Instagram (@marcoasensio10)

No hay una explicación a por qué ocurre esto. No suele tener que ver con malos entrenamientos ni por causas físicas del jugador, no; pero una mala caída, un mal choque con otro jugador puede condenar la temporada a muchos futbolistas. A partir de aquí comienza otro reto del jugador, pero también de la afición: tener paciencia y saber esperar son dos valores indispensables que siempre se deben respetar.

El Real Madrid va tener que hacer frente a un importante problema durante, al menos, los primeros meses de la temporada. En el partido de pretemporada contra el Arsenal, Marco Asensio sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco exterior de la rodilla izquierda. El mallorquín, que además marcó un gol, se marchó del campo entre lágrimas y en camilla. Desde que Asensio llegó al Madrid hace tres años, y después de realizar un estupendo año de debut (con gol incluido en la final de la Champions), Zidane ha intentado contar con él. Poco a poco, también está haciéndose un hueco en la Selección Absoluta.

Marco será operado en los próximos días cuando llegue a España. Si se cumplen los malos presagios, podría estar de 6 a 9 meses sin jugar en el club blanco, lo que supondría perderse gran parte (o su totalidad) de la temporada. El jugador de 23 años se enfrenta a su primera gran lesión en el mundo del fútbol, pero tanto la afición como sus compañeros confían en su ilusión para recuperarse, y que el centrocampista con alma de delantero volverá al césped antes de lo previsto. Ojalá sea así. Pero el Santiago Bernabéu y los madridistas le esperarán.

Aunque por una lesión de menor calibre e importancia, el club merengue se tuvo que enfrentar el 15 de julio a su primera baja de la pretemporada: Brahim. El malagueño le ha demostrado a Zidane en los entrenamientos que puede contar con él para la próxima temporada. La lesión puede dificultarle su futuro, pero no se lo imposibilita para nada. En cuanto se recupere, Brahim todavía tendrá tiempo para demostrar su valía.

El FC Barcelona comenzó la pretemporada sin ningún jugador lesionado en la plantilla. Pero esto no quiere decir que no tengan problemas. El Atlético de Madrid parece estar dolido y decepcionado por el momento de la salida de Griezmann al club culé. Según ha adelantado el diario Sport, “la denuncia se concreta en la legalidad o no de la licencia del delantero francés con el FC Barcelona”. El club madrileño considera que no se puede tramitar dicha licencia porque el equipo catalán abonó 120 millones en lugar de los 200 millones correspondientes.

Lesiones, lágrimas, victorias, derrotas, deslealtad y problemas administrativos. La pretemporada no ha hecho más que comenzar, y ya promete ser intensa y dura para muchos. Pero, en el fútbol, no es como se comienza, sino cómo estarán los equipos en mayo del 2020. Porque, a pesar del dicho, lo que mal empieza, puede acabar bien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *