El Barcelona gana la Copa del Rey en el adiós a Iniesta

El FC Barcelona continúa haciendo historia en España. Después de perder contra la Roma en Champions League, el Barça estaba obligado a conseguir su cuarta Copa del Rey consecutiva y poder completar su redonda temporada. Los líderes de la Liga ganaron 5 o 0 a un Sevilla triste, gris, que necesita mejorar para luchar para entrar en puestos de la Europa League.

Volvió a ser un partido marcado por la política. Esteladas independentistas decoraban una pequeña parte de la grada culé. Los pitos al himno español fueron acallados por los vítores de la afición sevillista.

A pesar de la goleada del Barcelona al Sevilla y de su merecido triunfo, el protagonista fue él, Iniesta. El de Fuentealbilla puede despedirse esta temporada del Barcelona y el partido frente al Sevilla pudo ser su última final disputada.

Al margen del intromesismo político por parte de algunos culés, el partido trascurrió con normalidad y facilidad para el Barcelona. El resultado de 5 a 0 pone de manifiesto la excelente temporada que han realizado los de Valverde y el desigual e inestable momento que atraviesa el Sevilla.

Dos goles de Luis Suárez y uno de Messi en la primera parte del partido bastaron para demostrar la superioridad culé. Cuando la victoria ya era asegurada, comenzaría el auténtico espectáculo. Iniesta necesitaba marcar un gol en su última final disputada. Todo parecía indicar que el larguero y la suerte se lo impedían. Sin embargo, el destino hizo que en la segunda parte Andrés Iniesta marcara el cuarto gol del partido. El quinto gol sería de mano de Coutinho, que convirtió la pena máxima en un nuevo tanto culé.

La alegría del Barcelona se oponía a la decepción de la afición sevillista. Sin embargo, a pesar del resultado, los del Sánchez Pizjuán supieron demostrar a su equipo una esperanza que el Sevilla cree perdida.

Andrés Iniesta fue sustituido antes de terminar el encuentro. Valverde sabía que el dueño del gol del Mundial necesitaba, y se merecía, una despedida digna. Entre vítores y aplausos de sus compañeros y de ambas aficiones, Iniesta se despidió entre lágrimas del Wanda.

El Barcelona ya ha ganado su primer título de la temporada. El próximo destino es la Liga, para la que tan solo necesita 3 puntos para conseguirla. El Sevilla, en cambio, debe recuperar su identidad para poder meterse en Europa. Pero ya sabemos, esto es fútbol, y todo puede cambiar en 90 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *