¿Te imaginas vivir en un continuo bucle de retrocesos sin control?  Probablemente la respuesta sea negativa. El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa en continuo crecimiento en los países desarrollados, debido a factores como el aumento de la esperanza de vida y al estrés al que estamos sometidos. ¿Estás preparado a conocer la enfermedad del futuro?

Concepto

Muchos habréis escuchado hablar del Alzheimer. Incluso un gran número habrá conocido a alguien con esta patología cortical. El Alzheimer representa aproximadamente el 60% de los casos de demencia, y se desarrolla antes de que emerjan manifestaciones clínicas detectables.

El Alzheimer afecta a uno de cada cinco adultos mayores de 65 años. A partir de esta edad, cada quinquenio se presenta el doble de posibilidades de padecer esta enfermedad. En países desarrollados es más evidente que en los países subdesarrollados debido a la alta esperanza de vida, y al estrés, el cual ejerce de oxidante neuronal.

La sintomatología temprana se basa en dificultades en el recuerdo de conversaciones, nombres y eventos recientes, apatía y depresión. Los síntomas tardíos, por su parte, incluyen la comunicación deficiente, desorientación, confusión, cambios de comportamiento y, en última instancia, dificultad para hablar, tragar y caminar.

La acumulación de dos proteínas va a jugar un papel esencial en el daño y muerte neuronal. Estas proteínas son la beta amiloide, la cual se acumula fuera de las neuronas, y la proteína tau, dentro de las neuronas.

Posibles causas

Existen dos tipos principales de etiología en la enfermedad de Alzheimer. Aquellos casos en los que la enfermedad está causada de forma genética (familiar), y aquellos en los que la enfermedad suele aparecer de forma más tardía en el tiempo (esporádica).

Con origen familiar o congénito, se producen en un primer momento mutaciones en unos genes (apolipoproteína y presenilina 1 y 2), que van a conducir a un aumento de la producción de la beta amiloide durante toda la vida de la persona.

Por otra parte, en la enfermedad de Alzheimer esporádica, se producen alteraciones en el procesamiento de la apolipoproteína. También se produce aquí una disminución en el aclaramiento de la beta amiloide. Todo esto va a provocar un aumento gradual de la beta amiloide con la edad y el paso de los años.

Líneas de Investigación Actuales

En los últimos años, se ha descubierto que la neurotoxicidad ya no se asocia a la beta amiloide, sino a distintos oligómeros solubles (aunque todo esto está hoy en día en vías de investigación).

Otros estudios, sugieren que son los péptidos generados en el procesamiento de la apolipoproteína los responsables de los cambios cognitivos y patológicos del Alzheimer.

Una prueba definitiva de que la beta amiloide está implicada de manera esencial en el Alzheimer, se daría si los síntomas de la enfermedad mejorasen después de inmunoterapia o terapia farmacológica (destinadas a disminuir los niveles cerebrales del péptido).

Tratamientos

A la hora de aplicar un tratamiento eficaz es necesario tener en cuenta todas las afectaciones de esta patología, ya que se van desarrollando según la enfermedad va avanzando.

Actualmente se emplean fármacos para paliar los síntomas secundarios de la enfermedad. Aunque los síntomas primarios (tanto cognitivos como no) no se ven del todo mejorados, el objetivo de todos los tratamientos es el relentecer del curso de la enfermedad.

Es muy importante apoyarse en factores de protección que disminuyan las probabilidades de contraer esta enfermedad, como una correcta dieta, práctica de deporte regular o una buena salud mental. La psicoeducación es la base fundamental para estas patologías.

Conclusión

Esta enfermedad, objeto de estudio por neurocientíficos contemporáneos, va a dar mucho para hablar. En España afecta al 15% aproximado de la población. Para 2040 se estima que adquiera una prevalencia del 30%.

Aún queda mucho por investigar, pero lo que está claro es que es el momento de hacerlo. El bienestar social va a depender de la forma de afrontar el futuro. ¿Preparados para el reto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *