunció que se aprobarían 2.490, entre las que estarían incluidas las mencionadas 1.122. Entre las colonias que serán ampliadas están Oranit, en el norte de Cisjordania (202 nuevas viviendas), Givat Zeev (194), Karmei Zur (120) y Kfar Adumim (92).

Mientras que Israel considera legítimo edificar en territorios palestinos si las tierras son públicas y no privadas, las colonias son ilegales según el derecho internacional. La comunidad internacional, además de denunciar constantemente los asentamientos, ve en ellos y en su ampliación uno de los principales obstáculos para un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *