La nueva Copa Davis, o «Copa Piqué»

En 2019 comienza en Madrid la primera edición del nuevo formato de la Copa Davis, o «Copa Piqué». Analizamos los cambios que trae para esta competición un deportista sui generis: futbolista de élite y empresario de éxito, a jornada parcial.

Ni Messi ni Cristiano. Probablemente Gerard Piqué es el deportista con mayor repercusión mediática en el mundo. Por supuesto, el barcelonés es un grandísimo jugador de fútbol, quizás uno de los mejores defensas centrales que ha dado nuestro país. Sin embargo, ya hace unos años que comenzó a labrar el personaje que es ahora. Desde aquellas declaraciones de irónico agradecimiento al músico Kevin Roldán, ha personificado la polémica del fútbol en nuestro país y siempre ha acaparado los focos fuera del césped. En ese periodo de tiempo obviamente se ha ganado algunos enemigos, pero también se ha hecho un hueco protagonista en los medios. Actualmente, ha dado un paso más y estamos ante un deportista sui generis: futbolista de élite y empresario de éxito, a jornada parcial. En los últimos años se ha embarcado en diferentes negocios: medió en el acuerdo del FC Barcelona con Rakuten, este verano su productora salió a la palestra a raíz de la grabación que utilizó Griezmann para comunicar su futuro… Y ahora empieza a tomar forma su gran reto, esta vez en el mundo del tenis: la nueva Copa Davis, que él mismo ha diseñado.

NUEVO FORMATO DE LA COPA DAVIS

En el mes de agosto, la Federación Internacional de Tenis (ITP) aprobó con un 71,43% de los votos emitidos la propuesta de la nueva Copa Davis de la empresa Kosmos, que preside y dirige Gerard Piqué. Este cambio supondrá un giro radical de la mayor competición por naciones del tenis mundial, cuyo formato permanecía tras 118 años de historia. La primera edición bajo el paraguas de Piqué será la de 2019.

Los principales rasgos de esta nueva Copa Davis son los siguientes:

  • Se celebrará en una sede única, a lo largo de una semana. En septiembre se anunció que Madrid será la sede de las dos primeras ediciones de 2019 y 2020. La primera tendrá lugar en la Caja Mágica, en la semana 47 de 2019 (del 18 al 24 de noviembre). El objetivo de Piqué es trasladar la edición de 2020 a septiembre.
  • Participarán 18 países. 4 de ellos serán los semifinalistas de la Davis del año anterior, que tendrán garantizado su billete (en 2019 ostentan estas plazas Croacia, Francia, EEUU y España), 2 selecciones serán invitadas (para 2019 se ha escogido a Argentina y Gran Bretaña) y las 12 restantes saldrán de una eliminatoria que se disputará en febrero. Para las próximas ediciones, los países clasificados del 5º al 16º disputarán la ronda previa frente a 12 preclasificados procedentes de los grupos zonales, mientras que el 17º y el 18º descenderán a sus respectivos grupos zonales.
  • Los países se distribuirán en 6 grupos de 3 selecciones. De lunes a jueves disputarán entre ellos una fase inicial round-robin a 3 partidos (dos individuales y un dobles), y siempre al mejor de 3 sets. Los 6 ganadores de esta fase de grupos junto con los 2 mejores segundos clasificados pasarán a los cuartos de final, que se disputarán el viernes. Las semifinales se jugarán el sábado y la final se disputará el domingo.

¿POR QUÉ CAMBIAR LA DAVIS?

El objetivo de Piqué es modernizar un torneo que en las últimas ediciones ha perdido cierto atractivo. Él sostiene que el torneo se ha debilitado, entre otras cosas, por ser un evento muy largo -tengamos en cuenta que cada eliminatoria tiene lugar en fines de semana muy distanciados entre sí-. Con el nuevo formato se condensaría el calendario y además ha defendido que se evitan los continuos campos de superficie en mitad de la temporada, que son un factor importante de lesiones.

Por otra parte, está la cuestión económica: el acuerdo de ITF con Kosmos tiene una vigencia de 25 años y alcanza los 3.000 millones de dólares. Esta enorme bolsa de inversión supondrá mayores premios para los jugadores y países participantes, y no cabe duda de que ha sido uno de los factores determinantes en el sí de la ITF.

Esta nueva fase en la que entra la centenaria Copa Davis permitirá concentrar en un gran evento a final de año, en una única sede: la fiesta del tenis mundial. El tenis se sube así al carro de la innovación, como ya hiciera el fútbol con la UEFA Nations League. Por cierto, dos nuevos formatos muy parecidos, ¿verdad?

Pero, ¿y la Copa Federación? Aunque el propio Piqué ha hablado de implantar este mismo sistema en el tenis femenino (Copa Federación), de momento solamente se advierten cambios en el circuito masculino (Copa Davis). Si la aceptación es buena, confiemos en ver estas mismas innovaciones en el tenis femenino a corto plazo.

REACCIONES DEL CIRCUITO

Todo parecen bondades: un nuevo formato que hará más atractiva la competición por países más importante del tenis, condensación del calendario, mitigación del riesgo de lesiones, mayor bolsa de premios… ¿Dónde está la trampa?

Algunos tenistas ya han mostrado su disconformidad con esta nueva Copa Davis y en la pasada semana han tenido mucho bombo las declaraciones de varias voces muy autorizadas:

  • Zverev ha afirmado que no participará en la edición de 2019 porque no está dispuesto a participar en un torneo que se celebra tan tarde, a finales de noviembre, con el cansancio acumulado de toda la temporada.
  • Federer se refirió a la nueva Davis como un torneo dirigido a nuevas generaciones, no para él, por lo que también pone en duda su participación. En el caso de Roger, sin embargo, probablemente lo que subyace es la amenaza de que la Davis se celebre en 2020 en las mismas fechas que la Laver Cup, competición que implantó el propio jugador helvético para el mes septiembre y cuyo calendario no está protegido.
  • Djokovic, que ha sido reelegido presidente de los jugadores, no cree que puedan coexistir esta nueva Copa Davis con la Copa del Mundo por equipos que va a implantar la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) y cuya primera edición será en 2020 en Australia. Hoy por hoy, el serbio dará prioridad a la Copa del Mundo al ser ésta competencia de la ATP y no así la Davis. En cualquier caso, él apuesta por introducir en el calendario un único gran torneo.

CONCLUSIONES

Gerard Piqué, un hombre que alterna con suma facilidad y similares habilidades su traje de alto ejecutivo con la equipación del FC Barcelona, ha introducido la mayor novedad del mundo del tenis en muchos años. De hecho, en el día de hoy, 17 de octubre, el jugador culé pasa de nuevo por su particular cabina de Superman para vestirse de etiqueta y acudir a Madrid, a la presentación de la nueva Copa Davis. La “Copa Piqué” ha arrasado entre la ITF. ¿Cómo decir no al nuevo gran evento mundial en el tenis? Pero no podemos decir lo mismo del nivel de acogida entre los jugadores. A raíz de las últimas declaraciones la preocupación es máxima en Kosmos, de hecho Piqué ha viajado este fin de semana al Masters de Shanghái para acercar posturas con ATP y jugadores. Y es que el éxito o el fracaso de esta competición vendrán determinados en buena medida por la presencia de los jugadores TOP del circuito. Por el momento, la renacida Copa Davis se va a anunciar a bombo y platillo, pero en el horizonte vemos más interrogantes que certezas.

1 pensamiento sobre “La nueva Copa Davis, o «Copa Piqué»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *