Fuente: http://www.desinquietos.com

Miles de emociones componen la atmósfera de los parques de atracciones y temáticos. Se habla mucho de los de Estados Unidos, pero los españoles no tienen nada que envidiar.

Te muestro algunas atracciones que no deberías perderte con valoraciones incluidas. ¿Te montas o guardas las mochilas?

1. «Stunt Fall» (Parque Warner, San Martín de la Vega, Madrid) 

«Stunt Fall» es una montaña rusa modelo «Giant Inverted Boomerang». Se trata de un diseño casi único, pues solo existen seis en el mundo. Está en el área «Movie World Studios» y su temática homenajea a los especialistas del Cine de Acción.

El recorrido comienza con una subida vertical de 54 metros. Posteriormente el tren la desciende, realizando un «cobra roll» y un looping y volviendo a hacer una subida vertical. Tras ella el tren hace el mismo recorrido de espaldas.

Lo más impresionante del trayecto son las bajadas verticales. La intensa sensación de vértigo que se tiene en la primera te hace descargar la adrenalina en milésimas de segundo, tanto que el resto de viaje resulta un paseo en comparación.

 

Vista general del recorrido de «Stunt Fall». Fuente: www.parquewarner.com

2. «Río Bravo» (Parque Warner)

Se trata de una atracción acuática ambientada en el Antiguo Oeste. Los visitantes recorren una mina de oro solo accesible navegando por el Río Bravo a bordo de una barca, pero no todo es tranquilidad: dos caídas de 15 y 22 metros la rompen por segundos.

Su puntos fuertes son sin duda la ambientación y la originalidad de su recorrido. Nunca me cansaré de montar en una atracción que además de mojar bien ofrece unos descensos más animados y alejados de la norma. La mejor atracción de agua del parque sin duda, por lo que aunque la espera sea larga merecerá la pena.

Segunda caída de la atracción «Río Bravo». Fuente: http://www.europeancoasterkings.com

3. «El Laberinto del Minotauro» (Terra Mítica, Benidorm, Alicante)

Terra Mítica invita al visitante a convertirse en Teseo por un día. Este tendrá que adentrarse en el  famoso laberinto para derrotar a la bestia y los seres que se encuentre por el camino, disponiendo para ello de una pistola láser.

La mayoría de parques del país tienen una atracción así, pero la de este merece mención especial. Una tematización cuidada al detalle que mantiene un continuo ambiente de intriga y tensión y la apuesta por la interacción son evidencias de ello. No obstante, se echa de menos un mayor protagonismo del animatrónico del Minotauro.

Escena interior del «Laberinto del Minotauro» de Terra Mítica. Fuente: www.terramiticapark.com

4. «TNT Tren de la Mina» (Parque de Atracciones de Madrid)

TNT es una montaña rusa familiar con un recorrido suave y relativamente tranquilo. Su punto fuerte es la opción que se oferta al viajero de realizar el recorrido con gafas de realidad virtual.

Si bien aún no he tenido la ocasión de probarla con gafas, las veces que he montado me han servido para relajarme, desconectar de las emociones fuertes y reírme un rato. Es el clásico que nunca decepciona.

6. «Star Flyer» (Parque de Atracciones de Madrid)

Podríamos describirla como unas sillas voladoras peculiares. Tan peculiares que elevarán al visitante a 80 metros de altura para ofrecerle unas de las mejores vistas de Madrid que conozco. Se trata de una atracción tranquila cuyo viaje tiene aún más encanto de noche.

Nadie puede decir que ha estado en el Parque de Atracciones de Madrid hasta que ha vivido esta experiencia en primicia. Está equipada con un sistema seguridad que adecua la velocidad de giro a la del viento y la impide funcionar si este es excesivamente fuerte, si bien su mayor problema son las amplias colas para acceder a ella.

Vídeo onride de la atracción «Star Flyer». Fuente: Canal de Youtube de CoasterForce.

7. «Red Force» (Ferrari Land, Complejo PortAventura World, Salou, Tarragona)

«Red Force» es un acelerador vertical ambientado en la Escudería Ferrari. Es el más alto y rápido de Europa, alcanzando 180 kilómetros por hora en solo 5 segundos y subiendo hasta los 112 metros de altura. El tren atraviesa un tramo de aceleración para después subir y bajar una colina vertical, entrando finalmente en el tramo de frenado.

Ningún amante de las emociones fuertes y las atracciones debe perderse la experiencia, ya que cada segundo de ella es único. Me encantaron la aceleración menos brusca que la del Furius Baco, la sensación realizando el tramo de la cima con una velocidad más suave y la caída vertical antes del frenado. Además no tuve que esperar excesivamente.

Vídeo onride de la atracción «Red Force». Fuente: Canal de Youtube de Theme Park Worldwide.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *