Lo que nos dejó la Super Bowl LV

Los 'Bucaneers' ganaron ampliamente a Kansas City en la final del mayor evento deportivo del año, que destaca más por su espectáculo que por el partido en sí

El encuentro entre Tampa Bay Buccaneers y Kansas City Chiefs reunió a millones de espectadores, aunque la mayoría se preocupan poco por el juego en sí, y se presentan por la experiencia de vivir lo que es el espectáculo. El evento se celebró en el Raymond James Stadium de Tampa, un estadio con capacidad para 65.890 espectadores acogió a 22.000 espectadores para ver la Super Bowl más extraña de la historia. Unos 7.000 de estos espectadores serán sanitarios y otras personas que han estado en primera línea de la lucha contra la Covid-19 y que ya han sido vacunados. Las entradas que han comprado los otros 15.000 espectadores han costado entre los 10.000 y los 25.000 dólares. Los anuncios fueron, un año más, el mejor escaparate para los medios. Los anunciantes pagaron aproximadamente 5,5 millones de dólares por cada comercial de 30 segundos.

EL LEGADO DE TOM BRADY

Tom Brady ya es una leyenda. Una victoria contundente por 31-9 llevó a los Tampa Bay Buccaneers hacia la victoria, con lo que consiguió su séptimo anillo de Super Bowl. Más que ningún otro jugador en la historia de la NFL. Con esta victoria, el quarterback logra que su equipo lograra ganar una Super Bowl 19 años después. Gracias a esta gesta, muchos ya le colocan como el ‘G.O.A.T’ del fútbol americano, y no es para menos.

Tom Brady con el título de la Super Bowl / fuente: marca.com

Otra leyenda del deporte como LeBron James, no dudó en rendirse ante el quarterback de los Buccaneers y su gesta a los 43 años. Una nueva muestra de longevidad para alguien que a sus 36 años tampoco pone fecha de caducidad a su carrera. Con  este título Brady iguala el récord de LeBron James y les convierte en los únicos deportistas de la historia de las grandes ligas estadounidenses en alcanzar 10 finales en tres décadas diferentes.

DECEPCIÓN CON EL ESPECTÁCULO DE ‘THE WEEKEND’

The Weekend dejó mucho que desear con su show del descanso de la Super Bowl LV. El artista canadiense fue el encargado de poner música, luz y color en el Raymond James Stadium. Sin embargo, no estuvo a la altura de las expectativas que había alrededor de su espectáculo y fue objeto de crítica en redes sociales, donde no faltaron los memes.

The Weekend en su show en la Super Bowl / fuente: marca.com

Pese a ello, el show estaba muy estudiado por parte del grupo. Y es que tal y como afirmó uno de los cuatro integrantes del grupo ‘The Weekend’, “siempre tuvimos la Super Bowl en nuestra lista de deseos, y siempre establecemos plazos para todos los objetivos que tenemos. Esto llegó un poco antes de lo esperado”.

Y por ello, arriesgó y fue con todo. Según se ha podido saber, el artista canadiense ha invertido en su actuación para el descanso de la Super Bowl nada más y nada menos que 7 millones de euros que ha puesto él mismo de su bolsillo, tal y como informó su representante, Wassim Sal Slaiby.

UN ESPONTÁNEO SALTÓ AL CAMPO

«Alguien ha corrido dentro del campo, un tipo con sostén. Se está bajando los pantalones. ¡Súbete los pantalones, hombre! ¡Súbete esos pantalones!» Esto el comentarista estadounidense Kevin Harlan durante el bochornoso momento, y es que un hombre con un traje de baño rosa había saltado al campo en mitad del encuentro. El individuo se trataba de Yuri Andrade, de 31 años, quien ha sido acusado de un delito menor de allanamiento de morada tras correr semidesnudo por el estadio Raymond James de Tampa. Fue arrestado y tuvo que pagar una fianza de 500 dólares para poder salir de la cárcel. 

Espontáneo durante la final de la Super Bowl / fuente: cnn.com

 

En el traje de baño se publicitaba una web pornográfica que era propiedad de un amigo suyo, pero aseguró que no recibió dinero por hacer dicha publicidad. Eso sí, admitió que fue su amigo quien pagó las entradas para el partido. Aún así se investiga si lo hizo por haber apostado una gran cantidad de dinero a que algún espectador saltaría al terreno durante la Super Bowl, o fue simplemente una ‘broma entre amigos’.