Conociendo el ciclismo de cerca: Entrevista a Chema Pérez

Celebradas ya tres clásicas, el ciclismo se preparara para el pistoletazo de salida de las tres grandes. Aprovechamos para conocer de cerca este deporte de la mano del ex-ciclista de competición y entrenador Chema Pérez

Si revisamos nuestra bitácora deportiva para el año 2018, constataremos que estamos en pleno comienzo de la temporada ciclista. Con tres clásicas ya disputadas y el inicio de las tres grandes a la vuelta de la esquina, la bicicleta se convierte en protagonista de los medios deportivos. Hoy aprovechamos para conocer mejor el ciclismo de la mano de Chema Pérez, ex-ciclista de competición y actual entrenador de jóvenes promesas.

Prácticamente todo el mundo ha montado en bicicleta o incluso lo hace habitualmente por diversión. Sin embargo, no son tantos los que deciden dedicarse a ese deporte y dar el salto del nivel amateur a las carreras. ¿Cómo fueron tus comienzos?

Al principio me encantaba ver carreras ciclistas por la televisión. Además, yo salía mucho de paseo con mi bici de montaña. Un día decidí que me gustaría probar en este deporte y mi padre me ayudó a encontrar un club donde empezar. Entonces, empezamos en el club ciclista aragonés, donde pude empezar a competir con gente de mi edad. Allí ya conocí entrenadores y compañeros, vi el buen rollo que había y me encantaba la forma de hacer las cosas, así que me decidí a seguir adelante.

Mucha gente probablemente no da el paso porque no hay mucha información al respecto de clubes, carreras o formas de iniciarse. Hay poca promoción y quizás si se diera más a conocer tendría más llamada. No es como el fútbol u otros deportes mayoritarios, en los que la forma de empezar es mucho más fácil. De hecho, la mayoría de la gente está en ciclismo porque sus familiares se han dedicado a la bici y a partir de ahí les ha gustado. Yo no empecé antes porque realmente no sabía cuál era la forma de comenzar, las escuelas que había, ni que existiera la posibilidad de empezar desde crío.

Actualmente, además de salir con tu bicicleta también formas a nuevos ciclistas. ¿Cómo es entrenar y por qué decidiste dar este nuevo paso?

Hace un tiempo dejé un poco de lado la competición. Llegué a un punto en el que el tiempo que había que dedicar a entrenamientos, descanso y viajes era demasiado para compatibilizarlo con mis obligaciones y estudios. Ahora hago mis salidas ciclistas pero sin ningún propósito competitivo. Aunque quién sabe si en el futuro volveré a ponerme un dorsal.

En cuanto a mi faceta de entrenador, una vez que dejé la competición, tenía más tiempo y antiguos compañeros y entrenadores que habían formado una escuela de ciclismo (Escuela Ciclista Zaragoza) me propusieron unirme. Me pareció un reto apasionante poder devolver lo que a mí me habían enseñado. Lo vi como una buena experiencia y al fin y al cabo sigo ligado al ciclismo, que es lo que realmente quería. Una vez que me he metido aquí, puedo decir que es algo muy satisfactorio. Los chavales son muy agradecidos y me aporta mucho.

¿Y cuáles son las principales actividades que realizas en los entrenamientos?

Hasta el año pasado, que estaba más involucrado con las escuelas (de 5 a 14 años), el objetivo principal de los entrenamientos era que los chicos disfrutaran mediante juegos, gymkanas y paseos en bici. Ahora que ya llevo a los cadetes (15-16 años), tienen un entrenamiento semanal más autónomo y yo me vuelco más en los fines de semana acompañarles a competiciones.

Pero volvamos a tu faceta de corredor. ¿Qué carreras de competición te han marcado más dentro de tu trayectoria? ¿Destacarías también alguna cicloturista? La Quebrantahuesos es una ilustre en el calendario ciclista español…

Todas han tenido su transcendencia y cada una de ella ha tenido sus particularidades, pero sobre todo guardo buen recuerdo del campeonato de Aragón de sub23 en 2013 donde hice tercero compartiendo cajón con mi buen amigo Alberto Just, que posteriormente fue campeón de España y con Jorge Arcas, actualmente en Movistar.

Todavía no me he metido de lleno en el mundo del cicloturismo para nombrarte una favorita, pero sin embargo sí que he participado en la Quebrantahuesos y la gente que mueve y todo lo que rodea la hace muy grande. Ese fin de semana todo Sabiñánigo y alrededores se vuelcan con el ciclismo y el ambiente es increíble, a pesar de  algún loco que por querer bajar unos minutos pone en riesgo a los demás…

En España el ciclismo no es todavía mayoritario. ¿Cuáles son para ti los valores más importantes de este deporte y cómo convencerías a los indecisos a subirse a la bici?

Como valores destacaría sobre todo el compañerismo, así como el sacrificio y compromiso que el ciclismo conlleva. Puede parecer un deporte muy individual pero en realidad tiene una dosis muy alta de trabajo en equipo. Yo animaría a todo el mundo a probarlo, y mi consejo es comenzar rodeado de gente con experiencia, ya que ellos te podrían ayudar y aconsejar en las primeras pedaladas. Un buen comienzo sería contactar con conocidos o clubes ciclistas y salir a la carretera acompañados. Una vez comiencen, se engancharían al ver el ambiente que rodea a este deporte, que es muy bueno y muy familiar.

Quizás uno de los hándicap que más alejan a los amateurs de salir con su bici es la seguridad. Por desgracia, recientemente estamos conociendo muchas noticias de atropellos en carretera.

Desde luego, es un tema muy importante y que no se puede dejar de lado porque por mucho que el ciclista circule correctamente y con prudencia, nadie te garantiza que pueda ocurrir algo. Al final el corredor está muy indefenso en la carretera… Para ello, creo que habría que endurecer las leyes, además de aumentar la concienciación para evitar conductas imprudentes al volante.

En la otra cara de la moneda, frecuentemente conductores y peatones se quejan del comportamiento de los ciclistas, especialmente en ciudad. ¿Crees que también tienen parte de razón?

Por supuesto, para exigir respeto a los demás nosotros mismos tenemos que dar ejemplo de ello, y en muchos casos no es así. Mientras eso no cambie no avanzaremos. Aunque también a veces se asocia al ciudadano que va en bici como medio de transporte con el ciclista que practica deporte, nos meten a todos en el mismo saco y no debería ser así.

Por desgracia, tampoco podemos pasar sin hablar de la gran mancha que rodea este deporte: el dopaje. De hecho, los casos de dopaje tocan incluso a los mayores astros de la bicicleta, como Armstrong, Contador y recientemente Froome. Esto daña muchísimo al ciclismo y hace que, quizás injustamente, se asocie este deporte con el dopaje.

Estamos en contra del dopaje y todos los que realizan conductas ilegales porque lo único que hacen es dañar y perjudicar el deporte que nos gusta. Realmente se nos asocia una imagen que no se corresponde con la realidad y no nos merecemos. De hecho, a lo largo de la temporada, los ciclistas profesionales están sometidos a muchísimos controles anti-dopping y en realidad el porcentaje de positivos es ínfimo en relación con la cantidad de test que se hacen.

En cuanto a los casos que mencionas, no sé hasta qué punto las cantidades que salieron en los cotroles de Contador y Froome suponen una mejora del rendimiento o no, pero hay unas normas y si las sobrepasas, se deben aplicar las sanciones correspondientes. Se deben asumir las consecuencias independientemente de que no se hayan sobrepasado mucho los límites permitidos. En este sentido, respecto al tema de Froome, considero que la suspensión debería haber sido mucho más rápida y no permitir que durante este tiempo esté compitiendo.

Mencionábamos antes las horas de entrenamiento y el sacrificio que exige este deporte. Tras 16 etapas del pasado Tour de Francia, Pawel Poljanski conmocionó las redes sociales con una foto de sus piernas exhaustas. ¿Hasta qué punto te lleva al límite el ciclismo?

En el ciclismo profesional cualquier detalle es muy significativo. A esos niveles se controla todo muchísimo: las horas de descanso, la alimentación, zonas de pulso, vatios… En definitiva, hay muchos factores. En realidad, casi todos los corredores trabajan igual y luego depende de la fisionomía de cada persona que se pueda dar la imagen de Poljanski o no. Una gran vuelta de tres semanas es realmente exigente para todos.

No obstante, hay que decir que el ciclismo te lleva al límite en lo físico pero también en lo mental. Además, me gustaría señalar que en el ciclismo el esfuerzo no es cosa de un solo día, es cuestión de prepararlo todo el año. Son muchos factores que se van preparando durante toda la temporada y digamos que el día de competición es un día más.

Al hilo del cuidado de la alimentación, incluso al poco de retirarse, Alberto Contador comentó en tono de broma que lo mejor de la retirada era poder volver a comer jamón sin quitarle el tocino. Supongo que la alimentación es importantísima, antes de las etapas y también durante las mismas.

Un Tour son muchos días. Pero cuando yo competía, desde 2-3 días antes ya iba comiendo muchos carbohidratos, y también justo antes de la carrera un plato de pasta era obligatorio. Luego durante la carrera, es un mundo. Hay gente que come plátanos, otros barritas, geles… Pero sí que es cierto que tienes que ir ingiriendo constantemente si no quieres desfallecer. Comer y beber es necesario aunque no tengas hambre ni sed para evitar que llegue la pájara. Esto exige muchísima concentración, que se suma a la de la propia de la competición.

Hablando de Contador, con él, se retiró uno de los mayores iconos españoles de los últimos años. ¿Qué opinión te merece su carrera? ¿Y cómo ves el futuro del ciclismo español? En todas las quinielas está Mikel Landa, flamante refuerzo del Movistar Team.

Para mí Contador ha sido un icono de admiración por su valentía y la manera de afrontar las carreras. Ha sido un ejemplo a la hora de competir y de cómo entender el ciclismo. Todo esto aparte por supuesto de lo exitosa que ha sido su carrera.

En cuanto al ciclismo nacional, para mí Landa es más que el futuro el presente del ciclismo español. Además, actualmente seguimos teniendo grandes corredores, como Valverde, los Izaguirre, el propio Landa, Castroviejo… Y vienen otros muy buenos por delante, como De la Cruz, Marc Soler, Enric Mas o Jaime Rosón. Sinceramente, creo que el futuro del ciclismo español está asegurado. Barriendo más para casa, me gustaría poner en valor el gran paso que ha dado el ciclismo aragonés. Contamos ya con cuatro ciclistas profesionales, que además vienen con gran fuerza.

Y aprovechando la actualidad, supongo que eres un gran clasicómano y precisamente hablar del mes de abril es hablar de las clásicas. Ya se han celebrado la Milán-San Remo, el Tour de Flandes y la París-Roubaix, y en los próximos días se correrá en Lieja. ¿Qué destacarías de estas carreras esta temporada?

En estas carreras se puede ver un ciclismo diferente al que se conoce más popularmente (las tres grandes) y se puede constatar la manera en que se ve el ciclismo en otros países. Por ejemplo, en Bélgica se vuelca todo el país con su carrera, como si fuera el deporte rey.

En cuanto al desarrollo de las carreras, en Flandes se ha visto que el equipo Quick-Step no ha tenido un gran dominador, pero aun así ha podido resolver y ganar. También me ha gustado mucho la escapada de Iván García Cortina a casi 200 km de meta y que creo que dará mucho que hablar en las carreras sobre piedra. De la Milán-San Remo destaco la valentía de Nibali: el pensar en escaparse y llegar sin mirar atrás, fiel a su apuesta, además de haber disputado Flandes siendo que no es su estilo. Es un corredor que siempre busca nuevos retos.

En la París-Roubaix al final lo deportivo se queda en un segundo plano, después de muerte de Goolaerts por un paro cardiaco. Pero si tuviera que destacar algo es que a Sagan no le puedes permitir nada, aprovechó un momento de despiste para lanzar su ataque, el resto se quedaron pensativos y a lo que se dieron cuenta ya les llevaba medio minuto, demasiado para un tío como el eslovaco y sin una clara organización detrás. No para de agrandar su palmarés.

Las tres grandes están ya a la vuelta de la esquina, con el Giro de Italia preparado para dar el pistoletazo de salida. Como no puede ser de otra manera, te pedimos una porra para Giro, Tour y Vuelta.

Realmente a día de hoy solamente tenemos la start-list del Giro en el que me inclino por Dumolin, Chaves y Aru. Para el Tour es más difícil, pero me voy a mojar, mis favoritos son Landa, Porte y Roglic. Y para la Vuelta, mejor esperamos unos meses…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *