Fotografía de Essi Orpana

Fotografía destacada realizada por Essi Orpana.

El próximo 1 de diciembre se conmemora el día mundial de la lucha contra el VIH/SIDA. Por ese motivo desde Código Público hemos preparado un especial bajo el nombre ‘inVIHsibles’ en el que pretendemos informar acerca del VIH y del SIDA, así como visibilizar el estigma al que se enfrentan las personas seropositivas.

Hoy, en el primer día de #inVIHsibles contamos con Rubén Serrano, periodista especializado en materia de cultura y LGTB+, de la que además es activista y al que podéis leer en PlayGround.

 

¿Qué es la PrEP?

La PrEP es una herramienta preventiva en cuanto a infecciones de VIH. Es una medicación que ya existe y que toman las personas seropositivas para aplacar el virus que hay en su cuerpo. El medicamento que se usa es la Truvada, la famosa pastilla azul, aunque ahora se han desarrollado los genéricos.

Está comprobado científicamente que el buen uso y adherencia de la PrEP evita en un 99% las transmisiones de VIH entre hombres homosexuales, bisexuales y mujeres trans y en un 90% a hombres y mujeres heterosexuales, tal y como han recogido los estudios Partners I y II. También están los estudios iPrex y Bangkok. Este era muy curioso porque era sobre personas que se inyectan drogas y en estos estudios se demuestra que la PrEP es efectiva y que previene del VIH.

¿Cuándo va a ser una realidad en España?

Por mis fuentes más tarde que nunca. Hace unas semanas el Congreso aprobó que se comercializase la PrEP, con lo cual quiero pensar que será una realidad factible el año que viene. Ojalá. La cuestión es cómo se implantará. Si entra por la Seguridad Social, a quién se le recetará la PrEP, si va todo el mundo a poder acceder a ella. Yo pienso que en esto último no va a ser así, se va a pautar bien. También hay que poner un precio, llegar a un acuerdo con la empresa que hace Truvadas para comercializar el genérico. Son cuestiones que no nos llegan y que fomentan la desinformación existente a causa del virus.

Precisamente respecto a esto, ¿crees que su legalización no provocaría que aumentasen algunas ITS debido a que la gente no tomaría precauciones?

Ahora mismo hay una gran aprobación de la PrEP, así como un gran rechazo dentro del colectivo LGTB a causa de pánico y que va muy ligado a la crisis del VIH. El gran discurso es que la PrEP fomentará un sexo sin condón y que habrá más ITS. Yo creo que esto es una exageración y populismo, porque venimos de una cultura en la que el sexo gay ha sido siempre sin condón, y ahí está la epidemia del SIDA. La forma que las personas gays han tenido de entender el sexo ha sido siempre un tabú. Entendimos que, al serlo, el sexo es algo más político que sexual, ya que está prohibido y que nos han vendido el profiláctico como método anti-embarazos, no nos hace falta, hace que de repente aparezca el VIH y cambia este discurso a nivel social.

Entonces, la defensa de que la PrEP hace que aumenten las ITS es una falacia porque precisamente la PrEP conlleva un chequeo regular de como está siendo la adherencia de esta a tu cuerpo y de qué infecciones han entrado en tu cuerpo. Va a haber tanto una regulación médica acerca de cómo están tus órganos respondiendo ante la PrEP, al igual que las personas que viven con VIH, como un seguimiento de gonorrea, VIH, sífilis, hepatitis, etc. Además, que forma parte de datos esenciales y de ya que la PrEP perdería el sentido.

Rubén Serrano. Fotografía de Rubén Martínez.

¿Por qué es importante no recalcar en la persona seropositiva el momento de su infección?

Yo creo que esto forma parte de una información más morbosa que útil. Aunque se haga de forma inconsciente lo que hay detrás es una pregunta que estigmatiza, porque como se te ha transmitido el virus ha sido mediante una de las formas de contagio. Si lo que se busca es de qué forma ha sido, bien sea sexo anal, fisting, el número de personas con la que te has acostado, etcétera, es una moral cristiana juzgadora que busca una culpa cuando el sexo es una actividad compartida. Si hay sexo consentido nadie tiene la responsabilidad porque es una cosa consensuada.

¿Cuál es el siguiente paso en la materia en cuanto a personas infectadas por VIH?

Es el gran reto. Nos gusta hablar mucho de respeto y tolerancia, pero tiene que haber una actitud propensa a escuchar tanto a las personas seropositivas como asociaciones que tratan al respecto. Algo muy corriente es que, si dices que tienes VIH, la cara de tu percutor cambia al completo y ves el miedo, el pánico, la confusión y lo más normal es no solo que te pregunten el cómo y cuándo te has infectado, sino si estás bien, qué va a pasar contigo ahora o si te vas a morir.

El discurso social sigue anclado en 1986. Aún pensamos que convivir con el VIH es sinónimo de muerte, e incluso ni diferenciamos entre VIH y SIDA. Vivir con VIH ahora no es lo mismo que vivir con el VIH en el 92 gracias al tratamiento. Si tienes un diagnóstico muy temprano puedes empezar la medicación en dos semanas, lo que significa que en seis meses eres indetectable, que es que el nivel de virus no está latente en tu cuerpo y por lo tanto no se puede transmitir. Este es el mensaje clave que no hay que dejar de repetir.

Tú eres periodista. ¿Cómo trata la prensa el tema? ¿Crees que hace falta más formación?

Se trata con mucha desinformación y perpetuando la serofobia de forma directa. Desde que soy consciente de este tema porque me tocó de cerca cuando viví en Londres y tuve a bastantes amigos que fueron detectados como seropositivos veo cómo el poder de la palabra es muy poderoso. Palabras como “coger”, “pillar”, “pasar” son palabras muy cotidianas que no están bien. El VIH no se contagia porque no es una condición infectocontagiosa. El contagio te hace pensar en epidemia y muerte, y ya no es así.

Lo que más me ha molestado es cuando pregunta “¿Y este cómo lo ha pillado?”, bueno, es que el VIH no se “pilla” en el mercado y pides 1kg de VIH. Desde la propia prensa lo hacemos mucho. Por ejemplo, ‘Élite’ (Netflix), que es una serie maravillosa y creo que actualmente es el mejor ejemplo de como una persona con VIH vive en la actualidad. Pude entrevistar a su creador, que sabe mucho sobre el tema, y trata acerca de que vivir con VIH no viene dado por tu clase social o tu apellido, porque puede tocar a cualquiera. Pero aunque es una serie muy buena, reitera en el contagio y alarma.

‘Pose’ (HBO) es una serie de memoria histórica que reivindica que el VIH afectó mucho a las personas negras y a las personas trans durante los 80 y ahora estamos construyendo un discurso blanco sobre el VIH y el SIDA y no somos el ombligo del mundo y está muy bien que explore esa realidad. El discurso histórico del VIH ha sido siempre un discurso del silencio y blanco.

Rubén Serrano

Aprovechando que también eres activista LGTBI queremos profundizar en otros ámbitos aparte de este. ¿Cuáles son tus referentes LGTBI?

¡Es una pregunta muy difícil que justo pregunté a un escritor en una entrevista hace poco y pensé que qué difícil sería responder a eso! Creo que me cambió mucho la imagen que tenía acerca de ser gay en España cuando empecé a descubrir quién era Pedro Zerolo. Cuando murió en 2015 empecé a investigar en su figura y me pareció muy valiente porque tenemos muchas referencias de la cultura estadounidense y al ver su figura pensé que era un poco nuestro Harvey Milk, y lamenté conocer más sobre la figura de Harvey Milk que la suya. Hizo un papel formidable a la hora de ponernos en el mapa. Y por seguir un poco con figuras políticas, Carla Antonelli es una voz esencial en nuestra identidad LGTB.

A nivel más general tengo demasiados. Admiro demasiado lo que hace Matthew Tood, que es el exeditor jefe de la revista Attitude, porque el corazón que tiene y cómo relaciona el periodismo con nuestra comunidad hace que sea inspirador. Si quiero llegar a ser algo, se parece demasiado a su figura con una implicación y una lucha muy buenas. Otro es Miquel Missé, que es una de las voces LGTB+ actuales más importantes que tenemos y gracias a su trabajo ha ayudado a empezar a deconstruir el género. También admiro mucho a David Stuart y Greg Owen que son dos defensores de la PrEP en Inglaterra.

Antes preguntaba por los siguientes pasos en cuanto al VIH, ¿Cuáles son los siguientes en la materia LGTBI?

Lo que puso de manifiesto el movimiento #MeQueer es que hace falta un cambio cultural desde la raíz. Legal y políticamente parece que estamos bien. Necesitamos una ley como es la Ley de Igualdad LGTBI que nos ampare contra la discriminación e igualdad que sufrimos tal y como ha demostrado este movimiento. Había experiencias compartidas entre hombres de 40 o 50 años que contaban experiencias de discriminación y jóvenes de 18, 19 o 21 años contando exactamente lo mismo. Hemos avanzado en la legalidad, aunque queda la ley de Igualdad LGTBI, pero a nivel social estamos estancadísimos.

Yo quiero pensar que el #MeQueer sirve para algo y no nos quejamos por placer. Están asesinado a nuestras compañeras y compañeros trans, están pegando mis amigos LGTB+ en el metro de Barcelona o en el instituto. Este cambio tiene que llegar, al igual que un cambio en la policía. Muchas de las agresiones no se denuncian, tal y como cuenta el Observatorio tanto madrileño como el de Barcelona porque nos sentimos desprotegidos.

Hablas del movimiento #MeQueer y tú fuiste la persona que introdujo este movimiento en España, ¿qué supuso para ti?

Para mí supuso todo y nada. Hay mucha gente que me pregunta que si lo hice con alguna intención. Yo no hice nada, solo lo importé aquí. Lo bonito del #MeQueer es que fue un abrazo colectivo sin intención de buscar nada, y por eso funcionó y la gente compartió sus historias. Se había abierto una red de seguridad para las personas LGTB, que hay muchas asociaciones que lo fomentan y que no acudimos porque no tenemos esa cultura de la asociación. A mí lo que me ha aportado es satisfacción a nivel de comunidad hablando sin miedo a lo que piense nuestro entorno. Creo que servirá de algo y es una buena forma de avalar esa ley LGTBI.

 

Rubén Serrano

¿Qué pasa con la ley igualdad LGTBI que el Congreso no aprueba?

Lo que sé es que hay una cierta desimplicación por ciertos partidos porque se está debatiendo punto por punto con el objetivo de que no chirríe a ningún grupo político. Se pone por delante la política de la necesidad. El texto es muy claro acerca de lo que necesitamos. No hay posible discusión al respecto. Si fuésemos un país más avanzado y nos importase mucho menos la bandera que el camino se hubiese aprobado.

 

Fotografía de cabecera de Essi Orpana.

 

Si quieres conocer más acerca de #inVIHsibles, no olvides consultar la página web del especial.

2 pensamientos sobre “Entrevistamos a Rubén Serrano, periodista y activista LGTB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *