El dominio de Mercedes se tambalea ante un Red Bull crecido

Red Bull - Verstappen y Pérez en GP Francia | Fuente: twitter
¿Quién dijo que la Fórmula 1 era aburrida? Max Verstappen y Red Bull se imponen a Mercedes y animan la batalla por los campeonatos. El dominio de los alemanes se tambalea ante el crecimiento de los Red Bull esta temporada.

¿Quién dijo que la Fórmula 1 era aburrida? Incluso en un circuito como Paul Ricard, que prometía una carrera carente de emoción, esta estuvo presente hasta los últimos giros. Con la bandera a cuadros, Verstappen volvió a ampliar su liderato en el campeonato de pilotos con una victoria y a Red Bull le supo como una revancha por grandes premios pasados. Quizá no llegase el cambio de reglamento, pero el orden establecido se tambalea.

Max Verstappen salía desde la pole en el Gran Premio de Francia, con los dos Mercedes acechando y con Checo Pérez en cuarto lugar. Sin embargo, un error en la primera curva supuso la pérdida de la cabeza y, momentáneamente, el liderato en el campeonato de pilotos. En un circuito como Paul Ricard, adelantar se complica cuando enfrente hay un coche con más ritmo, los neumáticos se degradan y el aire sucio hace su efecto. Ante esta situación, solo quedaba confiar en una buena estrategia para vencer a las flechas plateadas. 

Era ya algo personal. Mercedes ya les superó en estrategia esta temporada, los fantasmas de España no podían regresar. En esta ocasión, la escudería de la bebida energética optó por jugar sus cartas de otra manera. En la vuelta 19, decidieron parar a Verstappen en busca del undercut. La estrategia funcionó y el holandés lo superó tras su parada. Mientras, a la cabeza se mantenía Pérez, que todavía debía pasar por boxes. En la vuelta 32, tras someter a sus gomas a una alta degradación,  Verstappen volvió a parar para optar por el compuesto medio, más rápido y fresco para superar tanto a Bottas cómo a Hamilton, animando el final de la carrera. Por su parte, Pérez aprovechó el ritmo que tenía para superar a Bottas y hacerse con el tercer lugar.

Ferrari se hunde y McLaren sale reforzada

Luces y sombras en el duelo de los mortales. Ferrari partía desde una posición ventajosa en parrilla. Sin embargo, los de rojo sufren muchísimo en circuitos de temperaturas elevadas y alta degradación de neumáticos. Dicho comportamiento, inexplicable para los de Maranello, supuso un retroceso en carrera, quedando Sainz en 11º lugar y Leclerc 16º. En la otra cara de la moneda, McLaren, que dispone de un coche más lento de una vuelta, se comporta mejor en carrera. Lando Norris y Daniel Ricciardio, que partían por detrás de los Ferrari, terminaron por delante, con mucho más ritmo de carrera y un mejor comportamiento de los neumáticos. Un problema a tener en cuenta para los italianos, que luchan por el tercer puesto de constructores.

Los títulos, en juego

Con este resultado, Red Bull suma ya tres victorias consecutivas. Esto no sería noticia si no fuera porque supone la primera vez que lo consiguen en la era híbrida. Desde que esta comenzara, Mercedes ha estado dominando con puño de hierro. Ahora, todo parece indicar que Red Bull está un peldaño por encima. El trabajo de cara a esta temporada 2021 está surtiendo el efecto deseado. Además, es el último año de Honda como proveedor de motores tanto para ellos como para Alpha Tauri. Aunque todavía queda mucho, este año habrá una competición real por el título de pilotos y constructores. La emoción ha vuelto a lo más alto de la Fórmula 1.