Pasada ya la resaca del Mundial de China, la madrugada del martes 22 de octubre comienza la NBA. Después de un mercado de traspasos apasionante nos encontramos con una de las temporadas más abiertas de los últimos años en el que sin duda va a ser la temporada de los dúos. ¿Qué equipos son los ganadores del mercado veraniego? ¿Quiénes son los máximos candidatos al campeonato? ¡Te lo contamos!

Si hubiera que apostar al próximo equipo campeón de la NBA una cosa es segura: la Conferencia Oeste es la tuya. Tras los movimientos del mercado veraniego ha subido el nivel con tres equipos que tienen el objetivo de derrocar a los Golden State Warriors, poder jugar las Finales y lograr el deseado anillo: Los Angeles Clippers, Los Angeles Lakers y Houston Rockets.

Los Clippers, tras una buena pasada temporada, tuvieron su premio en la agencia libre llevándose al pez gordo: Kawhi Leonard. El principal artífice del primer anillo de los Toronto Raptors vuelve a su California natal junto a otra de las estrellas de la liga: Paul George. Por todo ello, unido al buen equipo que ya tenían, me atrevería a apostar que serán el equipo defensivo del año.

En el otro lado de la ciudad, los Lakers por fin consiguieron fichar a Anthony Davis tras el largo tonteo del último mercado navideño. Junto a LeBron James y un grupo de jugadores veteranos seguro que darán guerra. Como punto negativo, han perdido a casi todo el núcleo de jugadores jóvenes que habían recopilado en los últimos Drafts. Además en los duelos con los Clippers saltarán chispas, teniendo en cuenta que Leonard les rechazó por su máximo rival.

En Houston tenían un problema: habían intentado todo para acabar con los Warriors en los últimos años y a pesar de tenerlo cerca no lograron conseguirlo. Para lograrlo han quemado su última bala traspasando el contrato tóxico de Chris Paul a cambio de Russell Westbrook. Juntar a James Harden con Westbrook puede salir muy bien o muy mal, yo personalmente opino que puede que necesiten jugar con dos balones. Pero veremos cómo se desenvuelven.

James Harden y Russell Westbrook en Game of Zones, serie de Bleacher Report.

Fuente: Youtube.

Por último y no menos importante, debemos tener en cuenta a los últimos campeones de la Conferencia: los Golden State Warriors. A pesar de la lesión de Klay Thompson hasta no se sabe cuándo y la pérdida de Kevin Durant camino a Brooklyn no han tenido un mal mercado de fichajes: se llevaron en sign and trade a D´Angelo Russell en el caso Durant y renovaron a Klay. Stephen Curry junto a Russell y el siempre sucio Draymond Green estarán ahí, son peor equipo, no cabe duda, pero mejor no subestimarlos.

En el otro lado del charco americano encontramos a los actuales campeones (Toronto Raptors) a los que les duró poco la alegría al perder a su gran estrella Kawhi Leonard tan solo unos días después de lograr el campeonato. No han sustituido a su estrella, rol que ahora asumirá el camerunés Pascal Siakam, y sus opciones de repetir título son nulas.

Marc Gasol celebrando pletórico el Campeonato.

Fuente: 20minutos.

Los otros equipos que intentarán derrotar a los Raptors serán los Boston Celtics, los Philadelphia 76ers y los Milwaukee Bucks. Con total seguridad alguno de los tres lo conseguirá, y, si tuviera que elegir ahora mismo, me la jugaría a los Bucks del MVP de la temporada pasada: Giannis Antetokounmpo. No incluyo en este grupo a los Brooklyn Nets de Kyrie Irving y Durant no porque KD me caiga mal, sino por la lesión que sufrió que hará que se pierda toda la temporada.

Los Bucks han mantenido prácticamente el mismo grupo que los llevo a ser el mejor equipo de la temporada regular el año pasado, y al que únicamente los Raptors de Leonard separaron de jugar sus primeras Finales. Con un año más de experiencia este grupo puede llevarse el gato al agua.

Los Celtics han cambiado a Irving (rumbo a Brooklyn junto a Durant) por Kemba Walker y han perdido a uno de sus líderes, el dominicano Al Horford. El resto del equipo se mantiene sin grandes cambios. A priori no supone una mejora de la plantilla, ya se vió en el pasado Mundial que Kemba no tiene madera de ganador, pero un año de experiencia para una joven plantilla puede hacerles mejorar.

Y por último tenemos el extraño caso del Proceso. A los Sixers, una canasta de Leonard en el último segundo de un Game 7 que rebotó varias veces en el aro y entró con mucho drama les separó de la Final del Este. Esta derrota tuvo sus consecuencias con las pérdidas en la agencia libre de J.J. Redick y Jimmy Butler, el fichaje de Al Horford y la renovación de Tobias Harris.

Un equipo grande en centímetros con Horford, Harris, Ben Simmons y su líder, Joel Embiid, retará a los tiempos del small ball. Conociendo los problemas de Simmons con el tiro exterior se prevé un déficit importante desde fuera.

Salvo airball a lo Curry que me acabó de tirar, los mejores equipos serán estos en una temporada que promete ser ninguna duda la de los dúos de Poniente: Leonard-George, James-Davis, Harden-Westbrook y Curry-Russell.

Stephen Curry lamentándose durante un partido.

Fuente: Youtube.

Porque, más allá de todo, el Oeste tiene pinta que recuperará el Trono usurpado por Canadá.

Y no aparecerá ningún Bran Stark de la vida, aunque puede que lo haga un Giannis.

Porque #Dormiresdecobardes.

Porque es tiempo de Game of Zones.

Y porque NBA is coming.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *