EUROVISIÓN

TEL AVIV 2019

¿QUÉ ES EUROVISIÓN?

La primera edición del festival se celebra en el año 1956. Se trata de una iniciativa llevada a cabo por la Unión Europea de Radiodifusión (UER o EBU por sus siglas en Inglés) para unir a una Europa divida tras las dos grandes guerras mundiales, y también de un experimento comunicativo para probar el alcance de la retransmisión en vivo por televisión.

Tras un largo periodo de preparativos Marcel Bezençon (por entonces presidente de la entidad) veía su idea materializarse: el 24 de Mayo de 1956 se celebraba la primera edición y Suiza obtenía la victoria con Lys Assia y su Refrain. No hace falta preguntarse cuánto éxito tuvo su celebración: con 63 ediciones realizadas el festival es hoy el acontecimiento no deportivo más seguido del mundo.

Te invitamos a repasar los aspectos más relevantes de su historia de la mano de Código Público. May the best song win and let the competition begin!

Se trata de la década en la que España se suma a la competición. En 1961 Conchita Bautista es la afortunada de representarnos por primera vez con su mítico Estando Contigo.

En 1968 España vence por primera vez el certamen con Massiel y su La, La, La. Eurovisión llega a nuestro país al año siguiente, empleándose como sede el majestuoso Teatro Real de Madrid y asumiendo su presentación Laura Valenzuela. Lo que nadie espera y también llega es el cuádruple empate en la primera posición del que España es partícipe gracias a Salomé y Vivo Cantando. Lenny Kuhr con De Troubadour (Holanda), Lulu con Boom Bang-a-Bang (Reino Unido) y Frida Boccara con Un Jour, un Enfant (Francia) se ven en la misma situación, obligando a la organización a proclamar a los cuatro como ganadores al no existir reglas para el desempate.

Por el festival pasan propuestas como Poupée de Cire, Poupée de Son de France Gall, Yo Soy Aquel de Raphael, Puppet on a String de Sandie Shaw o Congratulations de Cliff Richard.

Se emplea además un sistema de votación donde cada miembro del jurado dispone de 1 o 2 votos para otorgar a su propuesta favorita.

La década comienza con la primera victoria de Irlanda gracias a Dana y su All Kinds of Everything. En esa misma edición se incorporan las famosas postales, videos de presentación de los artistas que se proyectan mientras se prepara su actuación.

En 1975 se implanta el formato de votación que perdura hasta la actualidad: cada país presenta sus puntos en un ranking donde las 10 canciones más votadas reciben 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10 y 12 puntos.

Artistas como Sergio y Estíbaliz, Julio Iglesias, Betty Missiego o Mocedades tienen el honor de representarnos. Como candidaturas ganadoras destacan Save your Kisses for Me de Brotherhood of Man (Reino Unido 1976) o Waterloo de Abba (Suecia 1974). Israel vence por partida doble gracias al Abanibi de Izhar Cohen and the Alphabeta (1978) y Hallelujah de Milk and Honey (1979).

La segunda victoria de las siete que conseguiría Irlanda da inicio a la década. El afortunado es Johnny Logan con su What ́s Another Year, que en 1987 vuelve a vencer con Hold Me Now.

Países como Alemania con Nicole y Ein Bißchen Frieden en 1982 y Yugoslavia con el grupo Riva y su tema Rock Me en 1989 vencen el certamen por primera vez. Otros como Suecia y Suiza consiguen su segunda victoria, siendo la conocida Céline Dion la responsable de la de Suiza gracias a Ne Partez Pas Sans Moi.

Representando a España participan Nina con Nacida para Amar y La Década con Made in Spain (La Chica que yo Quiero) entre otros. El 0 de Remedios Amaya con ¿Quién Maneja mi Barca? también protagoniza una de nuestras participaciones.

Los Años 90 son los años de los avances eurovisivos por excelencia. En 1994 se incorporan por primera vez la pirotecnia y las videollamadas a los portavoces en las votaciones, mientras que en 1997 algunos países comienzan a apostar por la interactividad y ofrecen al público la opción de votar por sus propuestas favoritas. El televoto se implanta como sistema para todos los países a partir de 1998.

La alta demanda para participar obliga a la organización a implantar sistemas de criba, destacando una valoración previa de cada candidatura por parte de los jurados profesionales o un sistema basado en la media de puntos obtenida por cada país en las

cinco ediciones anteriores. Además en 1999 desaparecen la orquesta y la obligación de cantar en el idioma oficial del país al que se representa.

Irlanda protagoniza este periodo gracias a sus cuatro victorias, tres de ellas consecutivas de 1992 a 1994. También destacan la victoria del grupo Katrina and The Waves con Love Shine a Light por Reino Unido en 1997 o la de Dana International con Diva por Israel en 1998, siendo esta la primera persona transexual que participa en el festival.

Nuestro país presenta candidaturas como Bandido de Azúcar Moreno, Vuelve Conmigo de Anabel Conde (obteniendo la segunda posición) o Bailar Pegados de Sergio Dalma. La edición de Dalma está marcada por el empate entre Francia y Suecia en primera posición, que en este caso es resuelto a favor del país nórdico.

Con el cambio de siglo el festival pasa a ofrecer al mundo una imagen de progreso y modernidad: comienza a celebrarse en grandes estadios, incorpora las tecnologías más avanzadas al espectáculo e incluso comienza a utilizar un slogan y una temática en cada edición desde 2002.

En el año 2000 se crea el grupo denominado Big Four (actualmente Big Five) integrado por España, Alemania, Francia y Reino Unido, que al ser los países que mayor aportación económica realizan para organizar el festival ganan el privilegio de pasar directos a la final de forma permanente.

En 2004 se incorpora una semifinal donde participan los países que no forman el Big Four ni están en el top 10 de la anterior edición, y en 2008 se elimina el sistema del top 10, comenzando a celebrarse dos semifinales. Tras diversas pruebas con el formato de valoración de las candidaturas en 2010 se implanta el sistema mixto de jurado y televoto, teniendo cada votación el 50 % de peso en los resultados de las galas.

Países como Turquía con Sertab Erener y Everyway that I Can, Rusia con Believe de Dima Bilan y Grecia con My Number One de Helena Paparizou ganan por primera vez. Noruega consigue su tercera victoria gracias a Fairytale de Alexander Rybak y Kate Ryan representa a Bélgica en el año 2006, quedándose en semifinales contra todo pronóstico.

España vive su época de esplendor de 2001 a 2004, entrando siempre entre los 10 primeros puestos gracias a David Civera y Dile que la Quiero, Rosa López y Europe ́s Living a Celebration, Beth y Dime y Ramón y Para Llenarme de ti. La edición de Rosa marca un récord histórico de audiencia (80, 4 % de share) gracias al fenómeno de

Operación Triunfo. Rodolfo Chikilicuatre, Soraya Arnelas o Daniel Diges también nos representan en años posteriores.

La primera victoria de Azerbaiyán marca el inicio del periodo. El festival comienza a transformarse en un escaparate para la reivindicación gracias a propuestas como la de la austriaca Conchita Wrust (vencedora en 2014 con Rise Like a Phoenix), el sueco Måns Zelmerlöw (ganador en 2015 con Heroes), la ucraniana Jamala (campeona de 2016 con 1944) y el portugués Salvador Sobral con Amar Pelos Dois, que otorga la primera victoria a su país.

En 2015 el festival celebra su sexagésimo aniversario, y gana el Record Guinness a la Competición Musical más Longeva del Mundo. Ese mismo año se produce el debut de Australia como país invitado, declarándose fija su participación con posterioridad.

Se trata de una década de cambios y ampliaciones: Eurovisión comienza a emitirse en Estados Unidos y China y modifica su sistema de votación en 2016, presentándose por separado los resultados del jurado y del televoto para generar mayor expectación.

Representándonos pasan artistas como Ruth Lorenzo, Pastora Soler, Edurne y Amaia y Alfred.

DOCUMENTACIÓN | GABRIEL CABAÑAS