«Isolada», de Keiler Roberts: Fragmentos en blanco y negro

Detalle de la contraportada de «Isolada», de Keiler Roberts.

«Isolada», de Keiler Roberts, trata temas como la creación artística, la maternidad, la familia y las enfermedades mentales.

Isolada es una de esas obras de las que se hace complicado hablar porque la única manera de comprender de qué va o en qué consiste es experimentándola. Es la segunda obra que ha publicado la editorial Alpha Decay dentro de su nueva línea de cómics, en la que, por el momento, ha optado por publicar a autoras estadounidenses contemporáneas. Keiler Roberts, la autora de Isolada, ha publicado otras novelas gráficas como Rat Time (2019) y Chlorine Gardens (2018), y ganó el premio Ignatz en 2016 por Powdered Milk, premio al que fue nominada Isolada en 2017. Además, publica parte de su trabajo en su web. Toda su obra se caracteriza por ser autobiográfica, por lo que parte de la más pura cotidianeidad y de los recuerdos de la autora.

Isolada es un cómic de lo más particular. La protagonista es la propia Keiler Roberts, a la que acompañan otros personajes relevantes como su hija, Xia, su perrito, Crooky, su marido o sus padres. Es difícil responder a la pregunta de qué va este libro porque la respuesta es que no va de nada. Y, al mismo tiempo, va de muchas cosas. Digamos que va de la vida misma. Dado el carácter autobiográfico de la obra, no podría ser de otra manera. Isolada está compuesto por pequeñas anécdotas cotidianas que se desarrollan en unas cuantas viñetas y que van seguidas de otras viñetas en las que se cuentan otras anécdotas que no necesariamente están enlazadas con las anteriores. Por supuesto, los nexos comunes son el personaje de Keiler y los temas que se tratan. En Isolada no se desarrolla una trama, se desarrollan unos temas. No hay una sucesión temporal clara, no hay una historia que empieza y que acaba, no tenemos planteamiento, nudo y desenlace, sino que tenemos varios trocitos de la vida de Keiler Roberts recogidos en un libro y que giran en torno a la creación artística, a la maternidad, a la familia y a las enfermedades mentales (concretamente, al trastorno bipolar).

En buena parte del cómic vemos la dificultad de compaginar la maternidad con la creación artística y la enfermedad. Xia es el personaje más presente en Isolada después de Keiler. Si bien es cierto que hay idas y venidas en el tiempo, asistimos sobre todo a la infancia de la niña. Una de las cuestiones más interesantes que Keiler se plantea es si debe o no dibujar a su hija en sus cómics, por la repercusión que pudiera tener para su vida. Junto al perrito Crooky, Xia nos da muchos de los momentos más cómicos y entrañables de Isolada. Es una niña muy tierna e inteligente y, a veces, un poco revoltosa. Además, no deja de imitar todo lo que ve: si a su madre le pinchan en el médico, ella les pincha a sus muñecos, si a su madre le arreglan la espalda en el fisioterapeuta, ella se la arregla a sus muñecos.

El tono de Isolada es muy curioso; es cómico al tiempo que dramático. La autora utiliza el humor como una vía de escape para su realidad, que no es precisamente sencilla. Su trastorno mental lo complica todo, y absolutamente todas las escenas pasan por el filtro de la enfermedad. Las emociones en Isolada son intensas y polarizadas: en una página puedes reír y en la siguiente llorar. Isolada es tierno y crudo y reconfortante y afilado. Pese al alto contenido emocional de sus páginas, se puede percibir cierta distancia y frialdad por el dibujo. Es un contraste que funciona perfectamente. No hay más colores que el de la portada y la contraportada. No hay ni siquiera sombras. Solo líneas negras sobre hojas en blanco. Los trazos son sencillos e imperfectos, casi como si formaran parte de bocetos. Al leer Isolada, no dejaba de sentir que estaba ante algo incompleto, inacabado, al fin y al cabo, y es que Isolada es eso: Isolada es fragmentario, es un esbozo, un pequeño acercamiento a la vida, una selección de recuerdos. En Isolada la forma es contenido: los fragmentos inconexos del cómic son el cuerpo de Keiler partido en dos.

 

Título: Isolada
Autora: Keiler Roberts
Traducción: Alberto García Marcos
Rotulación: Daniel Tudelilla
Editorial: Alpha Decay
Tamaño: 173 x 230 mm
Páginas: 128
Fecha de publicación: junio de 2020
Precio: 16,00 €

ISBN: 978-84-121442-4-6
Lee las primeras páginas aquí