¿Por qué no está funcionando DAZN?

En más de una ocasión, hemos hablado del éxito que han tenido en España plataformas como Netflix o HBO. También hemos analizado si existía una burbuja al respecto. Sin embargo, en ningún artículo de Código Público, se ha hablado todavía de DAZN. DAZN es una plataforma bajo de demanda de deportes. Es decir, puedes ver, o bien en directo o bien en diferido, todos aquellos eventos deportivos sobre los que la plataforma tiene los derechos. Tal y como ellos se han denominado, el Netflix de los deportes.

DAZN entró en el mercado español el pasado 6 de marzo de 2019. Previamente, había sido lanzada previamente en Japón, Alemania, Suiza, Austria e Italia. Su plato fuerte fue (y sigue siendo) el Campeonato del Mundo de Motociclismo. Estos derechos fueron adquiridos por 50 millones de euros por temporada. Junto a ello, a partir de esta temporada la Premier League. Además, emiten otras competiciones como las Superbikes, la Coppa Italia, la MLS, el WRC o la UFC, el mayor campeonato de artes marciales del mes Hasta este mes, el precio a desembolsar para tener acceso a estos contenidos era 4,99 euros. Desde hoy, el precio es 9,99 euros.

El aumento del precio se debe a que las cosas no están yendo como DAZN pensaba. A pesar del desembolso de 50 millones por las motos, el número de clientes es de 120.000 euros lo que se traduce en unos ingresos de 600.000 euros, aproximadamente. Como resulta evidente, no salen las cuentas. Además, Movistar +, poseedora de los derechos de casi todos los eventos deportivos y gran competidora de la plataforma, no ha querido compartir los derechos ni de La Liga ni de la Champions League con DAZN, sino que ha preferido hacerlo con Mediaset que ha creado su propia plataforma Mitele Premium.

El fallo que ha cometido DAZN ha sido lanzarse al mercado de la emisión deportiva bajo previo pago sin tener los derechos del futbol español ni de la Champions. Como ya hablamos en una ocasión, el único deporte que es capaz de arrastrar un número considerable de aficionados. El resto de deportes no cuentan con una masa suficiente por lo que, individualmente, son totalmente deficitarios. A pesar de poder lograr interesantes audiencias en su emisión en abierto, lo cierto es que pocos aficionados están dispuestos a pagar por él. De hecho, solo 120.000 personas están dispuestas a pagar por ver las motos a pesar de que la audiencia media en su emisión en abierto era de 3 millones de personas, con picos de hasta 5. Y eso que los pilotos españoles están arrasando.

Pero aun teniendo el derecho de La Liga y de la Champions League, el precio a pagar por dichos derechos es tan alto que dudo de su rentabilidad. Como hemos comentado, Mediaset los va a ofrecer por 35 euros. Por ese precio, puedes contratar al mes Netflix, HBO y Amazon Prime. En otras palabras, la inversión es irrecuperable. Solo Movistar + puede hacer frente a la misma por el gran número de clientes con los que cuenta. De hecho, en vez de aumentar los precios en el paquete fútbol, Movistar está aumentado el precio de todos los paquetes. En resumen, el fútbol es pagado por todos los clientes. Incluido los abuelos de los pueblos que solo tienen una línea de teléfono.

Por último, a diferencia de las series, el ámbito geográfico de los deportes está limitado. La comercialización nacional e individualizada imposibilita las economías de escala. Mientras que Netflix, por ejemplo, puede vender sus series en todos los países, los derechos deportivos están limitados, y, por tanto, el número de espectadores potenciales es menor. Y, además, en términos relativos, producir una serie de televisión es más barato que adquirir unos derechos deportivos. Se estima que producir un capítulo de Stranger Things cuesta unos 8 millones de dólares. La tercera temporada tiene 8 episodios con lo que el total es de 64 millones dólares. En otras palabras, producir una serie a nivel mundial para Netflix solo es un 30% más caro que adquirir los derechos de las motos en España. Claras diferencias.

En resumen, la idea de DAZN es muy interesante en la medida en que no te obliga a contratar otros servicios para ver un evento deportivo pero el precio de los derechos deportivos es tan alto que dudo mucho que funciona a medio o largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *