La Fórmula 1 experimenta con su formato competitivo

Fórmula 1 GP Emilia Romaña | Fuente: formula1.com
La temporada 2021 de Fórmula 1 promete más emoción todavía con la inclusión de un nuevo formato competitivo los fines de semana, ¿estará a la altura de las expectativas?

Experimentar con cambios parece la nueva esencia instalada en la Fórmula 1. Los cantos de sirena que anunciaban modificaciones en la estructura competitiva de los fines de semana por fin se han convertido en realidad. El acuerdo alcanzando entre la FIA, la Fórmula 1 y los diez equipos de la competición permitirá el debut de una carrera al sprint que establecerá la parrilla del domingo.

El nuevo formato establece una reestructuración de los grandes premios, eliminando uno de los entrenamientos y estableciendo la clasificación el viernes por la tarde. De esta manera, los equipos contarán con menos datos y menos tiempo para prepararse de cara al domingo. El objetivo principal pretendido por las partes implicadas es añadir aliciente a los viernes, que quedan en un segundo plano.

Además, la nueva carrera al sprint de los sábados tendrá una duración de 100 kilómetros, aproximadamente una media hora y otorgará premio a los tres primeros clasificados a través de puntos para el campeonato: tres puntos para el primero, dos para el segundo y uno para el tercero. Mientras, el resto de la parrilla determinará el orden de salida los domingos, ya en una carrera completa.

Una competición más igualada, el objetivo perseguido desde hace años

Un nuevo formato que tiene, en cierto modo, reflejo en la Fórmula 2, donde las diferencias no son tan abismales y los pilotos brillan por su talento. No obstante, a la máxima competición no ha transcendido la parilla invertida, producto del resultado de la carrera al sprint y que determina el orden de salida en la última de fin de semana.

Todavía no se han confirmado los circuitos escogidos para poner en práctica este formato, pero será en tres grandes premios de la temporada 2021. Parece que la Fórmula 1 está aprovechando las situaciones de incertidumbre para introducir cambios en la competición, antes de la llegada de la tan ansiada revolución. No obstante, 2021 ha empezado con la máxima emoción e igualad posibles, con Mercedes y Red Bull peleando en las mismas condiciones y aspirantes como McLaren o Ferrari. La cuestión es… ¿aumentará la competitividad entre los equipos, dará lugar a sorpresas o se confirmará como un auténtico fiasco? Por el momento, solo cabe esperar y ser prudentes hasta que la prueba se ponga en marcha y se puedan valorar sus resultados.