Tras el resacOT de la fantástica edición de Operación Triunfo, la productora Gestmusic y RTVE se están planteando preparar una nueva edición para el próximo otoño. Todos aquellos que tenemos algo de memoria, y hemos vivido OT desde el principio, sabemos que no es una buena idea, y son (somos) muchos los fans que piden la no vuelta del formato todavía. ¿Por qué?

Tal y como se dijo en la rueda de prensa posterior a la final de la edición, las expectativas estaban muy altas, y OT 2017 se enfrentaba a muchas dudas, entre ellas quién sería el presentador/a que atrapara al espectador de nuevo (cuando ya hay en televisión muchos programas de música), quién sería capaz de dirigir la academia, donde la sombra de Nina era inmensa, o quién trabajaría la interpretación con la ausencia de Àngel Llácer, entre otras. La edición se enfrentaba a comparaciones, una tras otra, con OT 1, que fue, sin duda, la edición más brillante de todo el formato.

Otra de las dudas que surgieron antes de poner en marcha OT 2017 fue si realmente era necesaria la vuelta del formato. El tiempo pesa mucho, y la trayectoria del programa es de un formato desgastado por tantas ediciones seguidas. Además, la inocencia y naturalidad de los concursantes era algo crucial para que el programa saliera adelante.

En la rueda de prensa preguntaron si podían confirmar ya la vuelta de una nueva edición de Operación Triunfo. Los responsables se limitaron a decir que tenían muchas ganas de ello, y TVE quiere renovar el formato, pero ¿es ahora buen momento?

Nada más conocerse la noticia, los fans de mayor trayectoria del formato se echaron las manos en la cabeza, porque veían venir que se cometería el mismo error de otras ocasiones: el exprimir tanto Operación Triunfo hasta su desgaste. Ahora es el momento de que los concursantes de OT 2017 disfruten del momento, conozcan a sus fans, los conciertos, y lo más importantes, inicien sus carreras musicales.

Una vuelta de OT supondría dos cosas: o eclipsar a los concursantes de OT 2017 y todo lo que nos han dado (algo que veo bastante improbable), o que se cumplan las dudas que se dieron al rescatar el programa, las comparaciones, lo que haría que el público se cansase y se despegara de la edición (la edición de OT 2011 duró 6 galas, contando la 0 y la final).

Sería muy difícil encontrar en un nuevo casting a concursantes exentos al fenómeno OT: las cámaras, el cómo funciona, qué es lo que ha gustado (y que no), en definitiva, la naturalidad no existiría o sería escasa. ¿Dónde encontraríamos a una concursante tan espontánea como Amaia? ¿O con tanta personalidad como Roi? Pensadlo.

Los fans están (estamos) pidiendo dejar descansar al menos al formato un año como poco, para que los 16 concursantes inicien sus carreras (ya sea grabando discos, componiendo, en musicales, o en lo que les apetezca), y que sus seguidores podamos estar y disfrutar con ellos. Esperemos que Gestmusic y TVE se lo piensen dos veces antes de confirmarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *