¿El Mundial más igualado?

En la antesala del Mundial que se disputará en China, los equipos ya van perfilando sus equipos para encarar de la mejor manera posible el que seguramente sea el Mundial más igualado de los últimos años.

A partir del 31 de agosto hasta el día 15 de septiembre, las mejores selecciones del mundo nos ofrecerán un banquete baloncestístico del que saldremos saciados. Quizás con el inicio de las grandes ligas de fútbol en Europa, el aborrecedor culebrón de Neymar o la Vuelta Ciclista a España, nos hemos olvidado de que se acerca una de las citas deportivas más atractivas del año que nos mantendrá atentos a todo lo que pase durante medio mes.

Si hubiera que apuntar alguna novedad con respecto a anteriores ediciones del Mundial, la que sin duda es la más llamativa es la convocatoria realizada por Gergg Popovich, seleccionador de EE.UU. Más que la que ha hecho, ha sido la que le han dejado hacer debido a la negativa de las mayores estrellas de la NBA, siempre determinantes en este tipo de torneos, a acudir a la cita mundialista que se disputará en China. El bajón de nivel por parte de los estadounidenses pudo confirmarse con la que fue su primera derrota en más de trece años ante Australia, eso sí, en un amistoso.

Este hecho, ha supuesto un incremento de las posibilidades de los eternos aspirantes al cetro mundial, viéndose reflejado tanto en las casas de apuestas como en el actual ranking FIBA, que coloca a Serbia como la mejor selección. Y es que el resto de países han olido sangre y echarán el resto para vencer al que es sin duda el rival a batir en el torneo, o por lo menos, tener un lugar en el medallero de Pekín el día 15 de septiembre.

El país que cuenta con el jugador más determinante del Mundial es Grecia. En sus filas se encuentra Giannis Antetokounmpo, MVP de la NBA caracterizado por su portentoso y privilegiado físico que junto a su enorme calidad técnica dan como resultado un jugador total. Además, no faltarán los más veteranos como Calathes, Papanikolau o Slaukas, añadiendo la entrada en la lista al hermano de Antetokounmpo, Thanasis.

Como ya hemos dicho, Serbia parte como la número 1 en este Mundial ante la sorpresa de todos. Sin embargo, viendo el plantel de los de los Balcanes podemos poner la mano en el fuego a que darán mucho que hablar en la pista. En primer lugar, cuentan con Jokic, el voluminoso pivot de Denver Nuggets único e imparable en la pintura debido a su altura, fuerza y agilidad pese a su peso, además de su capacidad de resistencia que le llevó a disputar en un partido más de 60 minutos de juego, algo histórico. Si a Jokic le sumamos los 221 centímetros de otro jugador NBA, en este caso Boban Marjanovic, Serbia sin duda cuenta con uno de los mejores juegos interiores del campeonato. Por último, Serbia dispondrá de los incombustibles Bjelica y Radulijca, unos fijos en las convocatorias.

Australia puede fardar de haber roto la histórica imbatibilidad de Estados Unidos, aunque haya sido en un amistoso. Por eso y por otras muchas razones, no habrá que olvidarse de los australianos en este Mundial. Cuentan con varios jugadores que sorprendieron gratamente en las olimpiadas de Río de Janeiro como el jugadore de Cleveland, Dellavedova; el de San Antonio Spurs, Patty Mills; Andrew Bogut o el exbarcelonista y actual jugador de Utah Jazz, Joe Ingles. En resumen, una base consolidada con varios jugadores de la NBA añadido a los nuevos que siempre aportan esa pizca de ilusión tan necesaria en este tipo de torneos.

Nuestra vecina, Francia, siempre está entre las favoritas para la disputa de las medallas mundialistas por la calidad de sus plantillas, y este año no iban a ser menos. Para China contarán con cinco jugadores NBA como Batum, un viejo rockero; el pívot Gobert, excompañero de Ricky Rubio en Utah; Fournier, Ntilikina y Poirier. Sumando la presencia del veterano y eficaz De Colo o el jugador del Valencia Basket, Labeyrie. Sin duda, la ausencia más significativa es la del barcelonista Thomas Heurtel, que se quedó fuera del los doce elegidos para disputar el Mundial.

Para finalizar este repaso a las grandes selecciones que pelearán por el título mundial, tenemos que hablar de nuestra selección: España afronta el campeonato con el marcado objetivo de alcanzar el pódium y, por qué no, ganar el Mundial. Cuenta con bajas significativas como la del legendario Pau Gasol, además de las del “Chacho” Rodríguez, Ibaka o Mirotic. A pesar de ello, tendremos un plantel inicial de bastante nivel conformado por el flamante campeón de la NBA, Marc Gasol; un Ricky Rubio en su mejor momento profesional; los hermanos Hernangómez; y la siempre presente moto de Sergio Llull para dar otro ritmo a los partidos. Sin olvidar al resto de seleccionados como Rudy Fernández que ejercerá de capitán.

Quizás no sea la convocatoria con más nombres propios de las que ha tenido España a lo largo de los años, pero hay que tener en cuenta que la selección se haya inmersa en plena transición estructural de su plantilla debido a que los jugadores más laureados en la historia del combinado nacional están empezando a retirarse o a apartarse de la selección. Esta nueva remesa de jugadores que forman un bloque diverso de veteranos y noveles intentará mostrar todo el baloncesto que llevan dentro de la mano de un Sergio Scariolo que se enfrenta a su enésimo reto con la selección española.

Ya están todos los protagonistas preparados para dar inicio a la decimoctava edición del campeonato del mundo en China, con el principal aliciente (o decepción, según como se vea) de ver al peor equipo de Estados Unidos en lo que va de siglo abriendo así la puerta a una igualdad entre selecciones nunca antes vista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *