Este lunes 24 de septiembre ha dado comienzo la Olimpiada de ajedrez en Batumi, Georgia, que se dilatará hasta el próximo 6 de octubre. Pero, ¿qué es una Olimpiada de ajedrez? Aunque el ajedrez es reconocido como deporte por el COI (Comité Olímpico Internacional), no forma parte del programa de los Juegos Olímpicos. Al menos por el momento. Y es que en los últimos años se está haciendo fuerza para conseguirlo, pero su inclusión o no en el programa olímpico todavía es una incógnita. De momento, tenemos nuestra particular Olimpiada: la fiesta del ajedrez, el torneo por equipos de selecciones más importante del mundo. Eso sí, en vez de ciclos de 4 años como los JJOO, la Olimpiada de ajedrez se celebra cada dos años. Y, bienio tras bienio, hemos llegado a la 43ª edición.

Recién comenzada la competición esta misma semana, queremos conocer más de cerca el funcionamiento de una Olimpiada, acercarnos al ambiente mágico que tiene este enorme evento y, por supuesto, analizar los favoritos para llevarse este año las medallas a casa. Y para ello, hoy contamos con dos grandes jugadores y titulados españoles: la Maestra Internacional femenina andaluza Amalia Aranaz Murillo y el Maestro Internacional madrileño Adrián Suárez Uriel.

La Olimpiada se divide en dos torneos, el abierto y el femenino. Tú, Amalia, has disputado 3 Olimpiadas con la selección española femenina: 2010- Khanty-Mansiysk (Rusia), 2014- Tromso (Noruega) y 2016- Bakú (Azerbaiyán). ¿Qué supone formar parte del combinado nacional en el torneo de selecciones más importante del mundo del ajedrez? ¿Qué nos cuentas sobre el ambiente que allí se vive?

Amalia: Ir con la selección es una gran sensación de felicidad, es la recompensa al trabajo bien hecho en los dos últimos años. Y es que cuando se acaba la Olimpiada, tu pensamiento es hacia la siguiente, todo está orientado conseguir el billete para la próxima. El ambiente es completamente diferente a lo que vives en un torneo común. En una Olimpiada ves, oyes y respiras ajedrez. Cuando estás allí, el ajedrez se convierte en tu lenguaje diario como: “¿has visto la partida que jugaron ayer?”, “¿Viste cómo le ganó el final?”, “Vaya sacrificio…”, “¿Qué vas a jugar hoy?” … Aunque siempre hay algunos momentos para desconectar como la Bermuda party o perderte por la ciudad anfitriona. En definitiva, no es un torneo al uso, es el torneo que esperas que llegue cada dos años.

Por tu parte, Adrián, estás en una clara trayectoria ascendente. Imagino que tu próximo objetivo es conseguir el título de Gran Maestro -el máximo título en ajedrez-. Si lo consiguieras, ¿te plantearías el gran reto de formar parte del combinado nacional masculino en una Olimpiada? ¿O es demasiado optimista, al menos por el momento?

Adrián: Igual que creo que el título de GM sí es factible, ahora mismo me veo muy lejos de llegar al nivel de jugar una Olimpiada con España. Pero obviamente es una de las cosas que me encantaría vivir en el ajedrez, representar a tu país en el evento más importante del mundo y encima estar compitiendo contra los mejores del mundo es algo que ilusiona a cualquiera.

Aunque por el momento no forme parte de los JJOO, el ajedrez es uno de los candidatos a ser deporte olímpico. ¿Creéis que en un futuro se conseguirá? ¿Qué supondría para el ajedrez?

Amalia: Espero poder ver en el futuro un ajedrez incluido en los JJOO. Sin embargo, no sé cómo de rápida podría ser su inclusión. Actualmente creo que hay que superar muchos escollos. Por ejemplo, algo que considero esencial es cambiar la idea que tiene la sociedad sobre los requerimientos físicos del ajedrez profesional. La tensión y concentración que tiene que soportar el cuerpo de un ajedrecista durante 4-5 horas de partida hace que sea normal perder peso, a veces incluso mucho, durante un torneo si no se lleva una dieta equilibrada y preparación física. Muchos podrán pensar que estoy exagerando pero si consideramos que el cerebro es uno de los mayores consumidores de glucosa de nuestro organismo, la afirmación no es tan descabellada. Además, el cansancio mental es muy diferente al físico. En el ajedrez nunca veremos unas piernas como las de un ciclista al terminar una etapa. Sin embargo, la pregunta del millón es: cómo hacer que el ajedrez sea un deporte atractivo a los ojos de un inexperto observador, cómo hacer que un deporte donde prima la total ausencia de ruido sea divertido para el espectador. La solución puede no ser fácil pero estoy segura de que llegará.

Adrián: La verdad es que no tengo mucha idea de cuan complicado es entrar a formar parte como deporte olímpico, así que ahí no puedo aportar mucho. Lo que es seguro es que para el ajedrez sería un impulso muy grande tanto a nivel económico como a nivel mediático. Porque si bien es cierto que España es uno de los países con más torneos del mundo, a la gente de la calle es un deporte que le queda muy lejano. No hay tanta tradición como en otros países. Aún seguimos esperando al Fernando Alonso del ajedrez, que lo convertiría en un deporte muy seguido en España.

Vayamos con la porra. El año pasado vencieron en las categorías de abierto y femenino respectivamente las selecciones de Estados Unidos y China. De los 185 países participantes en el torneo abierto y los 151 del femenino, ¿qué combinados son vuestros favoritos para esta edición?, ¿y los favoritos al medallero individual, por tableros?

Amalia: Tengo la sensación, como otras muchas personas, que Rusia ganará en la competición femenina. Vale, no me estoy mojando mucho, así que sí lo voy a hacer en un medallero individual muy joven, de jugadoras cercanas a mi edad: en el 1 Dinara Saduakassova, el 2 para Aleksandra Goryachkina, en el 3 nuestra Ana Matnadze -ella no es de mi edad, pero la conozco desde pequeña, hemos compartido Olimpiadas y me declaro fan de sus partidas-, el 4 para Marina Brunello y finalmente, en el tablero 5, Meri Arabidze. En la competición abierta voto por India y el regreso de Anand.

Adrián: Una porra es difícil porque creo que en ambos torneos hay 4 o 5 equipos que pueden luchar para alzarse con el título, pero como hay que mojarse, diré China en el abierto e India en el femenino. Todavía es más complicado acertar el medallero individual. Para el torneo abierto diría que los mejores serán: en el tablero 1 Caruana, el 2 para Nepomniachtchi, el 3 Wei Yi, en el 4 Bu Xiangzhi y el 5 para Korobov.

¿Y las selecciones revelación de esta 43ª edición?

Adrián: En el abierto creo que Irán puede ser la revelación de este año con un combinado súper joven que si resiste la presión puede hacer un torneazo, encabezado por su tablero 1.. Y en el torneo femenino me la voy a jugar con España, que siempre están cerca pero les falta ese punto extra que pueden alcanzar este año.

Amalia: En el abierto en mi opinión la joven Irán y su primer tablero Maghsoodloo (actual campeón del mundo junior) van a dar mucho que hablar. En cuanto al femenino, pienso que Kazajistán puede ser la revelación. Siempre hacen un buen papel, pero creo que este año pueden hacerlo aún mejor.

Centrémonos ahora en España. Bakú 2016 guarda malos recuerdos para las selecciones masculina y femenina, pero este año puede ser diferente. En la selección femenina, comenzamos en el puesto 15º. En la edición de 2014-Tromso -en la que además Amalia tuviste un papel destacadísimo-, acabasteis las 13ª, a pesar de una dolorosa derrota en el último encuentro contra la selección de Armenia, que os restó muchas posiciones en la clasificación. ¿Este año se puede mirar más arriba?, ¿hay opciones de top 10?

Amalia: Siempre hay que mirar más arriba e intentar superarse. La gran dificultad a mi parecer es que los 5 tableros estén a su máximo nivel. Ésta fue la gran fortaleza con la que jugamos en Tromso, sin olvidar la pizca de suerte que siempre hace falta. En Bakú, por el contrario, no hubo ninguna de las dos, al menos en mi caso. Este año, partiendo de un 15 puesto creo que hay claras opciones de conseguir el top 10.

Adrián: Bueno, a priori creo que las opciones de un gran resultado español pasan más por el lado femenino este año que en el masculino. Las chicas tienen muchas opciones de meterse en top 10. Sobre todo la clave puede estar en nuestro tablero 2: la joven Marta García. Quizás es la más irregular de las 5, pero es capaz de hacer auténticos torneazos y creo que, si le sale el torneo, España luchará por meterse entre las 5 primeras.

En el abierto destacan las sonadas ausencias por diversos motivos de tres de los cuatro jugadores nacionales más potentes: Vallejo, Salgado y el renacionalizado Shirov. Aun así, partimos en el número 24 del ranking. ¿Qué papel hará la selección española?

Adrián: Ojalá me equivoque, pero creo que optar a un top 10, que por otra parte es siempre un objetivo complicadísimo, va a ser muy difícil este año. Son tres ausencias muy importantes, pero aun así será muy interesante ver el papel del niño Antón en el primer tablero y cómo se defienden el resto que quizás no están tan acostumbrados a jugar con gente de 2700 de Elo, como les tocará en los encuentros más difíciles.

Amalia: Aunque son bajas importantes creo que el papel de España puede ser bueno. Es cierto que esos nombres nos habrían ayudado a subir puestos en el ranking inicial, pero al final lo que cuenta es el nivel que se demuestra en el torneo. Las Olimpiadas, y más el torneo abierto por el gran nivel de los equipos, no es un torneo que te permita tener la cabeza en otra parte. En el tablero tu estado de ánimo es lo primero que se demuestra.

Además de las mencionadas bajas españolas, se suman otras de todavía más calado. Entre ellas, podemos mencionar las de los rusos Svidler y Grischuk, el excampeón búlgaro Veselin Topalov, la china Hou Yifan o la sueca Pia Cramling. Pero, por encima de todos ellos, llama la atención la ausencia del vigente campeón del mundo, Magnus Carlsen, sin cuya participación la selección noruega se va a ver mermada. Sin embargo, sí participa para EEUU su retador para el cetro mundial en noviembre, Fabiano Caruana. ¿Cómo puede afectar esto al match por el título? ¿Quién es el favorito para el Mundial?

Adrián: Yo creo que no va a afectar mucho al match, ya que es en noviembre. Aunque en estos meses ya no van a jugar torneos importantes, todavía hay margen de sobra. ¿Y Caruana va a esconder sus armas en la Olimpiada? Obviamente, al menos al principio, no lo va a dar todo y se guardará algo, pero en realidad no es algo tan grave porque las aperturas de Carlsen son menos críticas. Además, Caruana sabe mucha teoría, siempre se puede sacar otro as de la manga. En cuanto al match por el campeonato del mundo, creo que está muy igualado y va a depender mucho de quién consiga imponer su estilo. Si Caruana consigue complicaciones en la apertura y posiciones con mucha táctica, tendrá muchas opciones. Si por el contrario, Carlsen logra “secarle” desde la apertura y le lleva a su terreno, el noruego es casi imbatible ahí.

Y terminamos con una de las actividades más divertidas de la Olimpiada: la tradicional Bermuda Party, aprovechando la jornada de descanso en el ecuador del torneo. ¿Qué nos puedes contar de esa jornada festiva, en presencia de los mejores jugadores del mundo?

Amalia: La Bermuda Party es el evento social más esperado de la competición. Es el momento donde tu mente descansa, se divierte y liberas tensiones. Digamos que perder el día de la Bermuda Party es menos doloroso que hacerlo cualquier otro día. Y este año va a ser más importante incluso, ya que se ha eliminado el segundo día de descanso y su noche de fiesta. Veremos lo que nos depara esta fiesta, aunque “lo que pasa en la Bermuda, se queda en la Bermuda”.

1 thought on “43ª Olimpiada de ajedrez: Entrevista a Amalia Aranaz y Adrián Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *