Pepu Hernández: «En Madrid resisten bolsas de desigualdad que tenemos la obligación de eliminar»

Charlamos con Pepu Hernández, candidato a la alcaldía de Madrid por el PSOE un mes antes de las elecciones municipales donde podría convertirse en alcalde.

El pasado enero conocíamos el anuncio de Pepu Hernández a ser candidato de la alcaldía de Madrid por el PSOE. Era un gesto que sorprendió, ya que el pasado de Pepu nada tenía que ver con la política. La carrera de este madrileño había estado ligada al baloncesto. Concretamente al Estudiantes y al Joventut, donde ha desarrollado gran parte de su trayectoria profesional. Ahora, un mes antes de las elecciones municipales, charlamos con el ex seleccionador de baloncesto y candidato a la alcaldía para que nos cuente sus planes para Madrid.

Una de las primeras personas que apostó por usted, Pedro Sánchez indicó en su libro que la primera medida que tomó al llegar a la Moncloa fue cambiar el colchón, ¿cuál sería la suya si obtiene la alcaldía?

Como la Alcaldía de Madrid no conlleva residencia, continuaré durmiendo en el colchón de mi casa. Si llego a ser Alcalde de Madrid mi primera medida será acortar distancias con la Comunidad de Madrid para resolver los problemas de los madrileños y madrileñas en los que ambas administraciones tienen competencias. Confío en que mi primera medida sea telefonear a Ángel Gabilondo para concertar un encuentro por y para Madrid.

¿Cree que el apoyo de Pedro Sánchez desde que se presentó como precandidato le puede perjudicar?

Exactamente pienso lo contrario. Pedro Sánchez ha conseguido en diez meses nada fáciles darle un impulso social a este país. Creo que es un ejemplo cómo ha configurado su equipo de trabajo y, sobre todo, cómo ha sacado adelante algunas medidas que ya están beneficiando a todos los españoles.

¿Cómo define el modelo de ciudad que se ha llevado a cabo esta legislatura por Manuela Carmena?

Con todo el respeto que tengo hacia Manuela Carmena, he de decir que el mandato de Ahora Madrid no ha sido todo lo positivo que se esperaba. Carmena llegó a la Alcaldía de la capital impulsada por la necesidad de cambio de la ciudadanía y generó altas expectativas en la ilusión de madrileños y madrileñas. Tuvo buena intención pero ha tenido mala ejecución de sus medidas de gobierno porque ha dedicado gran parte de su energía a ordenar a su propio equipo, en vez de poder delegar en él todas las tareas que necesita esta ciudad. Ha sido un mandato frustrado en la ilusión y lastrado en la mala gestión.

¿Cómo es su modelo de ciudad?

Quiero un Madrid equilibrado, de norte a sur y de este a oeste. No podemos seguir permitiendo que la energía que irradia Madrid se quede anclada dentro del anillo que dibuja la M-30. Madrid está compuesta por 21 ciudades, los distritos, y dentro de ellos, decenas de barrios que requieren el impulso desde Cibeles. A pesar de ser una gran ciudad, una de las mejores del mundo, en Madrid resisten bolsas de desigualdad que tenemos la obligación de eliminar con inversiones y un modelo urbanístico descentralizado. Quiero un Madrid justo, igualitario, sostenible, educado y educativo, competidor pero no competitivo, un Madrid limpio en el cielo y en el suelo, respetuoso con todas las necesidades de la gente, donde encontrar una vivienda no sea una aventura imposible, un Madrid joven, cultural y vital.

Begoña Villacís dice que tanto Ahora Madrid como su partido, el PSOE, “son parte de un todo”, ¿qué opinión le merece?

La política solo funciona si se respetan los argumentos y se rebaten con otros argumentos. La de Villacís es una opinión respetable pero no compartida. Begoña Villacís sabe que eso no es cierto porque estoy seguro de que no ha olvidado, por ejemplo, las veces que el Grupo Socialista ha votado en contra de modificaciones urbanísticas en el Pleno que sí han apoyado Ciudadanos o el PP. ¿Debería yo ahora decir que Ciudadanos es un casi todo urbanístico con Ahora Madrid? No sería justo y por tanto no lo diré.

Según datos del Obervatorio Madrileño contra la LGTBIfobia, solo en 2018 se registraron 628 agresiones homfófobas, ¿qué medidas aplicarían para que estas agresiones descendiesen?

Madrid es una ciudad abierta y diversa, pero llegar hasta aquí, a disfrutar de una ciudad que ama en libertad, no ha sido fácil y ha sido y es gracias a muchas personas y también a muchas organizaciones de la sociedad civil. Quiero agradecer a Arcopoli el trabajo enorme que hacen desde el Observatorio.

Mi modelo de ciudad es un Madrid en el que cabemos todos, como decía Pedro Zerolo. La LGTBFobia no es admisible en Madrid. Tenemos que trabajar en proyectos educativos, en visibilidad, en recuperar la memoria de las personas LGTB. Trabajaremos con la Policía Municipal y otros agentes municipales para la atención adecuada de los delitos de odio. Solo recodar que el combate de estos delitos a través de un departamento específico municipal fue una de las primeras iniciativas de los socialistas en este mandato. Y decir alto y claro que ni en el Ayuntamiento ni la ciudad hay espacio para la intolerancia.

¿Cuál es su proyecto para Madrid Central?

Demos tiempo al tiempo. Dejemos que Madrid Central fluya y propongo que hagamos un estudio riguroso en no más de seis meses para averiguar qué aspectos hay que mejorar de Madrid Central y mejorarlos, como por ejemplo los horarios de carga y descarga de los comercios o la incidencia en los espectáculos culturales vespertinos. Si realmente tiene efectos en la reducción de la contaminación, pero no solo en la almendra central, y en la movilidad de Madrid, no descarto ampliarlo a otras zonas. Madrid Central es una buena medida mejorable.

¿Y con los semáforos de la A-5?

Hay heridas en Madrid que hay que sanar y una de ellas es la de la entrada de miles de coches diarios a pocos metros de las viviendas del Paseo de Extremadura. Los semáforos y los radares parece que han reducido el impacto sonoro y de contaminación directa en las casas aledañas, tal y como me han expresado directamente los vecinos. Pero ciertamente es una solución escasa, un vendaje provisional para esa herida que mencionaba un poco antes.

La solución pasa, en mi opinión, por el acuerdo: que en el marco de la Operación Campamento, se sienten las tres administraciones y logren una solución para Madrid y para quienes entran diariamente en la capital, solución que parece obligatorio que pase por el refuerzo del transporte público, por la construcción de un carril de alta ocupación y por aparcamientos disuasorios.

¿Volverá Madrid a los Juegos Olímpicos si usted es alcalde?

Para mí Madrid volverá a ser Olímpica cuando los barrios tengan las instalaciones deportivas y los programas de fomento del deporte suficientes para que los niños y niñas puedan ser nuestros deportistas del futuro. Esa sería una medalla de oro para la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *