BABY: por qué ver la serie italiana que lo está petando últimamente

Jóvenes ricos atrapados en una vida de lujos en Roma, de la cual deciden escapar de una manera poco convencional

Jóvenes ricos atrapados en una vida de lujos en Roma, de la cual deciden escapar de una manera poco convencional


Una de las cosas que el coronavirus ha provocado en la mayoría de nosotros es retomar la lista de series y películas que teníamos hecha para un futuro en el que pudiésemos estar relajados y con tiempo libre. Una fantasía para mucha gente trabajadora. Pero, a pesar de las consecuencias nefastas que la pandemia está dejando, en muchos de nosotros ha provocado un despertar cultural que, ayudado por el confinamiento, hemos podido explorar. Nos hemos metido de lleno en plataformas de streaming como Netflix o HBO y las hemos exprimido al máximo. Pero quizás varias personas os habéis dejado la serie que está aumentando su popularidad por momentos, una serie fresca, actual, juvenil y que trata temas un tanto polémicos, Baby. Y, a la vista de que la probabilidad de un nuevo confinamiento es mayor, os vengo a recomendar esta serie que a muchos de vosotros os enganchará y os dejará con la boca abierta.

 

El fenómeno de las plataformas de streaming

Recientemente, plataformas como Netflix han aumentado su popularidad de manera considerable en los últimos años. Hasta ahora, los shows americanos, ingleses o de habla inglesa son los que triunfaban en los medios, los únicos de los que se hablaban y tenían repercusión a nivel mundial. Sin embargo, esta vez se ha querido ir más allá. Las regiones de habla no inglesa que consumen plataformas de streaming también se quieren ver representadas de alguna manera por éstas, y qué mejor manera que a través de un show nacional. Lo que muchos productores nunca se imaginaron es el alcance que han logrado tener a nivel mundial. Esto se puede ver en series españolas como La Casa de Papel o Élite, que son series que han logrado una gran popularidad a nivel mundial, siendo incluso La Casa de Papel la serie más vista en la historia de Netflix (lo que, a muchos españoles nos enorgullece enormemente, claro está). Pero los españoles no hemos sido los únicos que nos hemos pronunciado. Series turcas, chinas, etc. también han ocupado un lugar especial en las series más populares de ciertas plataformas. 

Todo esto mencionado anteriormente es para destacar que Baby no se trata de una serie de habla inglesa, sino que es una serie totalmente italiana. Por tanto, Baby es una serie que, no siendo de habla inglesa, ha adquirido una popularidad bastante considerable. 

Tras introducir brevemente el tema, comencemos con el análisis de Baby y por qué es la serie que se debería ver en lo que queda de vacaciones de verano o de año.

 

Qué es Baby

Baby es una serie italiana producida por Marco de Angelis y Nicola de Angelis y distribuida por la empresa Netflix. La serie está protagonizada por Chiara (Benedetta Porcaroli), una chica rica de Roma que sufre una situación familiar difícil y va a un instituto de élite en el cual conoce a Ludovica (Alice Pagani), una compañera del colegio un tanto peculiar, hija de una madre soltera con una situación económica complicada. Ambas, frustradas por las situaciones familiares y escolares que sufren, deciden evadirse de ello cuando Ludovica comienza a conducir a Chiara al mundo de la prostitución para ganar cierta independencia económica. En la serie se observa como esa decisión puede cambiar radicalmente sus vidas y como las personas de su alrededor se ven afectadas por ello: como una vida secreta puede cambiarlo absolutamente todo. 

 

Una serie basada en hechos reales

Lo curioso de todo es que esta serie está basada en un caso real: el escándalo Baby Squillo italiano, en el cual estaban implicados políticos, empresarios y miembros de la alta sociedad italiana. En él, dos niñas de 14 y 15 años ejercieron la prostitución en el círculo de la alta sociedad en Roma. Contactaron los líderes de la red de explotación sexual con ellas cuando éstas buscaron en Google una manera sencilla de hacer dinero. Éstos les alquilaron un apartamento en el cual las niñas (con nombres clave) ejercían la prostitución, gastando todo el dinero obtenido en ropa de alta costura y artículos de lujo.

La serie trata diversos temas como las relaciones amorosas, la confusión de la adolescencia, la atracción a lo desconocido, la excitación y las dobles vidas, como unas chicas jóvenes pueden vivir una doble vida: durante el día, estudiantes en un colegio de élite representando familias adineradas y, por la noche, explorando lo desconocido y sexual a través de la prostitución. En el caso de Ludovica, ella necesita el dinero porque su madre no puede pagar el colegio, mientras que Chiara ejerce la prostitución porque necesita una vía de escape de la realidad que vive constantemente. Con el dinero que obtienen, tal y como ocurrió en el caso real, consiguen comprarse artículos de lujo y aumentar su nivel de vida.

El tema de la prostitución es algo que siempre ha causado una gran polémica y la forma en la que lo abarca la serie es bastante curiosa. No se plasma una prostitución obligada ni que las niñas son persuadidas para ello, sino que se presenta una prostitución consentida por parte de las chicas. No se plasma esa idea que se tiene de la prostitución infantil. Como consecuencia, es cierto que la serie trajo cierta polémica antes de salir por como abordaba un tema tan sumamente complicado. Sin embargo, cuando salió se demostró que la forma en la que lo abarca y el desarrollo y evolución de los personajes es lo que hace esta serie tan adictiva.

 

Evolución y desarrollo de los personajes

La mayor parte de los personajes de esta serie tienen una evolución bastante notable a lo largo de las 2 temporadas, pero cabe destacar la evolución increíble que tiene el personaje de Ludovica. Es un personaje del cual logras entender por qué actúa así y cómo para ella la prostitución no es un juego, sino que realmente la realiza para lograr dinero fácil y salvar la economía familiar. Es un personaje que, aunque al principio se nos presenta como peculiar, un tanto oscuro y loco, al final acaba siendo el más sensato. El personaje de Chiara, con el cuál Ludovica conduce la serie, se pierde más en el camino: es un personaje que básicamente hace lo que hace por diversión, por la excitación y por querer llevar una doble vida, no tiene una motivación sensata para hacerlo. La personalidad alocada de Ludovica junto a la más calmada de Chiara construyen un combo perfecto. 

 

 

La vida de estas dos chicas gira su vez en torno a diferentes personajes como Damiano, el hijo de un embajador que se va a vivir con él y que procedía de un ambiente de barrio, muy distinto al colegio al que está a punto de asistir. El embajador sale con la profesora de deporte del colegio, Mónica. A su vez, también se pueden observar personajes importantes como Camilla, la mejor amiga de Chiara, o Niccolò y Brando. Niccolò es el hermano de Camilla y con el que secretamente Chiara se acuesta, mientras que Brando es el mejor amigo de Niccolò, y juntos son los populares del instituto.

 

Aspectos técnicos a destacar

Cabe destacar de la serie, a su vez, la calidad de la banda sonora. Da una atmósfera íntima a la historia y combina muy bien con la estética de la serie, que puede recordar en algunos aspectos a Élite, pero quizás no tan mainstream. Podemos encontrar un cover de la canción Girls Just Wanna Have Fun o canciones como Running Away, el encabezado de la serie. Combina canciones italianas con otras de habla inglesa de distintos géneros como R&B, rap, indie, etc.

En conclusión, la serie destaca por la forma en la que abarca un tema tan polémico como es la prostitución y cómo se enreda, a su vez, con temas que los adolescentes pasan cada día: traiciones de amigos, confusiones, la amistad, la soledad y la relación de padres e hijos. Es curioso porque en muy pocas series accesibles para todo el mundo se ha abarcado este tema de forma tan cruda y ha tenido éxito. Y aunque la situación pueda parecer surrealista para muchos, puede haber ciertas situaciones con las que el público se sienta identificado o le haga recordar sentimientos y situaciones anteriores en su vida, como son los problemas amorosos y de amistades que les ocurren a los personajes. Y es la originalidad de la serie lo que la hace tan adictiva, que provoca que ambas temporadas sean muy fáciles de ver y muestren una evolución brutal de los acontecimientos, con unos plot-twist muy bien tratados.

 

Una breve reflexión sobre el fenómeno actual de las series

El triunfo a nivel mundial de este tipo de series conduce a una reflexión sobre el alcance al que están llegando las series de habla no inglesa. El fenómeno ocurrido con Baby se ha repetido en otras series conocidas, y es entonces cuando nos preguntamos: “¿serán las series de habla no inglesa las que dominen el mercado de las series en un futuro?” “¿es esto una consecuencia inherente de la globalización a nivel audiovisual?” Son preguntas que el tiempo las resolverá, pero desde luego demuestran que la sociedad joven comienza a interesarse por las culturas de países ajenos y distintos a los de habla inglesa. Quizá la gente haya comenzado a desconectarse de la cultura estadounidense, y otras culturas diferentes ocupen ese lugar tan elevado en el podio que esta última presidía.