Ángel Alonso (CSQP): “la asamblea fue un maravilloso intento que no ha arreglado nada”

Continuamos la ronda de entrevistas, y en este caso lo hacemos con Ángel Alonso, simpatizante de Catalunya Sí Que Es Pot. El partido, aunque se ha encontrado dividido en ocasiones puntuales, aboga por un referéndum pactado con el Estado.

¿Habrá referéndum el domingo?

Esa es una cuestión que parece que ni tan solo el Govern tiene clara. Junqueras dijo tras el encuentro de urnas y papeletas que el referéndum había quedado tocado. Más tarde dijo que habría referéndum, aunque no como quisieran. No acabo de entender exactamente a lo que se refiere. Puede ser que haya urnas, puede ser que haya votantes, pero resulta evidente que un referéndum como tal, con todas las garantías posibles no parece que se vaya a producir, y sería necesario trabajar en que se produzca lo antes posible.

El domingo se emitió una entrevista de Carles Puigdemont, no se si pudiste verla. En ella estaba muy seguro de que habría un referéndum con garantías, y que cuyo resultado sería vinculante.

La posición soberanista es clara: habrá referéndum y el resultado es vinculante. Pero, ¿cuáles son las garantías? ¿Cuál es el mínimo de participación? ¿Cuál es el mínimo de “sí” que tiene que haber para darle validez? Todas estas preguntas a día de hoy siguen sin respuesta, lo que llevará a que el día 2 haya una interpretación del lado soberanista y otra del lado unionista. Ni tan solo en el lado de la independencia hay consenso en cuáles deben ser los resultados. Artur Mas dijo que debería haber una participación mayor que en el 9N; Puigdemont dijo que esa propuesta es debatible. Entonces, volvemos a la primera pregunta: ¿qué garantías presenta un referéndum en el que ni tan solo hay una posición común en los organizadores?

Realmente, quien lo organiza es la Generalitat, no Artur Mas.

Sí, pero es innegable que Artur Mas es una pieza clave en el soberanismo catalán y de gran influencia dentro de Convergencia, organizadora del referéndum. Así que insisto, no se puede hablar de un referéndum con garantías cuando no se establecen los parámetros con los que se pueda valorar el resultado. Y si queremos, pongamos como objetivo repetir un 9N, que parece ser como opinó Puigdemont en Salvados, que sería un resultado en el que se podría aceptar la validez del referéndum. ¿Un 40% de la población es representativo? Se recurre continuamente como ejemplos al Québec o Escocia, donde la participación no bajó del 80%. Así que no parece que lo que vaya a suceder el domingo vaya a tener la validez que se propaga des del lado independentista

¿Te gustaría votar en un referéndum legal?

Por supuesto. Un referéndum acordado en el que haya campaña tanto por el sí como por el no (y no por la abstención como se propaga desde C’s, PP o PSOE, ahora mismo) es lo que debe haber para que el pueblo catalán exprese su opinión y se inicie un diálogo que resuelva la situación entre Cataluña y España

Hemos podido escuchar de diferentes políticos que vivimos en un momento de crisis democrática, ¿estás de acuerdo?

Hechos como las detenciones a diferentes cargos públicos, registros en imprentas o llamamientos a declarar a alcaldes en Cataluña muestran que existe un grave problema que debe resolverse. Aventurarse a hablar de una profunda crisis democrática me parece un tanto hiperbólico, pero sí que cabe revisar ciertas actuaciones políticas en las que nos movemos

¿Qué crees que ocurrirá si finalmente la Guardia Civil detiene a Carles Puigdemont? Porque es una posibilidad que no se descarta.

El fiscal Maza ha dicho que no le parece “oportuno” pedir su detención, aunque como apuntas no se descarta. Sería un grave error que convertiría a Carles Puigdemont en un mártir político y que llenaría todas las calles de Cataluña pidiendo su libertad y, muchos que presentaban dudas sobre la independencia, también clamarían por ella. Pero independientemente de mártires o no, que nos planteemos que un President electo de la Generalitat pueda ser detenido por la convocatoria del referéndum recuerda tiempos pasados demasiado oscuros.

Pero es un referéndum declarado por los Tribunales ilegal. Cuando alguien incumple la ley, es detenido, ¿no?

Entonces, ¿tenemos que detener a un president de la Generalitat que ha convocado a un reférendum? Si estamos en ese punto, la pregunta contestada antes sobre la crisis democrática tendría una respuesta muy diferente. Y ya que nos planteamos detenciones, habría que revisar las detenciones ejercidas a los cargos públicos por parte de un juez que muchos juristas creen que no tenía las competencias suficientes como para solicitarlas. Vivimos en una época en el que hay demasiado debate jurídico y muy poco político

Ayer conocimos que el Tribunal de Cuentas le pide a Artur Mas y otros cargos una fianza de 5,5 millones de euros por los gastos del 9N. ¿Qué te parece esa decisión?

Un hecho que aún parece que va a tener un largo camino judicial que ya veremos cómo finaliza. Aunque me sorprende lo rápido que se encuentra un dinero destinado a la consulta del 9N o la rapidez con la que se han intervenido las cuentas para evitar el 1O y lo difícil que es encontrar los millones de Euros perdidos en corruptelas y rescates bancarios. Curioso cuanto menos.

Me gustaría preguntarte sobre la asamblea de parlamentarios y alcaldes organizada por Podemos sobre Cataluña. ¿Qué te pareció la convocatoria?

Un maravilloso intento de acercar posturas que no ha arreglado nada. La postura de Podemos, IU, Compromís ERC, Pdecat o PNV ha sido bastante clara siempre. Estoy muy contento de que se organicen asambleas de diálogo, pero en este no pueden faltar fuerzas como el PP, PSOE o C’s. Se ofreció y se rechazó por parte de estos, pero hay que insistir una y otra vez. Lo mínimo a lo que debemos aspirar los partidarios del referéndum es que el partido socialista se sume en bloque a a favor y no solo en voces como la de Pérez Tapias.

ERC finalmente se descolgó del texto conjunto porque creen que este debate llega demasiado tarde.

Lo considero un error por su parte. Puedo entenderlo, pero creer que el 1O va a haber un referéndum y el 2 o 3 se declarará la independencia de Cataluña en el Parlament y el conflicto catalán-español se finalizará es una visión demasiado optimista. Ahora es cuanto más diálogo y más acercamientos de posturas se deben buscar porque la tensión política no acabará ni el 1, ni el 2, ni el 3 de octubre.

A modo de conclusión y de autocrítica, me gustaría que me dijeras una cosa que ha hecho bien Podemos/CSQP, y una cosa que haya hecho mal. 

CSQP siempre se ha mostrado abierta al diálogo y se ha buscado por todas las formas posibles un referéndum pactado, y esa es una seña de identidad que debemos mantener siempre. Ahora bien, necesitamos acabar con la ambigüedad de la confluencia. Martínez Castells decía en una entrevista a Elcrític que es increíble que haya sobrevivido dos años. En un tema como el catalán debemos mostrar una claridad que como se vio en el Parlament en la tensión entre Coscubiela y Dante con Nuet como intermediario no hay.

Titulado en Integración Social y estudiante de Educación Social por la Universidad Complutense de Madrid. Ha dirigido desde sus inicios y durante tres años Más Veinticuatro. Ha dirigido Código Público durante 10 meses y en la actualidad coordina varias secciones y el área de Comunicación.

Deja un comentario