Irma y la catástrofe que ha dejado su paso

     Durante las últimas semanas, Norte y Centroamérica están sufriendo uno de los mayores desastres naturales de su historia. Si hace una semana se hablaba de los estragos que ha producido el huracán Harvey en el estado de Texas en Estados Unidos, en esta ocasión es Irma, degradada ya a tormenta tropical. La debacle llevada a cabo ha sido de tal magnitud que ya se comienza a confirmar que es la peor desde hace un siglo.

Irma, nacido cerca de las costas africanas de Cabo Verde, ha ido creciendo en potencia hasta alcanzar su punto máximo de rachas de viento de 295 kilómetros por hora durante más de un día entero. A continuación, un repaso de todos los daños causados tanto en Estados Unidos como en el resto de países del Caribe, algunos llegando a terminar sumidos en el caos.

En Estados Unidos, el estado de Florida se está viendo completamente asolado: Más de cinco  millones y medio de viviendas sin luz, al menos cuatro muertos e incontables daños materiales. Tal ha sido la cantidad de superficie arrasada por el huracán que, ante la gran cantidad de destrozos que había provocado en el Caribe, el gobernador del estado, Rick Scott, había dado la orden de evacuar a más de seis millones de personas (el 35% del total de población del estado de Florida) con el fin de minimizar todo lo posible los daños humanos que pudieran provocarse.

Un claro ejemplo de lo que puede llegar a suceder en esta país es el caso del pueblo de Naples, una pequeña localidad costera del Sur de Florida, la cual se ha encontrado durante los últimos días dentro del ojo del huracán: La tormenta tropical podría hacer aumentar tanto el nivel del agua pueda sumergir a la ciudad entera, arrastrando todo lo que se encuentre a su paso, incluyendo todas las casas debido a una crecida de más de cinco metros.

En Cuba, el temporal ha creado olas de más de 11 metros de altura y rachas de viento de 195 kilómetros por hora. En la capital, La Habana, 10.000 personas fueran evacuadas y los principales hoteles y recintos turísticos fueran desalojados. Incluso a pesar de las medidas tomadas por el gobierno de la isla, la cifra de muertos asciende a más de 25 y la de desplazados en todo el país roza los dos millones.

Dentro de las Antillas menores y los países del Caribe, donde tocó el huracán por primera vez, los daños han sido extremadamente graves en países como Antigua y Barbuda y el protectorado franco-holandés de San Martin.

En Antigua y Barbuda, el país más afectado por Irma, el 90% de las infraestructuras del país han sido destruidas, al igual que el mismo porcentaje en cuanto a número de viviendas. Un 60% han sido completamente destruidas mientras que el 30% restante están inundados, las propias autoridades del país han reconocido que la isla de Barbuda está casi completamente sumergida bajo el agua.  En total los daños sobrepasan los 83 millones de euros.

En San Martin, el 70% de las viviendas han sido destruidas, mientras que casi la totalidad de la isla, con aproximadamente 75000 habitantes, no tiene ni agua potable ni acceso a electricidad además de estar casi completamente incomunicados.

Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos. Interesado por la política y seguridad internacional, además de en conflictos bélicos.

Deja un comentario