La importancia de los anticuerpos de tiburón para combatir virus y sus variantes

Los anticuerpos de los tiburones podrían ser la clave para frenar la entrada del coronavirus en las células humanas. En el sistema inmunitario de estos peces se ha encontrado unas proteínas similares a los anticuerpos humanos, que podrían impedir la afectación de las células a causa del coronavirus y sus variantes.

Los VNARS de tiburón despiertan curiosidad en los científicos gracias a su tamaño. Dichas moléculas contienen una décima parte del tamaño de los anticuerpos humanos, además de una forma distintiva que propicia su estrecha agrupación y bloqueo de los coronavirus para que no se adhieran a las células humanas.

Según la investigación publicada en el Nature Communications, la Universidad de Wisconsin- Madison, ha estado estudiando los receptores de antígenos variables (VNARS), los cuales han sido capaces de neutralizar otros virus como fue el caso del WIV1 -CoV. Tomando esto como antecedente los investigadores han probado los VRNAR de tiburón contra el SARS – CoV-2.

La gravedad del agente patógeno SARS – CoV-2, virus que causa el COVID – 19, radica en las variantes que este produce, como ha sido el caso de la variante Delta u Ómicron, entre otras posibles futuras mutaciones virales.

Los científicos han elaborado una larga lista que abarca miles de millones de VNAR, pero de esos solo tres de ellos han demostrado evitar la entrada del coronavirus en las células humanas. Los 3 VNAR, corresponden a los encontrados en los anticuerpos de los tiburones. Dichos VNAR de tiburones han sido eficaces contra el SARS- C0V- 1, un brote que surgió en 2003.

El 3B4, es el VNAR más destacado, porque esta molécula se ha adherido fuertemente a un surco de la proteína viral de la espiga, cerca de la zona en la que el virus se une a las células humanas, y como muestra el estudio parece ser que el 3B4 es capaz de bloquear ese proceso de adhesión.

Aunque se ha puesto en marcha este estudio y los datos apuntan un futuro prometedor en la utilización de múltiples VNAR para poner fin a los virus, esta nueva clase de fármacos aún no han sido probados en humanos. Según indican los investigadores si resultan efectivos para las personas, se trataría de una forma más barata y fácil de fabricar anticuerpos humanos, además de que se podrían introducir en el organismo a través de varias vías. 

El estudio también podría proporcionar más información acerca de como crear inmunidad contra los virus, sin la necesidad de vacunar a las personas inmunodeprimidas que ya no reaccionan de manera eficaz a la vacunación.