El fenómeno del Glamping

El fenómeno del Glamping

Lo mejor de un hotel, todas sus comodidades o su diseño ecológico en plena naturaleza. Quizás sea la primera vez que oyes la palabra glamping. Un nuevo término que ha aumentado su popularidad en los últimos años. Pero ¿qué es el glamping? ¿en que se diferencia de un camping tradicional?

Glamping, una acampada diferente

Acampar no tiene por qué ser dormir en una tienda de campaña, sufrir un ataque de mosquitos o tener que estar rellenando constantemente la cantimplora. La palabra glamping es una suma de los conceptos «glamur» y «camping». Un nuevo concepto donde se fusiona la emoción, la aventura y la conexión con la naturaleza del camping tradicional con la comodidad, el lujo y el glamur de los hoteles de 4 o 5 estrellas. 

De una forma más concreta, el glamping consiste en alojarse en habitaciones ya creadas en mitad de parajes indómitos, inaccesibles o exóticos. Desde alquilar una cabaña en la copa del árbol más alto de un bosque hasta iglúes en el desierto blanco de la Antártida

Una moda de principios del siglo XX

Aunque la popularidad del glamping ha llegado en estos últimos años, lo cierto es que su origen se dio a principios del siglo XX en algunos países de África. Los comerciantes que empezaron a ofrecer safaris de lujo debían proveer a sus clientes de lugares para dormir con cierto confort. Y todo ello, en mitad de la sabana. Fue entonces cuando los campamentos empezaron a equiparse con opciones de lujo como grandes habitaciones con camas, baños, terrazas privadas y cocina. Independientemente de la estructura que tenga el glamping, todas las habitaciones están ubicados al aire libre y son independientes unas de otras.

El glamping en la actualidad

El glamping está de moda y las celebridades más famosas ya han decidido probarlo. Desde Leonardo Di Caprio a los Rolling Stones. A nadie le apetece perderse unos días de relax al aire libre con las comodidades de un lujoso hotel.  No te asustes, existen tarifas para una considerable variedad de presupuestos. Aunque lo más habitual es encontrarse con cifras acordes a hoteles de cuatro o cinco estrellas.

Si lo que te apetece es viajar y descubrir mundo, te propongo Whitepod, un original  glamping con estancias dentro de iglús acristalados. Se encuentra en el pueblo suizo de Les Cerniers, al pie de los Alpes. Un lujo con espléndidas vistas donde disfrutar de días inolvidables y noches estrelladas.

Si prefieres empezar por nuestro país, no dudes en visitar Xixona, en Alicante.  La Finca “Les Coves” es una de las opciones más bonitas de glamping en España. Cuenta con una hermosa casa cueva con capacidad para 7 personas, con diferentes espacios y un dormitorio en altura. Toda una estancia de ensueño.

El glamping nos permite conocer las maravillas naturales que ofrece nuestro país y poder disfrutar de nuestras vacaciones de una forma diferente a la que estábamos acostumbrados. ¿A alguien le apetece ahora alejarse un poco de las aglomeraciones de playas y monumentos turísticos?