¿Es necesario renovarse?

El mundo de la danza está en continua innovación. Los cambios, nuevas modalidades y combinaciones renuevan la danza para darle nuevos enfoques y acercarla a otros deportes.

Ballet fit

La bailarina Gloria Morales ha creado una modalidad que combina ballet clásico con ejercicios de fitness. El llamado «BALLET FIT» permite acercar el ballet a otros deportistas. Con la confluencia de los elegantes ejercicios de ballet clásico y los ágiles movimientos fitness la bailarina ha logrado un equilibrio entre las dos modalidades que llama la atención, y además, funciona.

Según la bailarina, la mezcla de estas dos disciplinas fortalece las articulaciones, tonifica y favorece el trabajo cardiovascular. El ballet te hace consciente de tu postura, por eso practicarlo asiduamente ayuda a la percepción corporal y la coordinación. Esta modalidad no solo trabaja el cuerpo, si no que ayuda al desarrollo de la autoestima y mejora la concentración gracias al denominado «wellness».

Ballet en otros deportes

La danza clásica es más que un deporte, es considerado un espectáculo y día a día llena teatros para disfrutar de él. Sin embargo, también es una gran manera de conocer tu cuerpo y aprender a controlarlo, aunque no hace falta ser bailarín profesional. Los ejercicios de ballet requieren mucha concentración y una percepción de todos los músculos del cuerpo: desde las puntas de los pies hasta la forma de las manos. Las bailarinas de clásico están acostumbradas a practicarlo a unos niveles muy altos, pero en menor medida sería muy beneficioso para otros deportes.

Desde mi punto de vista, esta nueva modalidad puede ayudar a conocer los beneficios que tiene el ballet para cualquier deportista, no solo para deportes como la gimnasia rítmica, en los que es indispensable practicar ballet, sino en todo tipo de deportes. Muchas modalidades deportivas se basan en conocer el cuerpo y saber cómo usarlo, por eso, el ballet fit puede ser una gran idea para implementar el ballet de una

fotografía:
Ivandrei Pretorius

forma un poco más conocida.

El uso de músicas, desde clásicas hasta las más actuales, hace que sea mucho más atractivo y llame más la atención. La música y la danza ayudan a desarrollar amplias zonas cerebrales y producen dopamina. Lo que genera una sensación de satisfacción. Además, sacaría a los

deportistas de las rutinas de sus deportes.

La danza y deportes del estilo son un mundo muy encasillado, en el que aún muchas personas no se atreven a entrar, pero iniciativas como la de Gloria permiten que poco a poco la danza se vaya abriendo puertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *