Marco Asensio: Regresa la sonrisa de LaLiga 11 meses después

Marco Asensio celebrando su gol anotado / Fuente: El Intra Sport

Marco Asensio regresó al terreno de juego el pasado jueves 18 de junio. Lo hizo a lo grande, anotando el gol de la tranquilidad para los blancos. ¿Quieres ver cómo ha sido el todo el proceso de recuperación?

Lo que mal empieza, bien acaba o, al menos, así ha sido el caso de Marco Asensio. El delantero sufrió una grave lesión en un partido de pretemporada contra el Arsenal F.C durante la concentración merengue en Estados Unidos. Concretamente, el 23 de julio de 2019, el mallorquín se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de su rodilla izquierda.

Tras quedarse ‘clavado’ en el verde y caer, Marco se dio cuenta de que la lesión apuntaba a ser grave y a tenerle apartado de los terrenos de juego durante una larga temporada. Inmediatamente, Asensio rompió a llorar y abandonó el terreno de juego en camilla. Después de horas entre boxes hospitalarios y de las pruebas necesarias, los peores presagios se cumplieron: la lesión era la esperada y Marco estaría entre 6 y 9 meses de baja.

El delantero volvió a España, donde rápidamente fue operado. El club no le dejó sólo ni un segundo y, a modo de homenaje para cuando le tocase volver, grabaron cada día del proceso de recuperación. El pasado jueves 18 de junio, Asensio volvió a los terrenos de juego en el encuentro que enfrentaba al Real Madrid C.F y al Valencia C.F. No había pasado ni un minuto de su entrada al campo, cuando Marco recibió un centro de Ferland Mendy y anotó el segundo para los blancos.

‘Marco Asensio: El Desafío’:

Once meses después, Marco volvió a sonreír y a hacer lo que más le gusta: enviar el balón al fondo de la red. En la celebración, el mallorquín no pudo evitar acordarse de todas las personas que le habían ayudado en este largo proceso. De hecho, tal y como recoge su documental, el delantero aseguró que lo que él hubiese hecho con la camiseta de su vuelta al verde sería romperla en muchos pedazos y entregárselos a todas aquellas personas que habían estado a su lado en su larga recuperación.

En la celebración de su gol, a pesar de estar muy emocionado, Asensio fue capaz de aguantar las lágrimas, algo que le resultó imposible durante la grabación del documental, cuando contó el momento exacto de la lesión y la posterior llamada con sus familiares. No hay dudas de que el deseo de volver de Marco se ha hecho esperar y cuenta con muchas horas de trabajo por detrás.

El futbolista aseguró que los primeros días después de la operación fueron los peores. El motivo principal de esto era que no podía moverse ni hacer nada, algo que le resultaba más que difícil a una persona que antes de la lesión estaba activa la mayor parte del tiempo. La recuperación fue avanzando poco a poco y el mallorquín se planteaba objetivos a corto plazo, semana a semana.

Después de invertir horas y horas en la Ciudad Deportiva, Asensio iba paso a paso: abandonar las muletas, recuperar la musculatura de su pierna izquierda, dar los primeros pasos, empezar a correr y ya por último, empezar a tocar balón. Llegó el COVID-19 y la recta final de recuperación se vio truncada: adiós a todo el material del que disponía en Valdebebas y ahora tocaba hacer todo desde casa. Su hermano Igor hizo de entrenador y motivador personal, pues estuvo al pie del cañón durante todo el confinamiento para que su hermano pudiese volver al verde cuanto antes.

Con la vuelta de LaLiga después del estado de alarma, Asensio también volvió a entrenarse con sus compañeros. En el minuto 74 del segundo partido después del parón, el 20 blanco entró al terreno de juego sustituyendo a Fede Valverde. Como bien pone anteriormente, no le hizo falta ni un minuto para anotar el gol de la tranquilidad para los blancos.

El perro de Marco:

La mascota del mallorquín se asustaba con todos los aparatos de rehabilitación que Asensio tenía que utilizar en casa. No obstante, viendo cómo estaba su dueño los días previos a la operación, el cachorro decidió mostrarle su apoyo y transmitirle ánimos abrazando la pierna izquierda del delantero.

 

Marco Asensio con su mascota / Fuente: Pinterest

Regreso al Santiago Bernabéu:

Una de las anécdotas que Asensio recoge en su documental es la de su vuelta a «casa» para animar a sus compañeros. Durante su proceso de recuperación, el delantero prometió que «hasta que no subiera las escaleras de una en una no iría al estadio». El mallorquín cumplió con sus palabras y hasta que no pudo subir al palco escalera a escalera, no acudió al estadio.

Visita de Sergio Llull:

Sergio Llull, jugador de baloncesto también del equipo blanco, visitó a Marco durante una de sus jornadas de recuperación en Valdebebas para transmitirle ánimos y fuerza. El también balear le contó su experiencia con esa misma lesión, le aconsejó que no se viniese abajo en ningún momento, que luchase por volver al campo y que poco a poco vería la luz. Además, Llull le dejó claro que si en algún momento necesitaba cualquier cosa, podía contar con él.

Marco Asensio y Sergio Llull / Fuente: Real Madrid

Marco volvió a LaLiga y lo hizo por todo lo alto, marcando goles y con una sonrisa en la cara.

¡Gracias por demostrarnos que con ganas, trabajo, ilusión y esfuerzo, no te puede parar nada, ni aquello que al principio parece un túnel sin salida! ¡Bienvenido de nuevo, Asensio!