Leyendas del deporte español que seguramente no conozcas

Hoy recordamos cinco de las grandes glorias que pasearon el deporte español alrededor del mundo y han caído en el olvido. Si eres 'millenial', seguramente no los conozcas.

La historia de nuestro deporte viene de lejos, pero ha estado marcada inevitablemente por lo que tardó España en desarrollarse de manera económica y social. Nuestro país llegó a ausentarse de los Juegos Olímpicos hasta en seis ocasiones, y volviéndose con las manos vacías en muchas ediciones.

A pesar de esto, España ha incubado a numerosos deportistas que pasearon el deporte español por todo el mundo más allá del fútbol, y que, lamentablemente, caen en el olvido poco a poco. Por ello queremos homenajear su recuerdo y trayectoria hablando de algunos de ellos, para que la historia no olvide a estos grandes deportistas.

Lili Álvarez, tenis (1905-1998)

Sin duda esta polifacética mujer fue una adelantada a su época, ya que además del tenis, practicó numerosos deportes como el esquí, alpinismo, patinaje artístico y más, llegando a competir en algunos. También fue periodista, escritora y una gran luchadora por los derechos de la mujer.

Lili Álvarez en la All England Club. / Fuente: lavanguardia.es

Una lesión le impidió a Lili representar a España en los JJOO de invierno de 1924, en la disciplina de patinaje artístico. De cualquier manera, ese mismo año se convirtió en la primera mujer española en ser olímpica como tenista, en la modalidad de dobles junto a Rosa Torras. Luego consiguió llegar a tres finales en Wimbledon (1926, 1927 y 1928) y al fin consiguió el título en los dobles de Roland Garros (1929). En 1931 fue la primera tenista en utilizar falda pantalón, una prenda no muy bien vista en esa época. Lamentablemente, el reconocimiento patrio llegó tarde, pues en 1998 recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, pero no la recogió debido a su fallecimiento poco tiempo antes.

Guillermo Timoner, ciclismo en pista (1924)

Otro gran deportista que nos regaló Mallorca aparte de Rafa Nadal fue Guillermo Timoner. Su padre cuenta que debido a la admiración de Guillermo por las bicis cuando era niño, vendió un cerdo para comprarle su primera bicicleta.

Timoner compitiendo en medio fondo tras moto. / fuente: as.com

Con tan solo 18 años ya se proclamó campeón de España en pista, pero sus mejores logros estaban por llegar. En 1955, Timoner ganó su primer título mundial de medio fondo. Tenía por entonces 29 años y fue el comienzo de una brillante carrera que concluyó con seis oros y dos platas.

Timoner se retiró en 1971 pero regresó a las pistas trece años después para ganar un último título nacional en medio fondo tras moto, la modalidad que le hizo leyenda. Lo logró con 58 años y con su nieta en la grada. Hoy en día, Timoner, a sus 94 años, sigue viviendo en su pueblo de Felanich.

Carmen Valero, atletismo (1955)

Simplemente la mejor atleta española del siglo XX. Doble campeona del mundo de cross (1976 y 1977), también fue la primera española en participar en las pruebas de atletismo en unos Juegos Olímpicos, lo cual refleja lo atrasado que se encontraba el deporte femenino durante el franquismo.

Carmen Valero / fuente: marca.com

En 1976, la aragonesa compitió en los 800 y los 1.500 metros. En Seúl se disputó los 10.000 metros, una distancia en la que podría haber hecho historia. Valero tuvo que sufrir numerosos ataques machistas que se vivían en aquella época en España, hasta tal punto de recibir insultos por salir a entrenar a la calle con pantalón corto, retirándose a los 26 años en plena madurez competitiva. Pese a ello le dio tiempo a batir quince récords nacionales.

Paulino Uzcudun, boxeo (1899-1985)

La gran gloria del boxeo español. De nacionalidad guipuzcoana, empezó su carrera deportiva como cortador de troncos, más conocido como “aizkolari”, pero pronto demostró su talento en el boxeo en una gira por Francia en la que derrotó a los campeones de Inglaterra, Holanda y la propia Francia.

Paulino Uzcudun / fuente: wikipedia.com

Uzcudun llegó ser tres veces campeón de Europa de los pesos pesados. Aunque su carrera realmente despegó cuando cruzó el charco para boxear, Estados Unidos, ante rivales de la talla de Max Schmeling (ante 40.000 espectadores en el Yankee Stadium) y Primo Carnera. Su gran momento llegó el día de su retirada, a los 36 años, cuando se midió nada menos que a Joe Louis en el Madison Square Garden de Nueva York, sufriendo la única derrota por K.O. de su carrera tras 70 combates. Llegó a ser el más grande de los pesos pesados. Desgraciadamente, el ‘Toro Vasco’ tras una vida tormentosa, en 1985 murió enfermo y en el olvido. Quizás por sus problemas con su manifestado apoyo al franquismo.

Nino Buscató, baloncesto (1940)

El baloncesto español ha dado muchas estrellas, pero entre ellas merece tener una mención especial Francesc ‘Nino’ Buscató, posiblemente el primer gran base de nuestra historia.

Francesc ‘Nino’ Buscató / fuente: solobasket.com

Con apenas 1,78 de altura, Buscató destacó por su enorme capacidad de liderazgo y su excepcional tiro, aunque en aquella época en la que aún no existía la línea de tres puntos. Una pena porque podría haber sacado mucho partido de ello.

A nivel de clubes ganó dos ligas y dos copas en una época en la que resultaba casi imposible toserle al Real Madrid. Aunque fue sobre todo en la selección donde labró su prestigio con 222 internacionalidades. Este récord le duró hasta 20 años cuando fue superado por Epi.

Disputó tres Juegos Olímpicos y ocho ediciones del Eurobasket, logrando una histórica plata en Barcelona 1973 haciendo un gran partido frente a la URSS en semis, la ganadora de los ocho últimos oros en juegos. Estuvo dos veces en el quinteto ideal del campeonato continental, ganándose sin duda el respeto y la admiración de todo el mundo.