Entrevistas por la visibilidad lésbica

Hoy, 26 de abril, es el Día de la Visibilidad Lésbica. Por ello, tenemos la necesidad de visibilizar las identidades lésbicas. Hemos escogido, para lograrlo, entrevistar a varias compañeras para preguntarles, indagar y comprender sus necesidades, realidades y vivencias. Todo esto, como lesbianas y personas que forman parte del colectivo LGTBIQ*.

Es importante estacar que, al hablar de visibilidad lésbica, la voz es y debe ser siempre de las lesbianas. Es por esto que realizamos estas entrevistas, para que quienes nos cuenten sobre esta realidad, sean ellas.

Las siglas de cada persona se han puesto al azar para preservar su anonimato.

Primera pregunta: ¿cuándo y cómo hiciste pública tu orientación?

Las respuestas de las seis entrevistadas son diversas entre sí, aunque la mayoría tienden a afirmar haberlo hecho público en los últimos años o recientemente. “Estábamos hablando y yo respondí con naturalidad diciendo que me gustaban las chicas”, nos cuenta M. Por otro lado, algunas nos narran los resultados de sus experiencias: “Esta Navidad, por miedo a la reacción de mis padres, y terminó siendo peor de lo que esperaba”, comparte L. S, por otro lado, nos explica lo siguiente: “Soy de un pueblo bastante pequeño en el que te esperas reacciones muy negativas. Pero todo fue genial”.

Como es habitual, a menudo, y en este caso, también podemos entender que las personas LGTBIQ* sigamos teniendo miedo al rechazo. El romper con esa supuesta heterosexualidad asignada e impuesta, en el caso de estas compañeras, también va repleto con una carga emocional y mucha fuerza pero, también con miedos e inseguridades.

Segunda pregunta: ¿crees que el colectivo lésbico está lo suficientemente visibilizado?

Aquí, de forma casi unánime, muchas de las personas entrevistadas se posicionan con el “no”. También tenemos el análisis que hace T: “Se ve que en los más jóvenes está mejor visto pero en los adultos no lo suficiente”.

Otras, como N, matizan: “Está visibilizado, pero hiper sexualizado”. En ese sentido, sí que podemos matizar y contextualizar que las vivencias de estas compañeras están enmarcadas en una sociedad cisheterosexista. Dicha sociedad sigue perpetuando esa cosificación e hipersexualización de lo femenino ante las necesidades de lo masculino. Así también ocurre cuando hablamos de visibilidad, ya que, como se hace mención, faltan visibilidad y referentes en ese sentido.

Tercera pregunta: ¿cómo crees que podría subsanarse esto?

En lo referente a esta pregunta, se hace mención a la necesidad de dar mayor visibilidad y protagonismo a mujeres lesbianas, como sugiere M; o naturalizarlo, como apunta T. Además, se hace hincapié en el hecho de que es necesario educar en diversidad, en la necesidad de que las instituciones creen herramientas y acciones junto al colectivo para dar esa educación y luchar contra el heteropatriarcado. Siempre siendo las lesbianas protagonistas en su lucha, como hemos mencionado al principio.

Cuarta pregunta: ¿crees que la homosexualidad femenina está peor vista que la masculina?

“Creo que es comúnmente más falsamente aceptada”, afirma S que si, aparentemente, la homosexualidad femenina está mejor vista es por la sexualización que esta recibe. Por otro lado, L comenta lo siguiente: “Pienso que no peor vista, pero sí más tomada a la ligera” y P nos comenta: “Sí que es cierto que la masculina suele producir más agresiones homófobas”.

Quinta pregunta: ¿a qué crees que se debe esto?

“A la educación machista y sexista que nos inculcan desde pequeños: que dos niños se den besos está mal visto, que dos niñas se den besos es normal; que dos amigas se de la mano es habitual, que dos amigos se den la mano, uy, ¡y qué triste!”, este pequeño análisis que hace S resume la línea general de las respuestas aquí, que se complementa con otras respuestas como las de M: “Se debe principalmente al porno y la sexualización de las mujeres por parte de los hombres” o la de N: “Somos el deseo de los hombres cis y les es más normal (o apetecible) ver a dos mujeres besarse que a dos hombres”.

Sexta pregunta: ¿has sido víctima de lesbofobia de algún tipo?

Por desgracia, todas las respuestas a esta pregunta comienzan con respuesta afirmativa. Debido a esto, y que es necesario visibilizar estas situaciones, se va a citar una parte de cada una de las respuestas. Estas son algunas de esas situaciones:

“Verme en la situación de ir por la calle con mi novia y que un hombre nos gritara guarradas e insultos, además de perseguirnos y acosarnos” – M

“Insultos sobre todo, rechazo y malas caras” – P 

“Un grupo de chavales nos persiguieron a mi novia y a mí porque íbamos de la mano y nos gritaron “en el mar deberíais estar ahogadas, bolleras”, nos siguieron más de un kilómetro, hasta que dije que había llamado a la policía (cosa que debería haber hecho de verdad) y se fueron” – S

“Lo que más he sufrido ha sido el que otras amigas que eran tus amigas o tal antes, al saber que te gustan las chicas te tengan como recelo, o no quieran que te acerques” – L 

“El (desgraciadamente) típico acoso callejero, las típicas frases de “tú eres lesbiana porque no te lo han hecho bien” o los “¿quieres un trío?”” – N

“Una supuesta amiga simplemente se apartó completamente de mí y comenzó a hablarme mal, justo cuando se lo dije” – T

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *