Telecinco: feminista, pero no mucho

Sálvame la vuelve a liar. Sin embargo, esta vez los protagonistas fueron otros. Lydia Lozano, Belén Esteban o María Patiño, las que normalmente se roban el show, se cambiaron por Pepe Navarro, la periodista Paloma García-Pelayo y Jorge Javier Vázquez.

El mítico presentador de El Mississippi, concedió una entrevista al programa Sábado Deluxe para hablar de su posible paternidad de Alejandro, el hijo de Ivonne Reyes. La entrevista fue realizada por varios periodistas, entre los  que se encontraba Paloma García-Pelayo. Cuando le tocó el turno, la periodista le preguntó cómo describiría su relación con las mujeres. Ante la respuesta de “accidentada” por parte de Navarro ella le preguntó si había tenido alguna vez un problema grave con alguna de ellas que hubiera terminado en tribunales. El presentador pilló la referencia al momento. “¿Te refieres a la tal Vanessa que dice que le pegué? No des vueltas”, respondió y continuó con una dura reprimenda a la periodista: «Lo que has hecho es impropio de un profesional. Tenías que haber avisado de que me ibas a preguntar esto y te enseño gustosamente la documentación”.

Sin embargo el enfado que nadie se esperaba fue el de Jorge Javier Vázquez, presentador del Sábado Deluxe. «Paloma creo que en este momento lo que estás haciendo nos deja en muy mal lugar a todos. Estoy profundamente decepcionado como presentador”.

Y terminaba confesando que no  le gustaría volver a coincidir en ningún programa con la periodista.

 

LA “TAL” VANESSA

Su nombre completo es Vanessa Martín y fue pareja de Pepe Navarro durante tres años. En 2002 Martín denunció al presentador por “agresión y amenazas” y ganó el juicio. La sentencia hablaba de una falta de lesiones y una falta de injurias por 4.434 euros. Esta sentencia se publicó en noviembre de ese mismo año y fue recogida por diversos medios de comunicación. Casi veinte años después Pepe Navarro niega la condena y expone que solo tuvo que pagar 500 euros de multa.

Después del revuelo de Sábado Deluxe, Vanessa Martín se pronunció en Twitter: «Está condenado por pegarme a mí. ¿Se equivoca siempre la Justicia con él? Recurrió hasta el final y quedó muy claro que me pegó. Los partes médicos eran evidentes. ¿Tengo que seguir aguantando esto sin tener la libertad de expresarme? Es muy triste».

También tuvo palabras para el presentador: “¿Seguimos en una dictadura informativa? Jorge Javier tiene derecho a denominar con la palabra bobería una sentencia firme por lesiones. Recordemos que en el 2002 no existía el maltrato como penal, sino hoy estaría penado con la cárcel».

Al poco tiempo de ser publicados, estos tweets fueron eliminados. Martín teme que lo siguiente que ocurra es que le borren la cuenta y se quede totalmente sola y silenciada.

 

TELECINCO: PASAR DE CANCELAR A UN ABUSADOR A PROTEGER A OTRO

A principios de año se emitía en Telecinco el documental de Rocío Carrasco. En él la hija de Rocío Jurado explicaba y mostraba todos los abusos que había sufrido durante años por su exmarido Antonio David Flores. Por aquel entonces Flores era colaborador habitual de Sálvame. A pesar de las multitudes de pruebas que hay de que hubo abuso por parte de Antonio David, todos los enfrentamientos jurídicos que tuvo el ex matrimonio los ganó él.

Aún así, tras la emisión de la docu-serie, Telecinco decidió vetar al colaborador de cualquier programa de la cadena.

Por eso resulta tan extraño que en el caso de Pepe Navarro, la cadena decida proteger al abusador, cuando no es solo que haya pruebas, sino que ya ha sido juzgado y condenado por la justicia.

Se puede decir que Telecinco tiene sus propios jueces y deciden al margen de la ley quién es bueno y quién es malo, según más les convenza, abanderándose en muchos casos de movimientos como el feminista.

PALOMA GARCÍA-PELAYO SE DEFIENDE

Para muchos lo que sufrió la periodista en el programa de Sábado Deluxe no fue una reprimenda o un tirón de orejas, sino que fue censura en toda regla.

El lunes siguiente al programa, García-Pelayo tuvo la oportunidad de contar en el programa de Ana Rosa su versión de lo sucedido. “Jamás aviso a los invitados de lo que voy a preguntar”, se justificó la periodista.

El programa mostró muchos fragmentos del rifi rafe de la noche del sábado, pero decidió pasar por alto las palabras de Jorge Javier Vázquez. Sin embargo de una forma muy sutil, pero concisa la periodista respondió al presentador: «No quiero hacer sangre con esto, solo quiero defender lo que es justo y si algo es impropio es que se mienta sobre un asunto tan serio del que estamos muchos y muchas en contra. Es una pregunta apropiada porque era la única persona que podía contestarlo»