Coche de lujo - Pixabay

 

Tradicionalmente, cuando uno pensaba en el coche que conducía un político (bueno, más bien pensaba en el coche en el que un chófer llevaba al político), se solía imaginar una flamante limusina, un Rolls-Royce, o alguna suerte de Mercedes kilométrico. Sin embargo, los políticos poseen vehículos de lo más variado, desde pequeños utilitarios hasta todoterrenos, pasando por motos y monovolúmenes. Veamos por qué vehículos se decantan algunos de los dirigentes más conocidos.

Pedro Sánchez se desplaza desde que es presidente en un Audi A8 L Security del Parque Móvil. Se trata de un vehículo de más de 400000 euros que fue adquirido en los últimos compases del gobierno de Mariano Rajoy. No obstante, el actual inquilino de la Moncloa también tiene en propiedad un Peugeot 407 de 2005. ¿Sería ese el coche que conducía cuando vio colas de gente como si estuvieran esperando a una estrella de rock…?

En el portal de transparencia del Congreso, Pablo Casado no tiene ningún vehículo registrado. Albert Rivera, por su parte, se desplaza asiduamente en moto, y posee desde 2009 una Yamaha FZ1. Además, conduce un Volkswagen Golf de 2012. Pablo Iglesias también apuesta por las dos ruedas, figurando a su nombre una scooter marca Honda. Por otra parte, el líder de Podemos conduce un Dacia Sandero Stepway de 2017. Alberto Garzón, de Izquierda Unida, no tiene ningún coche a su nombre, pero es sabido que en alguna ocasión ha optado por los vehículos de alquiler.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, tiene en su garaje un BMW X3 de 2008 y un Mini Cooper de 2011. El Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se decanta por un todoterreno, concretamente un Toyota RAV4. La vicepresidenta Carmen Calvo también apuesta por el fabricante japonés, conduce un Toyota Yaris. Otro que tiene un coche de la misma marca es Joan Tardá, de Esquerra; en su caso, un Corola.

El presidente catalán Quim Torra posee un Opel Moka, mientras que el aragonés Javier Lambán se decanta por un Chevrolet Captiva. José Manuel Villegas de Ciudadanos también tiene el mismo modelo del fabricante americano. El socialista Emiliano García Page cuenta con un Renault Space y un Volkswagen Polo en su vivienda de Toledo.

El valenciano Ximo Puig también apuesta por los monovolúmenes, en su caso, un Ford Focus-C Max de 2004. Íñigo Errejón prefiere un vehículo algo más pequeño, un Peugeot 205. El President del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, cuenta con una motocicleta SYM M HD 125 EVO y una Yamaha YN50 49. Además, conduce un Citroen C4.

Ahora, a muchos de ellos les toca coger el volante hacia las próximas citas electorales. ¿Les veremos al mando de estos vehículos para hacer campaña? Muy pronto lo sabremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *