2021: El año de la vacuna del coronavirus

 

Muchos expertos y organizaciones mundiales señalan que es imposible conseguir una vacuna en 2020, y que si se encuentra será en algún momento del año que viene

El mundo entero está envuelto en una carrera a contra reloj para encontrar una vacuna eficaz contra el virus que azota nuestro planeta, y ha cambiado nuestra realidad por completo. Una vacuna es el único medio que podría ponerle fin a la pandemia del coronavirus, de ahí que todos los esfuerzos y esperanzas de los científicos estén destinados a este fin.

Una de las muestras de posibles vacunas

Hay ya 35 vacunas experimentales, de las cuales nueve de ellas ya se encuentran en la fase 3. Las vacunas probadas en voluntarios que superen la fase 3, serán las candidatas definitivas para acabar con la pandemia.

A pesar de todos los proyectos de vacunación que se están desarrollando, los profesionales de la salud y los científicos apuntan que lo mas probable es que no se pueda conseguir una vacuna en estos 3 meses que quedan del 2020, sino que si se lograra sería en 2021.

Lo único que se prevé es que la vacuna será en el año 2021 pero no se sabe a ciencia cierta cuando, pues hay varias opiniones al respecto. La Agencia Europea de Medicamentos señala que podría ser en primavera, siempre y cuando no hayan inconvenientes en el camino. La Organización Mundial de la Salud, por otro lado apuesta por el verano.

Aunque hay algo con lo que sí están de acuerdo, es que aunque en algún momento del 2021 haya una vacuna, esto no significa que la pandemia llegará a su fin. Ambas organizaciones destacan que las primeras dosis de las vacunas se aplicarán por orden de prioridad y necesitad sanitaria, por lo que de antemano se vacunarán a sanitarios, personas en estado grave de salud y personas mayores, grupos de población con más riesgo de muerte al contraer el virus.

En cuanto a los jóvenes y al resto de la población las dosis solo serían accesibles en 2022 debido al gran número de población que hay en la Tierra, y el hecho de que sería imposible poder vacunar a todos los habitantes a la vez.

Según algunos científicos si se vacunara al 30% de la población de cada país se podría volver a la “vieja normalidad”, pero en estos tiempos ya nada es seguro. Además el que se encuentre una vacuna tampoco será la luz al final del túnel, porque hay un gran sector de la población mundial que se niega a ponerse en un futuro la vacuna del coronavirus, por miedo a que esta provoque un efecto secundario o a que se implanten microchips en el organismo, tal como apuntan algunas teorías conspirativas.