Cuando era un niño de preescolar, incluso en la primaria, me cuestionaba qué había que estudiar para ser político. Estaba convencido de que había una carrera universitaria para aquellos que quisieran llegar al Congreso de los Diputados, al Gobierno y a todos esos sitios que veía en televisión con señores trajeados. No es raro pensar, en esas edades que gente como Zapatero, Aznar o Rubalcaba coincidieron en las mismas aulas de la facultad.

Sin embargo, la realidad del panorama político español es bien distinta. En el Congreso de los Diputados podemos encontrar desde profesionales con formación en Económicas hasta médicos, arquitectos y farmacéuticos. No obstante, destacan los diputados con estudios de Derecho, 150 de los 350 miembros de la cámara cuentan con esta titulación.

En el Congreso de los Diputados podemos localizar también a políticos sin estudio alguno, si bien no es el caso de los seis presidentes del Gobierno de la Democracia. Se ha calificado al primero de ellos, Adolfo Suárez, de mal estudiante, aunque consiguió licenciarse en Derecho. Su sucesor, Leopoldo Calvo-Sotelo, fue número uno de su promoción en los estudios de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

Felipe González también se decantó por licenciarse en Derecho, en la Universidad de Sevilla. El expresidente socialista cursó posteriormente estudios de Ciencias Económicas en la universidad belga de Lovaina, pero no los finalizó. Jose María Aznar cuenta con un título en Derecho, obtenido en la Universidad Complutense de Madrid.

Esa misma licenciatura fue la que cursó y finalizó José Luis Rodriguez Zapatero, en la Universidad de León. Por su parte, Mariano Rajoy, obtuvo su titulación de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela. El actual Presidente del Gobierno aprobó con 24 años las oposiciones para registrador de la propiedad, convirtiéndose en el más joven de España.

Otros de los líderes políticos actuales más conocidos también pasaron por la Facultad de Derecho. Es el caso de Pablo Iglesias, quien también cuenta con un doctorado en Ciencias Políticas. El líder de Podemos también cursó un Máster en Comunicación por la Universidad Carlos III y otro en Artes de la Comunicación por la European Graduate School.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también se licenció en Derecho. Por su parte, Pedro Sánchez se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales en el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial. El líder socialista realizó además un máster en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas, y un programa de Liderazgo para la Gestión Pública por la escuela de negocios IESE – Universidad de Navarra.

Alberto Garzón, de Izquierda Unida, se licenció en Economía por la Universidad de Málaga. Garzón también cuenta con un Máster en Economía Internacional y Desarrollo por la Universidad Complutense de Madrid. Como era de esperar, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también cursó Económicas. Montoro es catedrático de Universidad en la especialidad de Hacienda Pública.

Aunque Derecho y Económicas son las carreras más habituales, en el hemiciclo también encontramos políticos con formaciones bien distintas. Es el caso de la Presidenta del Congreso, Ana Pastor, licenciada en Medicina y Cirujía. De hecho, en el año 2015, atendió al diputado de Compromis Joan Baldovi tras sufrir un vahído durante su intervención. Las ex diputadas socialistas Pilar Grande y Carmen Montón, con titulación en Medicina, también atendieron al diputado valenciano.

El Presidente del Congreso en la pasada legislatura, Jesús Posada, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. Posada, además, cuenta con una licenciatura en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid.

La variedad de profesionales en el Congreso es amplia, y se pueden citar numerosos ejemplos que lo prueban. Rosa Ana Alonso de Podemos, es maestra de educación infantil y primaria; titulación que comparte con otros 12 diputados. Otro ejemplo es Mª Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, licenciada en Turismo; o Joan Capdevilla, de Esquerra, licenciado en Veterinaria.

Saliendo de nuestras fronteras, el presidente estadounidense Donald Trump se graduó en Ciencias Económicas. El francés Emmanuel Macron se decantó por la filosofía, aunque posteriormente también estudió Políticas y Finanzas. La canciller alemana, Ángela Merkel, es doctora en Física, y la Premier británica, Theresa May, cursó Geografía.

Ese niño que se preguntaba que había que estudiar para ser político, ya tiene una respuesta. Seas abogado, periodista, doctor, o científico, puedes acabar ocupando un escaño. O el sillón del Presidente del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *