Taylor Swift nos ha vuelto a sorprender. Y es que, tras dos años de promoción y de gira de su disco Reputation, un disco que supuso un antes y un después en su carrera musical, llega con un nuevo disco, Lover, que se estrenó de manera global el pasado 23 de agosto. Un disco muy distinto al anterior y que desde luego, nos da para hablar MUCHÍSIMO.

Un breve repaso de REPUTATION, su anterior disco:

Si llevas tiempo escuchando a Taylor Swift, sabrás que es una cantante que se caracteriza porque todos sus álbumes están basados en experiencias de su vida y que cada álbum cierra una etapa. El último disco de Taylor Swift, Reputation, cerró esa etapa traumática (podríamos decirlo así) en la que tuvo que lidiar con muchos aspectos negativos de su vida: amores frustrados, amistades rotas, la imagen negativa que la prensa expuso de ella, etc. El sonido de Reputation era muy oscuro, muy distinto a todo lo que nos había traído ella, y con letras mucho más agresivas y directas. Un disco con el que, en mi opinión, arriesgó muchísimo porque no tiene la esencia y el estilo que tenían sus anteriores trabajos, y esto hizo que parte del público habitual de Taylor Swift no empatizara tanto con Reputation como con otros álbumes suyos. Supuso la etapa, como ella misma dijo, de la nueva Taylor.

Sin embargo, en Lover ocurre TODO lo contrario. De hecho, podríamos decir que es completamente lo opuesto a Reputation.

 

LOVER:

Lover supone el final de la metamorfosis. Tras todas las cosas negativas y todo el odio recibido, Reputation supuso el como lidiar con todas esas experiencias y darse cuenta, al final, de que lo más importante en su vida es el AMOR. Lover supone el dejar atrás el odio, lo negativo, para florecer en lo positivo. De hecho, en el video de su primer single ME! se podía ver esta metáfora personificada en cuanto la serpiente se esfumaba para dar paso a las mariposas, que son el símbolo animal del disco. Es muy importante destacar que para Taylor Swift, la simbología es algo muy importante en sus canciones.

Antes de ponernos a analizar cada canción y explicar el contexto para poder entenderlas y valorarlas, hay que hacer varios apuntes del disco en general. Mientras que Reputation es un disco de imagen al público (se centra en la relación de Taylor Swift con la prensa, sus enemigos, etc.), Lover es un disco completamente INTROSPECTIVO. Es un disco basado en el amor, en cómo ella vive siendo una lover, una amante, y todos los estados de amor por los que ha pasado.

Una de las cosas que a mí, personalmente, ha sido de lo que más me ha gustado es que, aunque explora con sonidos nuevos y tiene una línea pop, recoge musicalidad y lírica de álbumes anteriores. Podríamos encontrar canciones que podrían encajar en diferentes álbumes: en Fearless, en 1989 y, sobretodo, en Red. Siendo este último mi álbum favorito, puedo confirmar que si os gustó Red, este os va a gustar muchísimo. 

 

Análisis de las canciones (1-9):

El disco comienza con I Forgot That You Existed. Taylor Swift es una cantante que siempre comienza y cierra los discos de una manera muy coherente. New Year’s Day, la última canción de Reputation, significaba el comienzo de su relación con Joe Alwyn, su actual pareja. ‘’I Forgot That You Existed’’ hace referencia a que Taylor decide olvidarse de las personas negativas de su vida (tras todas las experiencias de Reputation) y comienza a centrarse en el amor, en ella misma. Una canción con un ritmo muy chill, muy distinto al sonido de …Ready for it?, muy agresivo, que hizo que todos flipasemos un poquito.

Continúa con Cruel Summer, una canción fantástica, con un sonido muy actualizado, que refleja el verano en el cual conoció a Joe Alwyn. 

La tercera canción es Lover, el segundo single del álbum y una de las mejores canciones de Lover. Recuerda mucho a las canciones de Red, con un sonido acústico, y mucha lírica. Aquí se nos muestra a Taylor encontrando un amor maduro, estable, en el cual ella quiere estar para siempre. Con unas wedding vibes bastante importantes, deja ver como la relación con Joe Alwyn está bien consolidada.

La perspectiva de The Man ya lo hemos visto antes (una chica escribiendo una canción sobre como sería ella si fuese un chico) en If I Were a Boy, de Beyoncé. Tenía unas expectativas bastante bajas con esta canción, pero cuando la escuché me dí cuenta de que Taylor nos había dado un auténtico TEMAZO. Se podría decir que gira en torno a las complicaciones que tenemos que pasar las mujeres en nuestra sociedad y en situaciones de poder y los privilegios sociales de los hombres. Con un corte muy feminista, Taylor saca una de las canciones mejor producidas del disco y que seguro perdurará en su carrera.

The Archer es mi canción preferida del disco ya que, recordemos que cuando salió, supuso una sorpresa por su carácter emocional en contraste con los singles ME! y You Need To Calm Down. En esta canción, Taylor se mira a sí misma y se hace autocrítica. Su musicalidad es más oscura, que podría encajar en algún álbum de Lana del Rey, o como han dicho muchos de sus fans, a Melodrama de Lorde. Es una canción que emociona, con la que empatizas profundamente y pausa un poco el ritmo del álbum. 

 

 

I Think He Knows es una canción que a mí personalmente me resulta un poco cansina aunque tiene un estribillo que tiene cierto enganche.

Después llega Miss Americana & The Heartbreak Prince, una de las canciones más interesantes del disco por el concepto que tiene. Es una canción que habla del ámbito político desde la perspectiva de un instituto. »I see the high fives, between the bad guys» haciendo referencia al disgusto que siente por la política actual, y »Cause I know this is a (fight) that someday we’re gonna (win)» teniendo esperanza por algún día cambiar las cosas. La música proviene de ‘’So it Goes…’’ , una canción de Reputation. Una canción preciosa, muy cinematográfica y de las más curiosas del disco.

Paper Rings es una canción muy divertida, con un ritmo muy teen, que habla sobre un amor que es tan profundo que le daría igual casarse con esa persona con anillos de papel. Wedding vibes otra vez.

Cornelia Street es una canción muy sentimental, con un ritmo que me recuerda bastante a Delicate, que cuenta una experiencia que ella cuando se fue a Nueva York a vivir y tenía un apartamento en Cornelia Street. Una de mis preferidas del disco.

 

Análisis de las canciones (10-18):

Death By a Thousand Cuts es una canción que a mi personalmente, me aburre musicalmente aunque la historia que cuenta es súper interesante. Pasa bastante desapercibida.

London Boy es una canción que me gusta mucho cómo está conectada y es muy divertida. Taylor Swift, en versión turista, explica su amor por lo inglés, Londres y su actual pareja (que por si no ha quedado claro, es británico).

Soon You’ll Get Better es la canción más dura del disco, en cuanto a nivel emocional, sobretodo para Taylor. La canción está dedicada a su madre, que sufre de cáncer desde hace unos años. En cuanto escuché los acordes y el banjo de fondo, casi me da algo porque es una canción completamente country, que podría encajar perfectamente en Fearless. Es como las canciones de la antigua Taylor, pero mucho más emocional. La canta junto a las Dixie Chicks, ya que es una de las bandas favoritas de su madre. Es una canción que no la va a cantar en el tour (como es entendible).

False God es una canción que me parece increíble, es muy distinta y tienes unas pinceladas de jazz con el saxofón, que crean una atmósfera bastante peculiar. Con mucha simbología, es una canción que podría pasar desapercibida por su tempo y por la posición en el disco, pero, analizandola, tiene un conjunto muy interesante.

Afterglow es una canción que tiene unas vibes que recuerdan a Back To December (Speak Now), ya que es una canción de autocrítica. En ella, Taylor reconoce que, a veces, ella también la fastidia y que tiene sus defectos. Tiene un bridge muy intenso y es una de mis canciones favoritas.

Me! y You Need to Calm Down fueron los dos primeros singles del disco y que, en mi opinión, engañaron a todos sobre cómo iba a ser el disco. Son canciones divertidas, muy bubble-gum pop, con una letra sencilla, nada especial, pero que hacían ver que el disco iba a ir por ese camino. Cuando, en realidad, ha pasado todo lo contrario, siendo un disco de los más emocionales de Taylor.

La canción más distinta y bastante peculiar del disco, junto a False God, es It’s Nice to Have a Friend, una canción que muestra un amor muy inocente entre niños (entendido en la canción como una amistad). Con una musicalidad que me recuerda a alguna película de animación, crea una canción de lo más entrañable.

 

Resultado de imagen de lover taylor swift photoshoot

 

Y terminamos el álbum con Daylight, una canción preciosa con la que voy a hacer la conclusión de toda la crítica.

Es muy interesante de lo que va la canción porque hace una referencia muy clara al álbum Red. Después de todos los estados de amor por los que pasa, perceptibles en las canciones de Lover, Taylor nos hace ver que ha encontrado a su amor verdadero. Se refiere a este amor como un amor dorado, un amor que tiene una luz dorada, al igual que Daylight (la luz del día). En Red, hablaba de que el amor que ella había conocido era rojo ‘’But loving him was RED’’, refiriéndose a un amor intenso y momentáneo. Pero ese amor le acaba sofocando, como se puede ver durante el transcurso del álbum.

En el prólogo de Red (del álbum) dice lo siguiente: ‘’Mis experiencias en el amor me han enseñado lecciones dificiles, sobretodo mis experiencias con la locura del amor. Las relaciones rojas. Las que iban de cero a cien kilómetros por hora…’’ y después, continúa: ‘’Y hay algo de qué enorgullecerse, seguir adelante y darse cuenta de que el verdadero amor brilla como la luz de las estrellas de oro… Tal vez pueda escribir un álbum entero sobre ese tipo de amor, si alguna vez lo encuentro’’.

¿De qué color es la luz del día?

Conclusión:

En conclusión, este álbum trata de Taylor Swift, en armonía consigo misma y el mundo, siendo una lover y encontrando su amor verdadero, mientras que te va enseñando todos los pasos y las experiencias que ha vivido para conseguirlo. Y es que todos somos unos lovers, a nuestra manera. Cada uno de nosotros, en su propio camino, está intentando encontrar la felicidad y encontrar a esa persona que te quiera de verdad. El amor es uno de los motores de la vida. Y aunque hay momentos en los que la vida es complicada y parece que todo está perdido, nunca hay que perder la esperanza. Porque para encontrar a esa persona, primero está la reconciliación y el amor a uno mismo que Taylor tanto manifiesta en el álbum. Después, ya vendrá todo lo demás. En definitiva, todo un discazo.

 

Resultado de imagen de lover taylor swift photoshoot

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *