Rift Rivals 2019: Europa domina a Norteamérica en el sinsentido

Los Angeles, California - June 29: --- during the 2019 NA vs EU Rift Rivals at the LCS Studio on June 29, 2019 in Los Angeles, California, USA. (Photo by Shannon Cottrell/Riot Games)

Según el diccionario de la Real Academia Española, un sinsentido es una cosa absurda y que no tiene explicación. Así es como podríamos denominar la competición de League of Legends denominada Rift Rivals, al menos, en el enfrentamiento entre europeos y norteamericanos.

La semana pasada, durante los días 27 a 29 de junio se dieron cita en Los Ángeles los mejores equipos de Europa: FNATIC, G2 Esports y Origen con los mejores equipos de Norteamérica: Team Liquid, TSM y Cloud9, con el único fin de fomentar las rivalidades entre regiones. Sin embargo, estas nos posibles, teniendo en cuenta que el nivel europeo es bastante superior al norteamericano. De hecho, la competición carece de tal seriedad que Europa viajaba a Los Ángeles con la intención de pasar un buen rato. En cierta medida, fue así, siendo G2 Esports el mayor ejemplo de ello.

Jueves 27: EU somete a NA con un doloroso 4-0

Más allá de partidos de exhibiciones y enfrentamientos 2vs2 varios, lo importante de la competición fue el enfrentamiento entre los tres representantes de cada región. El primer día de competición, si es que puede llamarse así, cerró con un contundente 4-0 en los distintos enfrentamientos. Las sensaciones fueron una absoluta superioridad de los europeos, que en algunos casos se tomaron la libertad de jugar de forma creativa, haciendo aún más patente la contundente diferencia de nivel. Así pues, Cloud9 perdió contra G2 Esports, Team Liquid lo hizo contra FNATIC y TSM hizo lo propio frente a Origen. El último partido que cerró la jornada fue una nueva victoria para Europa, en esta ocasión, FNATIC sobre Cloud9.

Un primer día que dejaba las cosas muy claras: En el Rift Rivals, EU no tiene un rival claro. De hecho, los europeos arrasaron en Los Ángeles, tomándose la competición como unas pequeñas vacaciones en plena temporada de verano. Por su parte, Norteamérica volvió a reflejar algo que ya se sabía, su nivel continúa muy por debajo de los estándares europeos. Pero bueno, todo sea por continuar ese trash talking por redes sociales que tanto gusta.

Rift Rivals at the LCS Studio on June 27, 2019 in Los Angeles, California, USA. (Photo by Shannon Cottrell/Riot Games)

Viernes 28: NA recupera sensaciones con un 3-2

Si el jueves fue el día de la humillación, el viernes fue una historia bien distinta. Y lo fue porque a los europeos le apetecía que fuera así. Con el mismo ambiente jocoso que en el día anterior, G2 Esports intentaba utilizar el Rift Rivals como un campo de pruebas de nuevas composiciones de equipo y ver cómo mejorar su rendimiento en la LEC. Resultado de ello fue una derrota en el primer encuentro del día contra Team Liquid, el mejor equipo de Norteamérica. Suerte tuvo la región de poder contar con ellos, ya que fueron los que más victorias obtuvieron para la región a lo largo de todo el evento.

El segundo encuentro enfrentó a Cloud9 junto a Origen, donde los europeos volvieron a triunfar, permitiendo que continuaran las risas. G2 Esports enmendó su derrota con una victoria frente a TSM, cerrando así su participación en la noche del viernes. Los dos partidos restantes fueron sendos triunfos para los norteamericanos, que vieron como Team Liquid y TSM se imponían a Origen y FNATIC respectivamente.

La falta de seriedad por parte de los europeos marcaron el torneo, conocedores de su superioridad. De ahí que este día fuera bastante mejor para Norteamérica, que encontró en esto una oportunidad para reponerse del varapalo del día anterior. Aun así, su nivel seguía estando por debajo del europeo y el global de partidas tampoco era favorable, pese a las tres victorias obtenidas.

Rift Rivals at the LCS Studio on June 28, 2019 in Los Angeles, California, USA. (Photo by Shannon Cottrell/Riot Games)

Sábado 28: El fin de fiesta, EU confirma la realidad: EU>NA

La fiesta que es el Rift Rivals podría haber acabado perfectamente con un 3-0 limpio si a G2 Esports no se le hubiera metido en la cabeza el hacerse el gracioso. FNATIC volvió a barrer a Cloud9 en la primera partida y confirmó a los americanos como el peor del torneo, ya que se fueron sin ganar ni un solo mapa. Origen hizo lo propio frente a TSM, en una partida de lo más seria que se podía encontrar en el torneo. Llegaba el turno de G2 Esports, llegaba el turno de las travesuras.

Sin embargo, la composición de ambos equipos fue de lo más estándar y Team Liquid supo aprovechar dicha situación para imponerse a los europeos. G2 volvía a perder y Team Liquid confirmaba que, a día de hoy, está muy por encima de su propia región y su propia liga. Los jugadores los tiene, tan solo les falta alcanzar el nivel, el mismo que mostraron en el MSI, cuando eliminaron a Invictus Gaming, el actual campeón del mundo.

Y para que la fiesta no se demorara mucho más, FNATIC terminó de poner cordura a este sinsentido con una victoria fácil y rápida ante TSM, que no fue rival para ningún europeo en el sábado noche. Al final, un 3-1 que es reflejo, una vez más, de la superioridad de Europa frente a Norteamérica. En definitiva, una vez más queda demostrado que la rivalidad está superada, porque, sencillamente, NA no es rival para EU. Y eso es una realidad

Rift Rivals at the LCS Studio on June 29, 2019 in Los Angeles, California, USA. (Photo by Shannon Cottrell/Riot Games)

¿Cuál es el futuro del Rift Rivals? ¿Qué debería suceder para que sea interesante?

El verdadero motivo para estar aquí escribiendo sobre el Rift Rivals de este año es reflexionar si realmente es una competición que debe existir o no. Si se toma como referencia el que se celebra entre los asiáticos, es decir, entre la LPL (China) y LCK (Corea), esta competición tiene mucho más sentido. ¿Por qué? Sencillo, ellos se lo toman mucho más en serio. Para ellos, el incentivo de enfrentarse a la región vecina y rival es un aliciente más para quedar por encima, ya no por su equipo, sino por mantener el orgullo de la región. Lamentablemente, esto es algo que se intenta al nivel EU y NA, pero las diferencias son tan y tan notables, que es casi imposible ponerlos al mismo nivel.

Tampoco es ningún secreto que los jugadores de una y otra región no se toman esta competición en serio. Para ello ya han tenido el MSI, que se celebró bastante recientemente. Si se analiza el calendario competitivo, el MSI se emplaza justo después del final de la temporada primavera de las principales regiones, enfrentando a sus campeones. El Rift Rivals cae en fechas veraniegas, con unas semanas de la temporada de verano, por lo tanto, la diferencia en espacio y tiempo con una competición similar es muy escasa. Si fuera mucho más serio, este se asemejaría al MSI y, evidentemente, no es lo que pretende Riot Games.

Entonces… ¿por qué no rotar las rivalidades? Esto motivaría más enfrentar regiones como Europa y Corea o Norteamérica y China. Con este cruce, ambas regiones deberían afrontar dichas fechas con mayor seriedad y ayudaría a fomentar nuevas rivalidades y alicientes de cara a los Worlds, la cita más importante del año en el mundo competitivo del League of Legends.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *