5 planes perfectos para esta Navidad

Una de las festividades más importantes dentro de nuestra tradición cristiana es la Navidad dado que se conmemora el nacimiento de nuestro salvador. Hasta hace unas décadas, semejante acontecimiento se celebraba con una comida especial –  con producto más exclusivo no acostumbrado a comer en otra época del año –, regalos y una sesión de misa. El desarrollo de la tecnología y de las comunicaciones ha desvirtuado esta celebración: ¿para qué esperar a Navidad cuando puedo comprar lo que quiera cuando quiera en Internet? ¿Por qué solo comer marisco en Navidad cuando lo puedo encontrar en otra época a mitad de precio? Sin embargo, el espíritu navideño no ha desaparecido. Por ello, vamos a elaborar una lista de cosas para hacer estas Navidades.

1. VISITA EL CENTRO DE LA CIUDAD

La Navidad se solapa con el solsticio de invierno: los días más cortos del año en el hemisferio norte. De 24 horas que tiene el día, solo en 9 tenemos luz natural. Los ayuntamientos, conscientes del déficit de luz natural y de sus devastadores efectos sobre el ser humano, aprovechan la navidad para llenar la ciudad de bombillas. Desde la sobria elegancia de Zaragoza, o los clásicos iluminados de la Gran Vía madrileña o del Paseo de Gracia hasta la flipada de Vigo, no hay excusa para no bajar al centro de la ciudad en la que resides y empaparte del espíritu navideño que se respira en cada esquina del mercado navideño instalado en la plaza peatonal más grande del municipio.

 

2. IR AL CENTRO COMERCIAL

Los promotores de los centros comerciales conocen el efecto llamada de la decoración navideña como  reclamo publicitario. De esta manera, también ellos se apuntan a incorporar motivos especiales navideños. Dado que son lugares que ya cuentan con mucha iluminación, esa decoración extra se suele sintetizar en un árbol grande de plástico con regalos debajo, tres tíos disfrazados de Reyes Magos aguantando estoicamente niño tras niños y extrañas bolas colgadas del techo. Aunque a priori no parezca interesante, el mero esfuerzo del promotor merece una recompensa, aunque sea mínima. Así, se original y aprovecha estas navidades para darte una vuelta por el centro comercial de moda en tu ciudad.

 

3. MÚSICA DE NAVIDAD

Los más puristas de la Navidad aprovechan estos días para tirar de villancico. Las campanas de Belén, los peces en el río o la marimonera pueden convertir tu día en una tortura. Más, en su versión rociera. No obstante, existe tres canciones que merecen ser escuchadas una vez como mínimo en todos los días de Navidad y son las siguientes:

  • All I Want Is Christmas For You: La canción perfecta para bailar nada más empezar el día sin haberte quitado todavía tu pijama navideño de renos.
  • Last Christmas: El día es muy largo y en el mismo se pueden encontrar momentos para el subidón y el bajón. Esta canción es perfecta para acompañar el bajón y acordate de todas esas personas que una Navidad te ilusionaron para desaparecer el 7 de enero.
  • El Tamborilero: Hablar del Tamborilero es hablar de la mejor canción de Navidad en castellano y más cuando la canta el más grande, el genio, el inigualable RAPHAEL. Esta canción sirve como excusa para presentar la mejor tradición española de navidad: el especial de RAPHAEL. Estamos hablando de un artista tan grande que su telonero es el jefe de Estado que aprovecha la ocasión para dar la turra durante unos interminables quince minutos.

4. ESPECIALES DE NAVIDAD

Nuestras series favoritas también aprovechan estos días tan especiales para realizar un capitulo con la Navidad como protagonismo. Como consecuencia de la popularización de plataformas como Netflix o HBO, tenemos todos estos especiales al alcance de la mano. Los Simpsons, Friends, Aquí No Hay Quien Viva o Black Mirror son solo cuatro grandes series que cuentan con un capitulo navideño. Y nada mejor que estas fechas para disfrutar de los mismos, acurrucado en el sofá con una manta llena de renos.

 

5. VACACIONES

Si por algo son apreciadas las navidades es porque suelen tener incorporada una semana de vacaciones. Además, las altas presiones motivadas por el anticiclón de las Azores acostumbran a traer nieblas en los valles pero buen tiempo tanto en la costa como en la montaña. De esta forma, no hay excusa para aprender a esquiar, visitar esa aldea perdida del Pirineo o para escaparte a Vinaroz. No hará la temperatura suficiente para un día de playa pero tampoco tendrás que aguantar las consecuencias de la sobrepoblación del verano.

En definitiva, aprovecha estas Navidades para desconectar de la rutina e ilumina tu vida con unos de los planes especiales propuestos por tu portal de confianza, CODIGO PÚBLICO. Comparte tu Navidad con todos los lectores de Código Publico con el siguiente hashtag: #NavidadesConCodigoPublico