Europa corona un nuevo campeón y atisba un cambio de era

MAD Lions campeón LEC Spring 2021 | Fuente: Twitter
MAD Lions son los nuevos campeones de la LEC tras superar a Rogue. Después de años de dominio alterno entre G2 y FNATIC, una nueva era se atisba en el horizonte con renovados contendientes para el título.

El League of Legends europeo cambia de paradigma con un nuevo campeón y un hito histórico de la propia competición. MAD Lions se alzó victorioso en su enfrentamiento al mejor de cinco frente a Rogue y será el representante de LEC en el próximo Mid Season Invitational o MSI. La ausencia de la competición la pasada campaña coincide este año con la falta del actual campeón, G2 Esports, que fue incapaz de llegar a las finales. De hecho, ni ellos ni FNATIC han llegado a disputar el último encuentro, un hecho prácticamente inédito a lo largo de los años de competición.

A diferencia de otros años, la LEC parecía que tendría un dominio claro de los samuráis, tras la llegada de Rekkles al equipo, completando un roster que podía rozar la perfección. No obstante, su nivel de juego durante la temporada y, especialmente, en playoff denota un cambio en el rumbo competitivo de la región europea. No importa que FNATIC haya quedado mermado, nuevos contendientes se han alzado en el camino para experimentar un nuevo camino. Ahí es donde entra MAD Lions y Rogue, ambos equipos en crecimiento desde el año pasado, pero que este ha decidido apropiarse del escenario principal.

Las viejas dinastías frente a los nuevos aspirantes

Durante la temporada regular, tanto Rogue como MAD Lions demostraron que eran equipos para tener en cuenta en el momento más decisivo de la temporada. Rogue finalizó en segundo lugar, igualando a G2 Esports en la cima, pero con el enfrentamiento directo perdido. En el caso de MAD Lions, el resultado final quedó algo alejado de los dos primeros, sin embargo, le bastó para ocupar cómodamente la tercera plaza y encaminarse hacia la fase final con la mayor concentración posible.

En el camino hacia la final, MAD Lions ganó a Rogue en la primera ronda por 3-1, adquiriendo el pase directo a las semifinales. Allí el enfrentamiento contra G2 volvió a ser favorable por 3-1. En cambio, Rogue, tras su primera derrota, llegó a la final por el cuadro inferior, superando a Schalke 04 y a los samuráis por 3-1 en ambos partidos. Con FNATIC y G2 Esports fuera, Europa tendría un nuevo campeón.

Las expectativas sobre la final estuvieron a la altura con un partido que estuvo vivo hasta la quinta partida. Rogue comenzó ganando y estuvo a punto de alzarse campeón, no obstante, los leones no dieron su brazo a torcer y establecieron el 2-1 en el marcador. Con el empate, todo quedó abierto a una última partida en la que todo estaba en juego. Finalmente, MAD Lions derrotó a Rogue y adquirió su billete para Islandia.

Con esta victoria, Europa abre el camino a nuevos contendientes, quebrando el dominio impuesto entre FNATIC y G2 Esports durante años. Un nuevo comienzo que puede traer a la región muchas alegrías y está a la espera de alcanzar el nivel necesario para traer el tan ansiado título mundial. Solo el tiempo dirá si este cambio de paradigma alcanza el objetivo o, por el contrario, lo aleja aún más.