¡Que no te engañen! Estafas en internet y cómo evitarlas

Fuente: Pixabay
¿Quién no ha tenido alguna vez problemas por un click donde no debía? Desde el phishing a las estafas de toda la vida adaptadas al mundo online, son muchos los que intentan amargarte la vida (o sacarte el dinero) en internet. ¿Cómo evitarlo?

¿Quién no ha tenido alguna vez problemas por un click donde no debía? Desde el phishing a las estafas de toda la vida adaptadas al mundo online, son muchos los que intentan amargarte la vida (o sacarte el dinero) en internet. ¿Cómo evitarlo? Aquí van los principales.

 

El premio

¡Has ganado un premio! En este link puedes reclamarlo…. Y ya sabemos cómo acaba: o con un virus o con alguien robándote tus datos. Para la mayoría de la gente puede parecer un timo tan obvio que nadie caería pero ¿y si además pone en el mensaje tu nombre y apellidos? Tal vez entonces no sea tan obvio.

Desde que cada vez hay más datos personales nuestros en la red (y desde que en un montón de sitios te piden consentimientos que normalmente firmamos sin mirar ni para qué son), cada vez es más fácil hacer estafas personalizadas. Y, por ese motivo, debemos estar alerta en Internet. No se trata de tener miedo, sino de no confiar en todo lo que vemos.

 

El código mandado por Whatsapp:

Este es un poco más engañoso. De repente recibes un código de seis dígitos por sms (uno que tu no has pedido, claro) y a los pocos minutos, uno de tus contactos de Whatsapp te lo reclama, diciendo que te lo han mandado por error y que es suyo.

Por supuesto, al mandar el código, que es tu código de verificación de Whatsapp, tienen acceso ilimitado a tu cuenta y pueden hacer lo que quieran, incluido continuar pidiendo códigos a tus contactos. ¿Cómo evitarlo? Lo primero, por supuesto, es no caer en la trampa y no mandar el código. Pro, si ya lo has hecho, aun puedes borrar tu cuenta de Whatsapp y volvértela a crear con un código de verificación nuevo y completamente seguro.

 

Noches de hotel

¿Quién no ha soñado con un viaje barato? Amaris hoteles te ofrece veinte noches de hotel por 200 euros por teléfono. ¿Dónde está el truco? En que tienes obligatoriamente que contratar una media pensión, con lo que no sale tan barato. Y, además, en que tienes que dar los datos de veinte de tus contactos para que les puedan llamar a ellos también.

¿Sabes que, aunque hayas caído y lo hayas comprado, puedes devolverlo? Por ley, puedes devolver cualquier producto en los primeros 14 días tras la compra. Y, si, probablemente te hayan dicho que no puedes, pero sí puedes. No tienes más que hacer una reclamación a Consumo de tu comunidad autónoma y ellos se asegurarán de que te devuelvan el dinero.

 

Las suscripciones

Y, por último, no está de más hablar de marcas que te venden suscripciones casi sin que te des cuenta. Por poner un ejemplo, eDreams prime. Cuando en eDreams buscas un vuelo, te sale una “oferta especial” solo para miembros de eDremas prime. Lo que no te cuentan es que el primer mes es gratis, y, a partir de ahí, te cobran 54,99 euros al año (en pago único, por si te arrepientes). Vamos, que si no estás atento, te descuentan 20 euros del vuelo y al mes te cobran 55. ¿Cómo evitarlo? Poca gente sabe que, tras un periodo de prueba, puedes cancelar la suscripción en los 15 días siguientes a haber finalizado la prueba y tienes derecho a que te devuelvan el dinero (si te lo niegan, puedes recurrir a consumo). Con Alsa y privilegios en compras sucede lo mismo, y se puede reclamar de la misma manera.

Es curioso pensar que nuestra seguridad depende simplemente de unos números: una clave, un algoritmo de seguridad… Pero no es sólo así. La ley actúa también en internet; así que, si sufres una estafa o un comportamiento abusivo, asegúrate de ponerlo en conocimiento de la policía o de Consumo. Así evitarás que lo sigan haciendo, y contribuirás a que Internet sea un sitio más seguro para todos.