MSI 2021: El regreso del árbitro internacional al competitivo

MSI 2021 | Fuente: Twitter @lolesports
Tras un año de ausencia, el MSI regresa renovado. Un nuevo planteamiento, un nuevo formato y una localización espectacular. ¿Estará al altura como antesala de los Worlds?

El Mid Season Invitational o MSI regresa tras un año de ausencia al panorama competitivo del League of Legends internacional. La ausencia de la competición ha permitido el descanso de un formato que se renueva para resultar atractivo para el espectador. La ciudad de Reikiavik (Islandia) será el lugar donde se celebre el evento, donde solo un campeón regional saldrá vencedor.

A diferencia de otros años, el nuevo MSI no contará con una fase previa y todos los equipos comenzarán desde la misma, independientemente de la región. Por otra parte, el torneo contará con tres fases distintas:

  • Primera fase: los doce equipos se dividen en tres grupos de unos cuatro equipos. Los enfrentamientos se realizarán a ida y vuelta, siendo los dos mejores quienes alcancen la próxima ronda.
  • Segunda fase: definida como una fase de grupos. Los seis equipos restantes de la competición volverán a celebrar una liguilla a doble vuelta donde los cuatro mejores alcanzarán la fase eliminatoria.
  • Tercera fase: la fase eliminatoria. Los cuatro equipos restantes se enfrentarán en series al mejor de cinco de eliminación única, dando las semifinales paso a la final.

Este nuevo formato difiere del anterior que contaba con una fase previa de dos grupos, donde los mejores de cada grupo se enfrentaban en una serie a dos equipos seleccionados para esa segunda ronda previa. Los vencedores accedían al evento principal, una fase de grupos con seis equipos, donde cuatro acabarían por disputarse el título.

La importancia del MSI dentro del circuito internacional

Al celebrarse a mitad de temporada, el MSI ha funcionado como una especie de torneo para medir las rivalidades entre regiones antes del evento principal a finales de año, la celebración de los Worlds. No obstante, el anterior formato priorizaba las grandes ligas frente al resto y la emoción no era la misma. El resultado, un insulso torneo quebrando el ritmo competitivo de cada región.

Este año, el nuevo formato y la reedición de rivalidades suponen un aliciente más a un torneo que, debido a la pandemia, tuvo que ser cancelado la pasada campaña. Quién saldrá vencedor o qué equipo resurgirá a partir de entonces son claves tempranas para plantear, puesto que habrá que esperar a mayo para su celebración. Sin embargo, el principal árbitro para medir a las regiones está de vuelta, ¿saldrá Europa victoriosa de nuevo? ¿Se sacudirá la presión Norteamérica y superará definitivamente a Europa? Y en oriente… ¿China o Corea del Sur? A finales de mayo lo sabremos.