Mario Almagro, una ‘araña’ bajo los palos del Industrias Santa Coloma

Mario Almagro en acción durante un partido / Fuente: Ernesto Aradilla

Mario Almagro, guardameta de Industrias Santa Coloma, nos ha contado su inicio en el futsal, y sus mejores sueños y recuerdos en la pista.

Mario Almagro, héroe y seguro de la portería del Industrias Santa Coloma, lleva más años de su vida bajo palos que fuera de ellos. Comenzó a jugar a fútbol sala con el equipo del colegio y terminó tomando la decisión de federarse en el Grucer. Una temporada aguantó en dicho club, ya que fue uno de los grandes –Inter Movistar– quien le observó y decidió ficharle para sus categorías inferiores. Las siguientes cuatro temporadas las pasó en Rivas Atlantis (2) y Rivas Futsal (2). De cara a la siguiente campaña, Almagro aterrizó en Sevilla para enfundarse la elástica verdiblanca del Real Betis, equipo con quien consiguió ascender a la máxima categoría. El C.A.Osasuna Magna se interesó por su cesión y logró hacerse con los servicios del madrileño durante una temporada. Sus actuaciones bajo palos despertaron el interés del Industrias Santa Coloma, club del que Almagro forma parte actualmente.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistarle y esto es lo que el dorsal número 13 del conjunto catalán nos ha contado, empezando por sus orígenes hasta sus mayores sueños y aspiraciones bajo palos.

  • ¿Qué te llevó a empezar a jugar a fútbol sala? ¿Cómo fueron tus inicios?

Un día viendo entrenar a mi hermano, les faltaba portero y me puse. Se me dio bastante bien y desde entonces soy portero. Empecé en el equipo del colegio y me federé en un club que se llamaba Grucer, recuerdos esos fines de semana como si fueran ayer, disfrutaba un montón.

  • ¿Qué te llamó la atención de estar bajo palos para decantarte por ser portero?

Creo que una vez que te pones te tiene que gustar, y eso es lo que me pasó a mí.

  • ¿Quiénes fueron tus ídolos/referentes de la infancia? Y ahora, ¿Quiénes son?

Luis Amado y Paco Sedano. Ahora me fijo en muchos como Barrón, Jesús Herrero, Juanjo… ¡Hay muchos!

  • ¿Cuál es el mejor recuerdo que tengas en la pista?

El mejor recuerdo es el debut en 1a división.

  • ¿Cuál es tu mayor sueño cumplido en el mundo del fútbol sala? Y, ¿Algún otro que te quede por cumplir?

Ahora mismo debutar en la mejor liga del mundo de fútbol sala. Sería un sueño debutar con la selección española.

  • ¿Quién es el jugador al que más te ha costado defender/parar?

Ferrao.

  • ¿A quién de tus compañeros no te gustaría tener nunca en el equipo rival?

Ahora mismo a Drahovsky porque toda pelota que pilla la mete a gol.

  • ¿Qué otra liga (además de la LNFS) te gusta o te llama la atención?

La liga rusa porque suelen jugar partidos de 10 minutos más y juegan dos partidos por fin de semana.

  • ¿Qué otra aficiones tienes además del futsal?

Quedar con mis amigos, el gimnasio, juego de vez en cuando a la play,….

  • Si no hubieras sido futbolista, ¿A qué te hubieras querido dedicar?

Hubiese sido policía.

  • ¿Qué entrenador te ha enseñado más o te ha dejado más marca?

David Ramos.

  • ¿Tienes alguna manía antes de empezar un partido? Y, ¿Algún amuleto?

Soy portero con pocas manías, tengo solo una, pero nunca la digo, es una manía mía.

  • ¿Cómo describirías con una palabra a tu equipo?

Competitivo.

  • ¿Cómo ves el futuro del fútbol sala (masculino y femenino)?

Ojalá olímpico y con mucha más repercusión, creo que es un deporte que merece mucho más por la gran cantidad que gente que lo practica y lo bonito que es.

  • ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere dedicarse al fútbol sala? Y, ¿Qué le dirías al Mario de 10 años?

Yo desde que juego a esto he sido muy competitivo y siempre que veía a los mayores quería llegar a donde estaban ellos. Nunca me he metido presión ni me he marcado objetivos, pero sí luchar por ello que te gusta y quieres y sobre todo disfrutar haciendo lo que te gusta.
Al Mario de 10 años le diría que siga disfrutando al igual que lo hacía con 22 años y que luche por los sueños que tenga en ese momento con la ilusión y las ganas que le he puesto siempre.

 

¡Gracias por tu atención, Mario! ¡Mucha suerte para lo que resta de temporada!