¿Reconocerías a un miembro de la Yakuza? Todo lo que debes saber sobre esta mafia japonesa.

Esta semana, la detención de Shigeharu Shirai, ex-líder de la Yakuza buscado desde hace 15 años, ha puesto a la mafia japonesa en la mira de todos los medios de comunicación a nivel internacional. Pero, ¿qué sabemos realmente de esta banda?

La Yakuza

Este grupo, considerado similar a la mafia italiana o rusa en occidente, aparece en Japón después de la Segunda Guerra Mundial. En este momento, los grupos ilegales en el país se dividían en dos: los tekiya, que comercializaban con objetos robados, y los bakuto, quienes se encargaban de temas relacionados con las apuestas. De este último se crearon los Yakuza, transformándose en una de las organizaciones criminales más poderosas. Manejan negocios multimillonarios involucrados en el juego, las drogas, la prostitución, préstamos de dinero, extorsión a empresas, operaciones inmobiliarias y en algunos casos incluso implicaciones en la política nacional.

Durante años, han sido considerados como un “mal necesario” en el país, ya que mantenían el orden de las calles y disminuían la pequeña delincuencia común. Su presencia está autorizada en la isla y tienen oficinas en la zona comercial de Tokio, aunque algunas de sus actividades son ilegales. Además, el Gobierno japonés les ejerce mucha presión, evitando así que adquieran propiedades o manejen grandes cantidades de dinero. Sin embargo, según los propios miembros de la banda, su deber es proteger a la gente, y así lo expresan: “Después del terremoto, nuestro grupo llevó diez furgonetas llenas de suministros a la gente de Fukushima. En las autopistas reinaba el pánico y las gasolineras estaban abarrotadas. Nosotros pusimos pegatinas en las furgonetas que decían ‘suministros de emergencia’. En las gasolineras decían que solo podíamos repostar un máximo de 20 litros, pero nosotros les dijimos, ‘¡No vamos a hacer caso a vuestras gilipolleces! Esto es una emergencia, la gente necesita nuestra ayuda’ Así que nos saltamos la cola y espantamos a la patrulla. Nos aprovechamos del miedo que infunde la Yakuza”.

Sobre las características de la banda, la cantidad de miembros está alrededor de las 100.000 personas. En los últimos años, el número va a descendiendo cada vez más, y la reintegración social de los miembros que dejan el clan es un tema recurrente, aunque muy difícil de alcanzar. La Yakuza tienen una estructura muy similar a la de una familia, con una relación llamada oyabun-kobun, donde el oyabun tiene el rol del padre, y el kobun del hijo. El kobun debe jurar lealtad al oyabun por medio de una ceremonia de iniciación, y en caso de desobedecer o decepcionar al oyabun puede recibir un castigo. Uno de los castigos más tradicionales es la amputación del dedo meñique, ya que cuantos menos dedos tiene un yakuza, más difícil le resulta defenderse por si mismo y más depende de la protección de su jefe y de la banda. Finalmente, los yakuzas tienen tatuajes por todo el cuerpo, los cuales significan valor y fuerza y simbolizan el rango que va adquiriendo el miembro a lo largo del tiempo.

Mano de un miembro de la Yakuza con dos dedos cortados, como castigo por deslealtad a la banda.

Detienen a un ex-líder de la Yakuza en Tailandia

El pasado domingo, un ex-líder de la Yakuza fue detenido en Tailandia. Shigeharu Shira, de 72 años, era uno de los fugitivos más buscados de Japón desde hace 15 años, acusado de participar en el asesinato del líder de una banda rival en 2003. Su detención se realizó gracias a las fotografías de sus tatuajes, que se hicieron virales en internet y delataron su identidad. Además, a Shira le falta el dedo meñique de una de sus manos, debido al ritual mencionado anteriormente.

Según las investigaciones, después del delito de 2003 desapareció y ha estado escondido en Tailandia desde 2005. Allí contrajo matrimonio con una mujer tailandesa y llevaba una vida tranquila en la localidad de Lopburi, una ciudad de algo más de 50.000 habitantes. Se ganaba la vida haciendo trabajos ocasionales como pintar casas, y recibía dinero de su país. Cuando lo detuvieron, se encontraba jugando a las damas en la calle. “El sospechoso ha admitido que era el líder de los Kodokai, uno de los principales grupos de la gru”, ha explicado a los medios la policía tailandesa, que ha llevado a cabo una gran investigación con sus homólogos nipones para localizar y detener al ex-capo.

Detención de Shigeharu Shirai.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *