Samantha Cerio es una gimnasta estadounidense de 22 años de edad cuya carrera apuntaba ser de lo más exitosa, sin embargo, el pasado viernes, una mala caída cambió su vida. Sufrió una grave lesión durante una competición de la NCAA (National Collegiate Athletic Association) dislocándose sus dos rodillas además de sufrir fracturas en tibia y peroné en ambas piernas. Como era de esperar, fue operada de urgencia dada la gravedad de su lesión, y tras despertarse de la intervención, anunció su retirada a pesar de de su corta edad. Ella no es partidaria de dejarlo pero alega que las cosas no siempre salen como uno quiere. Los médicos aseguran que su lesión es de tal magnitud que le recomiendan que no vuelva a hacer gimnasia debido a que es un deporte que exige mucho desgaste físico.

Samantha comenzó su carrera como gimnasta en el año 2016, representando a la universidad a la cual pertenecía, los tigres de Auburn (Alabama). Nada más empezar a competir, obtuvo unos resultados muy buenos en la NCAA, por lo que multitud de ojeadores le comenzaron a seguir la pista debido a la destreza que mostraba en esta disciplina. Sin embargo, este trágico episodio de su carrera ha provocado que se despidiese en contra de su voluntad de este deporte.

Está claro que la gimnasia es un deporte muy sacrificado en el que no siempre obtienes lo que quieres, no solo en cuanto a marcas y puntos, sino también en cuanto a lesiones. Para Samantha, esta lesión ha supuesto el fin de su carrera a pesar de su corta trayectoria, y como era de esperar, esta lesión le ha pillado por sorpresa.

La universidad entiende lo duro que es para ella dejar el deporte que más ama, por lo que esta le ha realizado un pequeño homenaje lanzando una publicación en la que se le agradece la gran participación que ha tenido en esta disciplina. Además de esto, Samantha se lleva las grandes palabras de apoyo que le dedicaron su entrenador y compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *