Instagram @ikercasillas

El futuro de Iker Casillas era demasiado incierto. Desde que sufrió un infarto en mayo del 2019, los seguidores del fútbol (lo que vienen siendo la mayoría de los seguidores de Casillas) no sabían cuál iba a ser la decisión que iba a tomar el eterno capitán del Real Madrid. Todo parecía indicar que estaba dispuesto a continuar en el Porto FC, equipo que le acogió desde su polémica y solitaria salida del club madrileño. Desde hace unos días, la incógnita parece que está cada vez más despejada y parece agradar a la afición española.

¿Qué madridista no ha soñado con que Iker Casillas acabara en un puesto de la dirección del Real Madrid? Pues parece que al final ha habido una vuelta de tuerca. A través de sus redes sociales, Casillas ha confirmado que se va a presentar a las próximas elecciones para la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, y en cuestión de segundos ha comenzado a recibir un gran apoyo por parte de la mayoría de los aficionados. La fecha de las elecciones todavía no está definida; eso sí, se deben celebrar antes de que acabe el año. Irene Lozano, la Secretaria de Estado del Deporte, debe ser la que decida si este proceso “electoral” se lleva a cabo en el primer semestre (así lo ha solicitado Rubiales, el actual presidente de la Real Federación) o en el segundo (así lo marca la ley al coincidir con un año Olímpico).

“Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán”, continúa el comunicado del portero. Hay que recordar que pocos existirán que conozcan tan bien como Casillas la Selección Española: fue partícipe de momentos malos de la Roja, sí, pero también de los mejores. Supercopa 2008. Mundial 2010. Supercopa 2012… Él fue el portero titular. ¿No recuerdas la parada a Robben que estuvo a punto de decantar el Mundial a favor de Holanda? Y qué decir de todo lo que consiguió con el Real Madrid…

La decisión de Iker de presentarse a la presidencia de la Federación parece indicar su fin como jugador de fútbol. Pero hay una nueva puerta abierta. Aunque parece que Iker tiene el apoyo de la afición, nada está decidido. Luis Rubiales es el presidente desde el año 2018; desde 1988 hasta finales del 2017, Ángel María Villar ocupó el cargo, aunque fue destituido por el Tribunal Administrativo del Deporte al considerar que pecó de falta de neutralidad en unas elecciones celebradas anteriormente. Ahora solo toca esperar y desear que el que salga elegido suponga lo mejor para que la Selección Española y, al fin, vuelva a ocupar el lugar que merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *