Instagram (@athleticclub)

El deporte es el fútbol o el espectáculo que, dependiendo de los resultados de un equipo en una única jornada, determina si ese club puede alcanzar el éxito o haber caído en el abismo más profundo. Y a la semana siguiente puede ocurrir todo lo contrario. Pero no; el fútbol debería ser constante, y los aficionados, pacientes.

La temporada comenzó la semana pasada con muchas sorpresas, decepcionantes para algunos y gratificantes para otros. Los más afectados, de momento y sin ninguna duda, han sido los del Barça. Cuando todavía se sigue cuestionando el fichaje de Griezmann, y el futuro de Neymar está en el aire, el club ha dejado mucho que desear en su debut ligero. Mención aparte se merece Aduriz, que después de anunciar que esta temporada iba a ser su último año el fútbol profesional, marcó un gol que recordará toda su vida. Messi se perdió el partido contra el Athletic por lesión, y el club, nuevamente, sufrió la ausencia del argentino; además, Luis Suárez se lesionó en este mismo encuentro, y es baja casi segura para el partido contra el Betis.

Este mismo Betis es otro de los equipos de los que más se ha hablado en la última semana, y no es para menos. Borja Iglesias, que completó una temporada de vértigo hace dos años en el Real Zaragoza, logrando casi su ascenso a la Primera División, y el año pasado consiguió que el Espanyol entrara en Europa, ha llegado a Sevilla para darle un nuevo frescor “verde” a los béticos. Pero la alegría pronto se acabó: Borja se lesionó en el debut y, como ha confirmado él mismo y el club, espera recuperarse pronto para volver al terreno de juego.

Otro claro ejemplo de que se tiende a juzgar a un equipo por un mal resultado es el Real Madrid. Todo parecía indicar que los blancos no habían logrado encontrar su sitio durante la pretemporada; las lesiones de Marco Asensio y la de Hazard (no tan grave como la del balear) no ayudaban. Por estas razones, antes de comenzar la temporada, ya se auguraba una mala campaña del equipo de Zidane. Sin embargo, no se tardaría en dar una vuelta a la moneda después de la victoria del Real Madrid al Celta de Vigo. Eso sí, si los merengues pierden en la próxima jornada, las cruces no tardarán en volver a caer sobre el entrenador, la delantera, los suplentes e incluso los lesionados.

Con respecto al Atlético de Madrid, los rojiblancos, de momento, están obteniendo unos resultados gratificantes para los colchoneros. Eso sí, contra el Getafe se tuvieron que conformar con un único discreto gol de Álvaro Morata.

El fútbol no es ni una pretemporada, ni una jornada. Es constancia y evolución. Porque sí, es importante empezar bien, pero más importante es acabar lo más alto posible de la tabla. Y para esto, todavía queda mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *