La LEC estrena nueva normalidad en su regreso veraniego

LEC

Róterdam acogió la final de la LEC | Fuente: LoL Esports Photos (Flickr)

La LEC está de regreso en su temporada de verano reanudando la competición en un contexto atípico. Sin embargo, la acción sobre la grieta no cambia. Descubre el desarrollo de la primera jornada, las sorpresas y decepciones.

La máxima competición continental europea está de regreso adaptada a la nueva realidad. Esta etapa de LEC se caracteriza por un escenario vacío, a la espera de que los jugadores puedan regresar y una mesa de analistas que respeta todas las nuevas medidas de seguridad. Lo que no ha cambiado es la esencia de la región y el máximo nivel competitivo.

El inicio de la temporada de verano ha sido intenso, con hasta quince partidos celebrados a lo largo del fin de semana. Cinco partidos por día, algo inaudito, propio de otros días y que no tardará en regresar a la normalidad de dos días de partido. La primera jornada comenzó con un MAD Lions – G2 Esports y terminó con un Misfits – FNATIC, dando inicio al máximo espectáculo europeo.

Tres días donde todo sigue prácticamente igual

FNATIC ha regresado en verano como terminó en primavera, ofreciendo buena imagen y sensaciones, a pesar de terminar derrotado en la final de los play-off de primavera. El equipo mantiene un bloque firme y seguro que rinde y muestra una extrema solidez. Tras superar la primera semana, tres victorias se anotan en su casillero, un hecho que tan solo igual Rogue.

MAD Lions, una de las sensaciones de la pasada temporada continua con su dulce momento. A pesar de perder en la primera jornada, precisamente contra G2, se han recuperado con dos solventes victorias y demostrando un buen nivel. De seguir así, no sería arriesgado pensar que podrían volver a ser serios candidatos para ocupar un puesto en los play-off, como ya pasara en la pasada temporada. Aunque todavía es pronto, un inicio tan favorable puede ser determinante.

Y si toca hablar de decepciones, lo más apropiado es referirse a los casos de G2 Esports y Origen. Ambos equipos están llamados a ocupar la parte alta de la clasificación y, sin embargo, tras tres partidos, tan solo han sido capaz de sumar una victoria. En el caso de Origen, dicho hazaña fue ante el propio G2 Esports. La única victoria de este equipo fue en su primer partido, un solvente resultado que no se ha repetido. Su imagen actual dista mucho de ser el equipo que domina en la región, aquel que no tenía rival. Ahora pretenden convencer de que siguen siendo los mismos, pero la realidad es otra.

La nota negativa la ponen equipos como Excel y Schalke 04, que cierran la primera semana con cero victorias en su casillero. Además, la imagen sobre la grieta dista mucho de ser la esperada para el nivel de LEC. Su rendimiento, muy por debajo de lo esperado, los convierte en claros candidatos a ocupar las últimas posiciones de la tabla.

Las dos próximas semanas serán clave para confirmar si equipos como SK o Vitality están a la altura de las nuevas circunstancias. La pasada temporada de primavera, ambos equipos cuajaron un mal rendimiento que los sitúo como 9º y 10º en la tabla. Los cambios introducidos en sus plantillas y los primeros partidos indican una notable mejoría en su rendimiento. De hecho, Vitality ya ha cosechado el mismo número de victorias que en primavera.

Las luces y sombras de G2 en la LEC | Fuente: LoL Esports Photos (Flickr)

El regreso y los nuevos destinos de LEC

La LEC está de vuelta y por todo lo alto. FNATIC continúa a lo suyo, jugando su propia liga, consolidándose como uno de los equipos más fuertes. A su lado, Rogue, un equipo con mucho potencial, pero con muchas cosas por demostrar al más alto nivel. De momento, el camino que han adoptado es el correcto. MAD Lions, SK Gaming y Team Vitality tan solo han concedido una derrota y han mostrado una mejor cara que equipos como G2 Esports u Origen. Misfits Gaming no termina de arrancar, sin embargo, el regreso de Kobbe a la línea inferior alberga grandes esperanzas para los conejos.

El destino de cada equipo será determinado en la Grieta del Invocador, que ve reanudada su actividad todos los viernes y sábado hasta el segundo fin de semana de agosto, cuando se celebrará una superweek para cerrar la temporada regular.